10.000 Tuaregs se unen a las fuerzas de la Jamahiriya libia

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

“Crear uno, dos, tres Vietnam es la consigna".
Che.

***

 

x Hassan Alliby    En Trípoli los combates no cesan. Son constantes entre las milicias locales (los vecinos de la capital) y los "rebeldes" OTANistas y mercenarios de Al-Qaeda

Septiembre 23.-

Los aviones de la OTAN han seguido con sus bombardeos en Sirte, Sabha, Bani Walid. Pero las tres ciudades mantienen sus defensas firmes en combate contra los carros blindados de las fuerzas OTANistas. Los combates siguen.

Unidades de la OTAN, del ejército de Qatar y de Al-Qaeda usan artillería pesada ya que se han integrado nuevas unidades de artillería. La ciudad de Bani Walid ha abierto otro frente de combate contra los agresores que estaban concentrados a las afueras de esa ciudad, que está protegida por las fuerzas nacionales de la Gran Jamahiriya.

Una fuente reporta que uno de los jefes rebeldes, Ibrahim Halbas Tauorga, quien había masacrado a gente africana solo por el color de su piel, ha muerto. “Tauorga ya no está vivo. Él fue alcanzado en Sirte por una bala que le penetró el cuello y lo paralizó”, dijo la fuente.

En Trípoli los combates no cesan. Son constantes entre las milicias locales (los habitantes de la capital) y los mercenarios de Al-Qaeda. Los renegados son atacados sin tregua desde todas partes.

Los habitantes de Benghazi llaman a los estudios del Canal Al-Rai para expresar su apoyo a Muammar Al Ghaddafi y anunciar que vuelven a unirse a la resistencia libia.

Un analista norteamericano, antiguo militar, ha dicho que la Brigada 32 bajo el comando de Khamis Al Ghaddafi está en condiciones de seguir luchando por muchos meses. Khamis Al Ghaddafi continua reagrupando y desplegando los elementos operativos para combatir los renegados en las zonas ocupadas.

El 19 de septiembre las tribus tuaregs tuvieron un congreso general compuesto por los jefes de esas tribus en Libia, Mali y Níger. Declararon que todos los tuaregs combatirán contra los renegados porque estos iniciaron una guerra contra los tuaregs libios y mataron un gran número de ellos.

Los tuaregs de Mali también han declarado que irán a la guerra contra el gobierno de Mali si este reconoce el “Consejo” de títeres en Libia o si el gobierno de Mali pone bajo arresto a personas cercanos a Muammar Al Gaddafi que se encuentran en Mali. Los tuaregs recuerdan que ellos son los amos del desierto sahariano y que “solo las personas autorizadas por los tuaregs pueden entrar al desierto... el Sahara será liberados de los islamistas” han prometido los tuaregs.

Así que los tuaregs han dado una respuesta clara a la gente de la OTAN que siguen enviando grupos de fuerzas especiales y de Al Qaeda al Sahara como fuerzas de ocupación.

Grupos saharianos ya están en camino hacia la ciudad libia de Sabha

En Bani Walid, las pérdidas de los renegados “se estiman en más de 1.000 muertos. Igual en Sirte y Sabha. Las Fuerzas Nacionales han retomado Brega con su puerto petrolero de donde está despachado el petróleo libio. También han retomado Ras Lanuf donde se ubica una importante refinería de petróleo.”

Son más de 10.000 touaregs (sin incluir los mencionados arriba) que se han unido a las fuerzas de la Jamahiriya libia y algunos de ellos han cruzado la frontera para ayudar la resistencia contra los terroristas colonialistas cruzados.

Como estaba previsto, numerosos combatientes árabes han llegado de países vecinos para unirse a sus hermanos libios y combatir a su lado contra los invasores.

La bandera verde ondea sobre los edificios en los barrios de Benghazi donde hay batallas entre los renegados. Estas luchas intestinas también han ocurrido en el campo de batalla. Los islamistas del CNT quieren la piel de Mustafa Abdul Jalil, títere de los nazis-OTANistas y jefe del mismo CNT.

Mujahedin de las tribus árabes han pasado por Egipto para unirse a las fuerzas libias en resistencia.

Los renegados siguen desorientados. No han arreglado su problema de mando. Combaten entre si a cada rato porque todos quieren ser comandantes. Al mismo tiempo, cuando se dio la orden de entrar a Bani Walid contra las fuerzas de la Jamahiriya, los renegados se rehusaron. Esto fue una gran sorpresa para sus jefes quienes les preguntaron si rehusaron debido al cansancio. Los renegados respondieron, “no por cansancio sino porque no queremos seguir haciendo correr la sangre de los libios.”

 

La Voix des Opprimés. Traducido por Tortillaconsal. Revisado por La Haine

La Haine

Etiquetado en Zona de conflictos.

Comentar este post