1º de Mayo – OIT considera extremadamente alarmante la situación del desempleo

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Natasha Pitts
Periodista de Adital
Adital
Adital

Este lunes (30), víspera del Día Internacional del Trabajador –1º de Mayo - la Organización Internacional del Trabajo (OIT) difundió el Informe sobre el Trabajo en el Mundo 2012: Mejores empleos para una mejor economía. El documento hace un análisis de la situación del empleo en el mundo y señala que ésta se está deteriorando sin indicios de que mejorará en el corto plazo.

 

Desde el año pasado, los mercados laborales vienen siendo afectados por la desaceleración del crecimiento mundial. A esto se suma el hecho de que estos mercados todavía no estaban totalmente recuperados de la crisis económica que comenzó en 2008. El resultado es que hoy faltan 50 millones de empleos en el mundo en comparación con la situación que había antes de la crisis económica mundial de cuatro años atrás.

 

"Es poco probable que durante los próximos dos años la economía mundial crezca a un ritmo suficiente para reducir el actual déficit de empleo, y ofrecer trabajo a más de 80 millones de personas que se calcula entrarán en el mercado laboral durante este período”, se evalúa en el informe de la OIT.

 

Incluso con el crecimiento económico presentado por algunas regiones, la situación puede ser definida como extremadamente alarmante. La OIT alerta que está surgiendo una nueva y más intensa fase de crisis mundial del empleo. Esto se debe a una suma de factores. El primero es la combinación entre austeridad fiscal y drásticas reformas laborales, plan adoptado por gobiernos con economías avanzadas.

 

"La excesiva importancia que muchos países de la eurozona le están dando a la austeridad fiscal está profundizando la crisis del empleo y podría incluso conducir a otra recesión en Europa”, explicó Raymond Torres, director del Instituto Internacional de Estudios del Trabajo y uno de los autores del informe.

 

Otro factor es la pérdida de competencia y desmoralización de las personas que buscan trabajo en países con economías avanzadas. La OIT también aclara que las pequeñas empresas están teniendo dificultades para acceder al crédito, situación que imposibilita la creación de nuevos puestos de trabajo. De esta manera, en los países que adoptaron este plan, en especial los países de Europa, no se vislumbra una recuperación del empleo antes de 2016.

 

El informe también agrega que la crisis mundial del empleo se refuerza mediante la creación de empleos precarios. En 26 de las 50 economías investigadas, las llamadas ‘formas no convencionales de empleo’ se incrementaron en los últimos años.

 

"Sin embargo, algunos países han logrado generar empleos y al mismo tiempo mejorar la calidad del trabajo, o al menos uno de sus aspectos. Por ejemplo, en Brasil, Indonesia y Uruguay las tasas de empleo han aumentado y la incidencia de trabajo informal ha disminuido. Esto se debe a la introducción de políticas sociales y laborales adecuadas”, se explica en el informe.

 

Otro factor que contribuye a la crisis del empleo mundial es la degradación del clima social y el consecuente aumento de las tensiones. En el Índice de Tensión Social presentado en el informe, en 57 de 106 países analizados el riesgo de tensión social creció en 2011 en comparación con 2010. Las regiones con mayor incremento fueron África Sub-sahariana, Medio Oriente y África del Norte.

 

Además de la crisis del empleo, estas medidas provocan consecuencias como el aumento de la tasa de pobreza en la mitad de las economías desarrolladas y en un tercio de las economías en desarrollo, y el crecimiento de la desigualdad en la mitad de los países desarrollados y en un cuarto de los países en desarrollo.

 

El desempleo juvenil también aumentó un 80% en los países desarrollados y dos tercios en las economías en desarrollo. En 26 de los 40 países de los cuales hay datos fue posible constatar que la cantidad de trabajadores amparados por acuerdos colectivos de trabajo disminuyó entre 2000 y 2009.

 

Para combatir este deterioro cada vez más serio del empleo y sus graves consecuencias, la OIT propone la adopción de una combinación de políticas favorables a la creación de empleo, basada en impuestos y en el aumento de inversiones públicas y beneficios sociales. De esta forma, al menos en las economías avanzadas sería viable la creación de cerca de dos millones de puestos de trabajo.

 

Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com

Etiquetado en Internacional

Comentar este post