Al Consejo DDHH de la ONU - Por el retiro de la tropas de HAITÍ

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

http://a31.idata.over-blog.com/659x438/3/04/72/13/fuera-tropas-haiti/fuera-tropas-haiti-5203.JPG

La Coordinadora por el retiro de tropas de Haití (Uruguay) pone en público conocimiento la carta que enviamos a la Presidencia del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, con sede en Ginebra, exigiendo el retiro de tropas de Haití. Esta presidencia está hoy ocupada por una diplomática uruguaya.

Ponemos también en público conocimiento también la respuesta de este organismo. Por último, hacemos un breve comentario de esa respuesta.


Sra. Presidenta del Consejo de Derechos Humanos de la ONU 

Laura Dupuy Laserre

Nuestra COORDINADORA POR EL RETIRO DE LAS TROPAS DE HAITÍ es una organización social independiente uruguaya que trabaja en nuestro país en colaboración y concordancia con el PIT-CNT (Plenario Intersindical de Trabajadores - Convención Nacional de Trabajadores) y la FEUU (Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay), con quienes venimos reclamando desde hace seis años el retiro de las tropas que ocupan el territorio del hermano pueblo de Haití en violación del principio de autodeterminación de los pueblos, expresamente defendido por Naciones Unidas y que tan caro es a la tradición diplomática uruguaya. Más en este caso que se trata del pueblo haitiano, a quien debemos el ejemplo y el impulso para la existencia política independiente y el cambio social igualitario en nuestro continente.

Durante este tiempo hemos mantenido un diálogo franco con el Ministerio de RREE de Uruguay.

Hoy, la intervención militar de Naciones Unidas en Haití, con la participación  de gobiernos latinoamericanos que dicen estar comprometidos con los derechos humanos, atraviesa un punto crucial. Ya es claramente visible tanto el rechazo del pueblo haitiano a la intervención como los paupérrimos resultados en ayuda humanitaria efectiva -más aún comparados con los costos de la intervención militar- frente a la dramática situación del pueblo haitiano que sufre no solo las catástrofes naturales, sino además la epidemia de cólera que han traído las propias fuerzas ocupantes. No es un hecho menor que Naciones Unidas siga negando su responsabilidad en esto, pese a la confirmación reiterada por numerosas investigaciones médicas independientes. 

A nadie escapa entonces que la que la llamada MINUSTAH ha fracasado en los fines que declaró tener. Los mismos que la propulsaron hablan ahora de "retiro progresivo" pese a que -un aspecto más de su fracaso- no han sido capaces de presentar ningún plan concreto de cese.

El Estado uruguayo pretendía obtener a cambio de esta participación, el supuesto rédito de un prestigio internacional que pudiese cobrarse en prendas tales como un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad. En vez de ello se obtuvo vergüenza ante nosotros y el mundo por la aberrante conducta vejatoria y racista de los militares uruguayos hacia los habitantes del territorio que ocupan. Sin embargo, estos hechos no fueron tan asombrosos para nosotros los uruguayos, que conocemos de larga data a estas fuerzas armadas y los crímenes que cometieron en el pasado reciente, sobre los cuales el Estado uruguayo sigue aún hoy estando omiso en atender el reclamo de justicia que esa misma comunidad internacional le ha hecho repetidas veces.

Muy lamentablemente, mientras se habla de "rápida respuesta" de Uruguay frente a estos hechos vergonzosos, la realidad es exactamente la contraria. La Armada uruguaya comenzó con una investigación interna que duró 24 horas para concluir que sus contingentes eran todos inocentes. Luego los hechos se hicieron demasiado notorios como para negarlos. Entonces hoy la llamada justicia militar procesa a los implicados en la violación de un joven haitiano por cargos menores pero niega la existencia de la violación misma, y en la justicia penal ordinaria el fiscal actuante se posiciona como defensor de los acusados y acusador de la víctima a quien se pretende desacreditar aduciendo que hay de por medio una reclamación económica. Es por todos conocida la indecente motivación económica de la tropas mercenarias en Haití, tanto individualmente como institucionalmente (las onerosas y parasitarias fuerzas armadas uruguayas se sostienen por su abultado involucramiento en las llamadas misiones de paz) como también los numerosos hechos de corrupción probados por la justicia por los cuales se desvían los fondos de lo segundo a lo primero.

Pero peor aún es esta segunda violación que hoy hace el Estado uruguayo al promover el descrédito de este joven haitiano que fuera sometido a actos aberrantes. No escapará a su sensibilidad de mujer y a su experiencia de luchadora por los derechos humanos que la exposición mediática de una víctima de violación, intimidarla y culpabilizarla, es el comportamiento típico de la defensa de los violadores. Más indecente aún es este caso cuando lo hace un Estado para encubrir la violación fundante que es el acto de la ocupación militar en sí misma, y más indignante es para nosotros que esto se haga en nombre de nuestro propio país, Uruguay.

Lo que quisiéramos de Usted, de su saber y su experiencia, Señora Presidenta, es que nos indique a nosotros, un grupo de simples ciudadanos uruguayos que no se sienten representados por esta acción del gobierno uruguayo, qué camino debemos seguir para pedir una investigación independiente por parte los organismos internacionales para la defensa de los derechos humanos. Nosotros, quienes tenemos esta inquietud en Uruguay, las organizaciones sindicales y estudiantiles que trabajan con nosotros, las organizaciones de derechos humanos en Haití con las que estamos en contacto, y las organizaciones similares de todo el continente que se sumen a esta iniciativa que estamos promoviendo, aportaremos todo que podamos a esta investigación independiente.

Montevideo, 3 de octubre de 2011


COORDINADORA POR EL RETIRO DE TROPAS DE HAITÍ


Respuesta de la Presidencia del OHCHR-ONU

---------- Mensaje reenviado ----------
De: Human Rights Council Presidency 6 OHCHR <hrcpresidency6@ohchr.org>
Fecha: 4 de octubre de 2011 09:17
Asunto: Respuesta Presidencia CDH - URUGUAY-Por el retiro de la tropas de HAITÍ
Para:
CC: HRCPRESIDENCY <hrcpresidency@ohchr.org>, Laura Dupuy <lauradupuynario@yahoo.com>


Estimado ...

Acusamos recibo de su carta dirigida a la Presidenta del Consejo de Derechos Humanos(CoDH) de la ONU el pasado 3 de octubre.

En nombre de la Presidenta, deseamos informarle que el seguimiento del caso corresponde al  Departamento de Operaciones de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas (DPKO). Aun así, tanto el país concernido como el Experto Independiente sobre la situación de derechos humanos en Haití, podrían hacer referencia en distintos foros al papel de la Minustah en el respeto a los derechos humanos; incluido el CoDH, cuya próxima sesión ordinaria se realizará en marzo de 2012.

El sistema internacional de protección de derechos humanos actúa, como el sistema interamericano, en forma complementaria a los esfuerzos nacionales y en casos de investigaciones judiciales nacionales en curso, opera solo en forma subsidiaria.

Atententamente,

La Presidencia del Consejo de Derechos Humanos
hrcpresidency@ohchr.org

Nuestro comentario:


Básicamente lo que nos dice el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas es que a éste no le competen las violaciones a los derechos humanos que realicen las intervenciones armadas de Naciones Unidas, y que es el brazo armado de Naciones Unidas - "Departamento de Operaciones de mantenimiento de la paz (DPKO)" - el que se controlaría a sí mismo.

Los distintos foros de los que allí se habla comienzan por el gran foro de la opinión pública mundial que hoy está viendo no precisamente el "papel de la MINUSTAH en el respeto a los derechos humanos" sino por contrario el atropello de los mismos por ese contingente. 

Por último, la sesión ordinaria del Consejo de DDHH de Naciones Unidas prevista para marzo de 2012 es una instancia que podemos tomar todos los que luchamos por el respeto a los Derechos Humanos para demostrar que el supuesto auto-control del DPKO no es ninguna garantía sino que es una cobertura para esas violaciones, que esta situación es inaceptable y también lo es que la ONU impida que un pueblo juzgue los delitos que contra él se cometen, y que exigimos el retiro completo e inmediato de la MINUSTAH.

Nuestra Coordinadora es una más de las organizaciones y activistas en el mundo que exigen el retiro inmediato y total de las tropas de Haití, el respeto a la soberanía del pueblo haitiano, y el compromiso de todo el mundo por una verdadera ayuda humanitaria hacia ese pueblo reconociendo esa plena soberanía.

Llamamos a todos a sumarse esta lucha.

Etiquetado en Internacional

Comentar este post