A 44 años de la caída en combate…. Ernesto “Che” Guevara La lucha continua

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Hoy, se cumplen 44 años de la caída en combate del compañero Comandante Ernesto “Che” Guevara. El Che, había caído herido en combate, el 8 de octubre de 1967, en la quebrada del yuro, Bolivia. Fue hecho prisionero, y guardado en una escuelita, hasta que vino la orden del presidente Boliviano Barrientos, - en consulta con la embajada yanky – de ejecutarlo, cosa que hicieron el día 9.

Hacía 11 meses, que había llegado a la selva boliviana el Che con una delegación internacionalista de combatientes, para conformar el Ejército de Liberación Nacional. La delegación base estaba compuesta por combatientes cubanos, peruanos, argentinos, y se le fueron sumando bolivianos.

Mas allá de todo el legado teórico y práctico que nos dejó el Che, es importante resaltar algunos elementos. Mucho se ha dicho y escrito sobre el Che. Mucho se ha ido descubriendo. Y pensamos que mucho queda por descubrir. No solo por algunas incógnitas que rodean su impresionante personalidad, sino, porque aún existen con vida compañeros que estuvieron junto al Che hasta las últimas horas de su vida, que todavía tienen mucho para aportar, y además, como lógica de los análisis que cada uno va realizando surgen distintas visiones sobre esos aportes.

Para nosotros, homenajear al Che el 14 de junio, fecha de su nacimiento, como el 8 de octubre fecha de su caída en combate, es similar a las propagandas que se hacen cuando el día de la madre. “todos los días son el día de las madres”, o como dice la canción de Mauricio Ubal, respecto al 1º de mayo, ¿y los otros días de quién son?. Es esto, al Che lo homenajeamos y recordamos todos los días, ¿Cómo?, intentando aplicar una conducta que es la continuación, y es lo que el Che encomendó a las generaciones venideras. A este respecto el Che nos decía: “ en cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo, y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria”.

Es obvio y evidente, pero es bueno aclararlo, que rescatamos los contenidos, pero, somos conscientes que estas elaboraciones corresponden a un tiempo y un espacio diferente. Así como nuestra cortina, (en el programa radial que emitimos los domingos a las 10 horas) de Ismael Serrano dice “el fusil que nadie mas se atrevió a empuñar”, nosotros decimos, que en cada tiempo, etapa histórica, debemos aplicar esos contenidos, porque como marxistas, debemos saber que todo está en permanente cambio, movimiento y desarrollo. Es por ello, que no se puede trasladar mecánicamente los conceptos del Che, debemos estudiarlos, analizarlos, y saber aplicarlos en nuestro tiempo y en nuestro espacio.

Y si bien, muchos “fusiles” se levantaron en el mundo luego de la caída del Che, es bueno saber también que se cometieron errores al trasladar mecánicamente esos conceptos. Pero, al decir de Marx en el manifiesto comunista en 1948, “los revolucionarios no debemos ocultar nuestros propósitos, sepa la burguesía que será expropiada violentamente por el proletariado”.

Hoy, millones de hombres y mujeres explotados en todo el mundo, “levantan el fusil que dejó el Che”, pero de otra forma. Hasta en el mismo corazón del imperialismo norteamericano con las grandes movilizaciones contra wall street, donde han sido detenidos mas 800 manifestantes, y donde hasta Obama reconoce que ese movimiento de indignados está legitimado por la brutal expropiación que han recibido los sectores populares.

Esa correntada de disconformidad a nivel planetario, ese estado de movilización casi permanente en todo el mundo, ese cuestionamiento universal al sistema capitalista, no es otra cosa que lo que pronosticó el Che hace casi 50 años. Es por ello la vigencia del pensamiento guevarista. Pensamiento, no accionar, ya que las acciones, las estructuras organizativas, los objetivos, que el Che planteaba, están aún, en por elaborarse, en la agenda de los explotados. Las previsiones del Che se cumplieron en su enorme mayoría. Lo que está faltando es la adecuación a la elaboración teórica y nuevas prácticas, que recojan aquellos contenidos y previsiones.

El Che en 21 años, logró hacer lo que muchos pueblos tardan 50 y hasta 100 años en hacer. El pensamiento agudo, profundo, del Che, era el reflejo de su dedicación al estudio, el análisis crítico, la propuesta, la elaboración. Y fundamentalmente, poner el concepto Marxista de que “ la práctica es el criterio supremo de la verdad”. Y el Che logró todo eso. Estudiar, elaborar, y poner en práctica, para saber cuanto de acierto y cuanto de error, había en la teoría.

Su corta vida, fue larguísima, enormemente larga. Tan larga, que a 44 años de caída en combate, aún sigue siendo un referente ineludible de cualquier individuo que se precie de revolucionario. Aún, este concepto, es una mochila pesadísima para miles de revolucionarios, porque el Che nos decía “ este tipo de lucha nos da la oportunidad de convertirnos en revolucionarios, el escalón mas alto de la especie humana, pero también nos permite graduarnos como hombres, los que no puedan alcanzar ninguno de estos dos estadios deben decirlo y dejar la lucha”. Casi nada de compromiso.

Las elaboraciones teóricas que nos dejó, las puso en práctica. Las pensó, las escribió y las realizó. Con una profunda convicción. Firmeza ejemplarizante. Pero tampoco podemos caer en el fetichismo de que fue un individuo que estuvo solo, por encima de estructuras, por encima de los pueblos. No, de ninguna manera. Eso es una concepción burguesa que debemos barrer. El Che tiene un peso individual como lo han tenido miles de personas a lo largo de la historia de la humanidad. Pero, al igual, que otros tantos individuos, con otras ideas o concepciones revolucionarias, fueron producto de un tiempo histórico y un espacio físico o geográfico. De una coyuntura particular. Y esto es lo mas importante, el Che no pudo haber sido nunca quién fue, si no hubiera habido miles y miles de explotados que acompañaran, enseñaran, mostraran errores, corrigieran. Es un producto social, que se destacó como individuo por una capacidad diferente, superior, pero fue sujeto de partido y de masas. Estuvo siempre ad referéndum de las organizaciones, estructuras y las masas. No fue “rambo”, ni “rocky”, que peleó solo contra todos. Fue un individuo estrechamente ligado a los pueblos y sus organizaciones. Fue un empedernido impulsor de colectivos. Fue un jefe que supo plasmar en los hechos las directivas del pueblo y sus organizaciones. Fue disciplinado, respetuoso, planificador, y sobresalió porque siempre entendió a la vanguardia como el instrumento que debía ponerse al frente, en la primera línea de fuego. Con el riesgo de haber caído mucho antes en las decenas de batallas que libró. Predicaba con el ejemplo, el primero en el sacrificio, en el esfuerzo. Siempre pegadito al pueblo.

Innumerables propuestas teóricas que discutió, convenció y puso en práctica. El humanismo, el hombre nuevo, el internacionalismo proletario, táctica y estrategia para América Latina, pensamiento económico, trabajo voluntario, juventud, el partido y las organizaciones de masas populares, el guerrillero, las guerrillas, la planificación, el estudio y el trabajo, el ausentismo, el papel de los intelectuales, los obreros y campesinos, la vanguardia, el cuadro, el militante, el revolucionario, la mujer, la emulación y otras tantas elaboraciones teóricas, que en sus 21 años de militancia comprometida concretó. Todas, todas estas elaboraciones antes mencionadas – mas otras como socialismo, marxismo, lucha armada, la paz, etc – las puso en práctica. Las llevó adelante, las impulsó. Siempre armando colectivos. Por ahí también anda un libro que no tuvo mucha difusión llamado “1965 el año en el que estuve en ninguna parte”, donde cuenta su experiencia en el Congo. Pero donde le permitió estudiar, pensar, analizar las causas de ese fracaso y como proyectarse.

Todo este pesadísimo legado nos dejó su corta vida. Toda esta responsabilidad. Compromiso. Donde quienes asumimos el proyecto guevarista, debemos estudiarlo a profundidad, analizarlo, elaborar nuevas teorías en los tiempos que corren y en el espacio en que estamos, siempre al calor de la lucha de clases.

Es por ello, que nuestro humilde homenaje – que intentamos hacerlo todos los días – es ese, luchar, impulsar organización, creatividad, compromiso, solidaridad, adecuando ese ideario a la realidad que vivimos. Como también nos decía el Che “para transformar la realidad hay que conocerla”.

Y no podemos, no debemos olvidar, nunca, que un día como el de hoy hace 42 años, caían en combate Salerno, Cultelli y Zabalza. Jóvenes, jovensísimos revolucionarios que levantaron el fusil del Che en el copamiento de pando. Que siguieron la gesta del Che y todos los que lo acompañaron y siguieron luego el proceso del ELN en Bolivia. Porque recordamos a Cultelli, Salerno y Zabalza, en el marco de que también los hermanos Peredo intentaron continuar la lucha del Che en Bolivia. Como los Santuchos, en Argentina, los Enríquez en Chile, y tantos y tantos otros.

Tampoco debemos soslayar y dejar de señalar, escrachar, denunciar, a los traidores de toda laya, aquí y en todo el mundo. Porque el Che, su proyecto y el de sus compañeros, fue traicionado, no solo en ese mismo período histórico, ya que también estuvo rodeado de traidores. Algunos fueron descubiertos a tiempo para poner las cosas en su lugar. Y en este ámbito, la traición se paga muy cara. Los traidores que rodearon al Che, y fueron descubiertos, les cayó todo el peso de la ley revolucionaria: la ejecución.

Hoy vemos como en el actual gobierno tenemos hombres y mujeres que se “rasgaban las vestiduras por acompañar al Che”. Hoy tenemos en el gobierno decenas de hombres y mujeres que daban la vida por el Che. Hoy tenemos en el gobierno hombres y mujeres que asumieron el compromiso dictado por el Che “en una revolución si es verdadera, se triunfa o se muere”. Y estos execrables sujetos que nos gobiernan, ni triunfaron ni murieron, mucho peor, se pasaron a las filas del enemigo con armas y bagajes. El enemigo en todo su espectro, el enemigo de clase, el capitalismo, alcahuetes del imperialismo, abandonaron toda acción internacionalista proletaria, construyeron un maridaje con las fuerzas represivas, apoyan y defienden a capa y espada la impunidad de ayer y de hoy. Se olvidaron de sus hermanos muertos en combate, o lo que es peor, les hacen un homenaje desde la trinchera enemiga. Podrían hacer como dice Viglietti “que un torturador se suicide no es lo mejor, pero algo es algo”. Traidores.

En el mismo sentido es que denunciamos el mensaje que el Che nos dejó. Tuvieron que pasar mas de 30 años para que quedara demostrado que la mayoría de las direcciones de los partidos comunistas de América Latina no estaba ni con ni para hacer la revolución. La mayoría de las direcciones de los partidos comunistas de América Latina y el mundo, traicionó al Che. Traicionó el proyecto del Che, en el mismo período histórico lo hizo Monje, secretario general del partido comunista de Bolivia, y años después vimos como en nuestro país el partido comunista traicionó toda propuesta revolucionaria. En la conferencia de la Organización Latinoamericana de Solidaridad, 1967, (OLAS). El partido comunista de Uruguay (Arismendi) y el de Chile, (Corvalán), votaron en contra de la propuesta que había realizado el Che desde la selva boliviana (es por ello que no estaba presente). El partido comunista de Uruguay engañó a los jóvenes, engañó a la clase obrera, (como lo hizo en la huelga de 1973 y los comunicados 4 y 7 de los milicos) y luego en el pacto del club naval. Traidores.

Hoy a 44 años de su caída en combate, saludamos a todos los que luchan contra el imperialismo y el capitalismo en cualquier parte del mundo. Hoy a 44 años de su caída en combate, redoblamos el compromiso de luchar por el hombre nuevo, hoy a 44 años de su caída en combate, renovamos el compromiso de luchar por convertirnos en ese escalón mas alto al que puede aspirar un ser humano, ser un revolucionario, hoy a 44 años de su caída en combate, renovamos el compromiso, el esfuerzo para luchar por la revolución y el socialismo.

Salú compañero comandante!!!

Agrupacion militantes guevaristas

AGRUPACION MILITANTES GUEVARISTAS – 8 DE OCTUBRE DE 2011

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post