Aceite de cilantro, de cura estomacal a potente antibiótico

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El aceite esencial de cilantro no sólo sirve para hacer masajes, aliñar comidas o tratar problemas estomacales, como se viene haciendo tradicionalmente.

Un nuevo estudio publicado en el Journal of Medical Microbiology, realizado por investigadores de la Universidad de Beira Interior (Portugal) ha demostrado que, además,esta hierba tradicional en la cocina mediterránea puede luchar contra una amplia gama de bacterias dañinas para nuestro organismo.

El hallazgo abre la posibilidad de darle un doble uso médico al aceite de cilantro, orientado a hacer frente a las intoxicaciones alimentarias y también como alternativa natural a los antibióticos. Por un lado, podría aprovecharse su capacidad de prevenir las intoxicaciones alimentarias para incluirlo en alimentos, con el fin de prevenir diferentes enfermedades transmitidas por lo que comemos.

Por otra parte, también resultaría útil para tratar infecciones resistentes a los antibióticos, de acuerdo con los autores del estudio que sugieren incluirlo en medicamentos de uso clínico en forma de lociones, enjuagues bucales y pastillas para combatir infecciones bacterianas resistentes.

En concreto, se probó su eficacia contra 12 cepas de bacterias , incluyendo la Escherichia coli, Salmonella enterica, Bacillus cereus y Staphylococcus aureus resistente a meticilina (SARM), y la mayoría fueron erradicadas por las soluciones con un 1,6 por ciento de aceite de cilantro, reduciendo su crecimiento todas ellas.

El efecto antibacterial del aceite de cilantro se produce porque mata la célula bacteriana. En palabras de Fernanda Domingues, directora del estudio:

El aceite de cilantro daña la membrana que rodea la célula bacteriana e interrumpe la barrera entre la célula y su entorno. Esto inhibe los procesos vitales de la misma, incluyendo la respiración, lo que conduce finalmente a la muerte de la célula bacteriana. 

Vía | www.physorg.com

Eco cosas

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post