Amnistía Internacional condena la violencia ejercida por la policía griega contra los manifestantes

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Amnistía Internacional criticó este jueves el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía de la República Helénica en las manifestaciones de este martes y miércoles  que reunieron a centenares de griegos en el centro de Atenas para protestar contra las medidas económicas del gobierno, según un comunicado de la organización.

“La policía en forma desproporcionada e indiscriminada roció de gas lacrimógeno y otros agentes químicos contra los manifestantes, cuya mayoría se comportó de forma pacífica. Representantes de Amnistía Internacional, presentes en la plaza Sintagma, fueron testigos de casos de agresión contra los manifestantes pacíficos por parte de la policía”, señala el documento.

Al indicar que el deber de la policía es contener los disturbios y arrestar a los culpables, el organismo internacional precisó que la fuerza debe ser aplicada por policía únicamente y en forma proporcional contra los manifestantes que violen el orden

Amnistía Internacional exigió a la policía griega que no exceda los límites permisibles de la fuerza y recordó que no se puede restringir el derecho legítimo de la gran mayoría de los manifestantes pacíficos de reunirse y de protestar en la plaza Sintagma.

El martes y el miércoles de esta semana, en el corazón de la capital griega, en la plaza Sintagma, se registraron fuertes disturbios tras una multitudinaria manifestación de la población contra las nuevas medidas de austeridad que exigen a Grecia la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de su ayuda financiera.

Decenas de personas fueron hospitalizadas o detenidas tras los disturbios en los que la policía utilizó masivamente gas lacrimógeno que corroe la mucosa de los ojos y dificulta la respiración.

El Parlamento de Grecia aprobó la víspera un plan de recortes por valor de 28.000 millones de euros hasta el año 2015 que, además de reducir sueldos, pensiones, subsidios y otros gastos sociales, prevé una subida de impuestos. Paralelamente fue anunciado un programa de privatizaciones por importe de 50.000 millones de euros hasta 2015.

 


 

 

Correo del Orinoco

LibreRed

Comentar este post