A un año de las revueltas, miles de egipcios piden promesas incumplidas

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Banderas egipcias ondeando. Foto: Boston Globe

Banderas egipcias ondeando. Foto: Boston Globe

Los manifestantes exhibían carteles con una enorme diversidad de mensajes que dejaban al desnudo las divergencias sobre el significado del día.

Los Hermanos Musulmanes, que dominan el nuevo Parlamento, concurrieron a la plaza para celebrar el aniversario de la caída de Mubarak.

Sin embargo, otros grupos afirmaron que regresaban a la plaza para continuar la inacabada revuelta y pedir que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que dirige Egipto desde la caída de Mubarak, abandone el poder.

“Celebración del primer aniversario”, podía leerse en un enorme cartel, alrededor del cual varios “comités populares” organizaban la muchedumbre en la plaza.

Otro cartel rezaba “Fuera el poder militar”.

La gran pregunta, estampada en la portada del diario semanal en francés Al Ahram Hebdo, era “¿Quién se quedará con el alma de la revolución?”.

Símbolo de los desacuerdos, una banda militar tocaba himnos patrióticos, mientras unos manifestantes criticaban al poder militar.

En la ciudad de Suez (norte), unos 5.000 manifestantes coreaban: “De Suez a Tahrir, ¡abajo el mariscal!”, refiriéndose al principal dirigente egipcio Husein Tantaui, jefe del Comando Supremo de las Fuerzas Armadas.

El martes, Tantaui anunció el fin parcial de la criticada ley sobre el estado de sitio, en vigor desde el asesinato de Anuar el Sadat, en octubre de 1981, que permite restringir las libertades públicas y realizar juicios ante tribunales de excepción.

El año pasado, el Consejo Superior de las Fuerzas Armadas había ampliado su campo de aplicación para incluir, entre otras cosas, las huelgas.

Sin embargo, Tantaui anunció el fin del estado de sitio, “con excepción de los casos de lucha contra los delitos violentos”, sin precisar qué entendía exactamente por eso. El levantamiento del estado de sitio era reclamado con insistencia por los movimientos que iniciaron la revuelta el año pasado.

Además, la fecha del 25 de enero, que anteriormente era el “Día de la Policía”, pasó a ser el “Día de la Revolución” y fue convertida en festivo nacional.

Las fuerzas de seguridad informaron de que se mantenían en estado de alerta en caso de una “tentativa de sabotaje” de las celebraciones, aunque el ministro del Interior afirmó que no habría presencia policial en el lugar de las manifestaciones.

(Con información de AFP)

Cubadebate

Comentar este post