Alemania vive el cuarto día consecutivo de paros en el sector público

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Empleados púbicos de varios estados federados alemanes se sumaron a la serie de paros de advertencia convocados por el sindicato Verdi durante toda esta semana con el fin de exigir mejoras salariales, huelga que se dejó notar este viernes también en la feria tecnología CeBIT de Hannover.

Alemania vive el cuarto día consecutivo de paros en el sector públicoEn la capital de Baja Sajonia, los autobuses y tranvías no abandonarán las cocheras hasta media mañana, lo que afecta a centenares de miles de usuarios habituales del transporte público de la ciudad.

Según el sindicato Verdi, además, alrededor de 20.000 visitantes de la feria, una de las más importante del mundo en materia de tecnologías y computación, sufrirán a lo largo del día las consecuencias de estos paros de advertencia en Baja Sajonia.

Por ello, la feria alertó ya la víspera de la huelga y ha organizado un servicio de autobuses, al tiempo que llamó a los automovilistas a compartir el trayecto con los visitantes hasta el recinto ferial.

Mientras, Bundesbahn, la empresa de los ferrocarriles de Alemania, puso a disposición de los usuarios trenes urbanos adicionales para desplazarse hasta la feria.

El cuarto día consecutivo de paros de advertencia en todo el país afectó también al estado federado de Baviera, sobre todo en la administración, la recogida de basuras y los servicios de limpieza, aunque no en el transporte público.

“Los ciudadanos lo notarán sobre todo en los servicios públicos y especialmente en las guarderías”, declaró Hans Sterr, portavoz de Verdi, que cuenta con una participación en Baviera de cerca de 10.000 empleados.

También trabajadores del sector público en el estado federado de Hesse se sumaron a la huelga.

Así, en Marburg los empleados del transporte público, pero también los trabajadores de las compañías municipales de electricidad, gas y agua, abandonaron sus puestos de trabajo.

“Todo está paralizado”, miles de viajeros llegaron tarde al trabajo y tuvieron que ir en coche, indicó una portavoz del servicio metropolitano de transporte.

Tampoco en la ciudad de Kassel circulan ni autobuses ni tranvías.

Según Verdi, también en Berlín, Brandeburgo y Bremen los empleados públicos tienen previsto sumarse a los paros.

En el estado federado de Baden-Württemberg, los paros afectan sobre todo a las administraciones regionales, la Agencia Federal de Empleo y las compañías municipales de electricidad, agua, gas y transportes, indicó el sindicato.

Verdi tiene intención de movilizar al personal de los servicios públicos de manera selectiva durante toda la semana, con convocatorias que tendrán lugar alternativamente en los 16 estados federados y en distintos campos del sector.

La huelga se centra en los empleados públicos del Estado y los ayuntamientos en los que trabajan unos dos millones de personas, para los que Verdi exige aumentos salariales del 6,5 % o al menos 200 euros.

La patronal no ha presentado oferta alguna y exige que el sindicato rebaje sus exigencias para sentarse a negociar en la mesa que se ha constituido en la ciudad de Potsdam, junto a Berlín.

Hasta la próxima reunión concertada para el 12 de marzo Verdi pretende mantener la presión con las huelgas selectivas.

EFE/LibreRed.Net

 

Huelga en Alemania por aumentos salariales

Sindicatos demandan incrementos del 6,5% para los dos millones de empleados del sector público

Redacción Internacional / 02-03-2012 Trabajadores cu
Los empleados públicos de Alemania iniciarán el próximo lunes huelgas cortas en demanda de aumentos salariales, comunicó este viernes en Fráncfort el sindicato del ramo.
Según lo anunciado hasta ahora, las medidas afectarán el transporte de cercanías en la región de la ciudad de Fráncfort y serán sucedidas por medidas similares en el estado de Hesse el próximo jueves.
La primera ronda de negociaciones tarifarias para el sector acabó el jueves sin resultados. Los sindicatos demandan incrementos del 6,5 por ciento para los dos millones de empleados. Los empleadores, el Estado federal alemán y los municipios, no han hecho contraoferta.

(Con información de DPA)

Comentar este post