Algunas reflexiones post Marcha del silencio del 20 de mayo o Marcha de la censura organizada en Uruguay.

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Después de la tremenda traición y estafa que los actuales gobernantes le han hecho al pueblo en su conjunto y en diferentes planos o aspectos de la vida política y social del país ¿que pasa con la gente?  ¿Qué pasa con la gente que tanto creyó, que llegó hasta enamorarse de un sueño progresista  de una forma irracional cuasi religiosa? ¡Se puede percibir que la crítica comienza a aflorar y muchos manifiestan desde impotencia hasta las sanas ganas de romper con todo! 

Es que al fin a mucha gente se le cayó la ficha y siente la herida abierta ocasionada por toda la clase política en su conjunto.  No resulta difícil darse cuenta que ningún partido, ningún gobierno cambiará nada para mejor sin cuestionar profundamente las estructuras del sistema capitalista  que domina al mundo.

Que mucha gente se esté dando cuenta de estas cosas, ya es sin duda  un gran paso en la toma de conciencia, pero no dejemos de ver que es tan solo un paso, un pasito, mucho camino resta por andar para entrar en  un proceso de construcción de resistencias anti hegemónicas y nuevos espacios de  autonomías.

Para ello antes se deberán sortear barreras importantes; la manipulación, las burocracias, en especial la sindical, los aparatos represivos convencionales y los de las estructuras políticas.  En realidad lo que se debería producir es un corrimiento, un vacío de gente para con las estructuras de dominación.

Después de haberse consagrado la impunidad parece impensable una marcha del silencio sin un solo grito, sin una sola bronca aflorando.

¡Lo que hay en el pueblo es la interiorización de un disciplinamiento de masas inducido desde el poder central! 

Sí, en Uruguay hay censura y auto censura. ¿Cómo y  cuando se rompe con  esto?

También están  los puestos políticos del actual gobierno progresista que  constituyen una verdadera barrera de obstrucción, esa gente va a defender sus carguitos a cualquier precio.

Mucha lacra que habrá que expulsarla en especial desde dentro, en donde estén infiltrados haciéndoles los mandados a este gobierno.  

Que el movimiento será heterogéneo, imprevisible, complejo, nadie lo pone en duda; es más son estos elementos que se deberán tener en cuenta  porque en un futuro no muy lejano así serán las nuevas voces emergentes.

Hay quienes piensan que hay que armonizar discurso con prácticas y se juntan para llevar adelante nuevas formas de vida más comunitarias, algunos en torno al trabajo de la tierra.  Otros, se juntarán en radios comunitarias, en los barrios en nuevas iniciativas o renovadas; otros bajarán a las calles, poco importa lo que resulte si todo converge.

Es lo que nos viene a la mente, juntar  todas las iniciativas;  quien sabe, en una suerte de desobediencia civil.

No hay certezas,  todo resta a ensayar, a construir para romper los varios cercos que hoy amordazan a nuestro pueblo.

Pero que hay salidas, hay salidas; para ello lo primero que tenemos que vencer es el miedo.

 

Luna

25 05 2011

Semanario Alternativas

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post