Análisis sobre los últimos acontecimientos en Uruguay

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El gobierno del progresismo hace agua y la derecha y las FFAA han pasado a la confrontación activa.

 

Se están viviendo momentos dramáticos. De crisis. Con la incertidumbre que va creciendo a cada día qué pasa, enmarcando la parálisis del gobierno y del Frente Amplio. Flota en el ambiente una resignación cada vez mayor en el oficialismo. Se palpan los presagios de tormentas que vienen creciendo en intensidad. Son demasiados síntomas como para que puedan ser ocultados o eludidos con comentarios al pasar. Los problemas se acumulan porque se los siguen tramitando en el seno de la "burrocracia" oficialista y cuando aún no se han solucionado los graves que ya se vivieron en el 2011 se amontonan ahora con los nuevos-viejos problemas.

El 2012 fue definido como "bisagra" y Mujica con mucho entusiasmo verbal en una más de sus interminables prédicas moralistas y voluntaristas sentenció que "ahora sí" que se abría el período de las concretizaciones.Lo concreto, realmente concreto, es que la situación está mucho peor que la vivida en la primera mitad de la "bisagra". En pocas semanas se ha revuelto el panorama de una manera drástica. Los escándalos se suceden y se destinan más fuerzas y esfuerzos a desmentidos y aclaraciones que a "concretizar" como proponía Mujica, empezando por él mismo, que da la impresión de ser un comandante desbordado por los acontecimientos. No se ha terminado de tapar un agujero cuando ya aparece otro. Se está gobernando a la defensiva limitándose a apagar incendios y procurando que el fuego no se expanda.

Se podría decir qué se está llegando a una situación límite. Como consecuencia de cada acontecimiento importante, o de paso a dar o dado, invariblemente viene terminando con reemplazos de gente, jefes, responsables, comandantes militares, o policiales, personeros del gobierno, de arriba, del medio y de más abajo también, que van cayendo uno tras otro. Renuncias o desplazamientos. Lo mismo da, ya que el resultado - a los efectos prácticos - deviene el mismo. No hay suceso que no termine con que algunas cabezas rueden.

Por otra parte los enfrentamientos, entredichos, disentimientos, entre la gente con cargos de responsabilidad política en el oficialismo se siguen sucediendo, agravados ahora por la extrema virulencia con que se dirimen los "debates internos" a través de la prensa de la derecha que ha visto crecer sus ingresos gracias a los conflictos internos del frenteamplismo, el gobierno y la izquierda en general, que le han asegurado buenas ventas en base a los escandaletes internos que se "lavan" en público usando los medios de la derecha como vehículo de expresión. Las divisiones internas se han profundizado y el clima se ha vuelto mucho más ácido, hasta que ya casi va dejando de asombrar. Estos conflictos han devenido parte de los "rasgos mas típicos" de la coalición frenteamplista en este período bajo la presidencia de Mujica. Ya son parte del costumbrismo de esta actual izquierda cuyos combates se libran en despachos, con carpetas llenas de papeles como munición o con la artillería pesada de la verborragia en los medios de la derecha. Y lo peor, bajo formas de guerras intestinas a las cuales se dedican la mayor parte de los esfuerzos políticos.

Los actos y actividades en torno a las elecciones internas son una mueca falsa. Todos lo saben. Es lo que vulgarmente se denomina "LA política" sonrisas y abrazos con los competidores para salir del evento a la carrera y marcar diferencias, discrepancias o desmentidos en entrevistas a diarios, TV y radios, ante unos reporteros que agradecen este inesperado "maná" caído del cielo que les ha dado esta "primavera informática". Encima las tales internas son para un puesto cupular en el aparato frentista cuyo único mérito será el poder incidir de manera muy marginal EN LA INTERNA PARTIDARIA. Con tanta bulla que se ha hecho que hasta se han llegado a hacer llamados públicos a copar asambleas sindicales, que ha agrietado partidos como el PC, que ha trancado al PIT-CNT mandando a todo el movimiento sindical a unas vacaciones forzosas sin lucha de clases ni tampoco independencia de clase como se proclama, con tanto pamento, alarmismo y cuidado entre algodones de la bendita interna uno podría pensar que del resultado de estas internas pende el destino del país o siquiera la orientación del gobierno. Pero no, estas internas son REALMENTE INTERNAS son la dilucidación mediante el voto de las bases de lo que las cúpulas sectoriales de la coalición no han logrado resolver en sus maratónicas reuniones de tira y afloje. Es un asunto que en realidad solo preocupa a las cúpulas y a la militancia de los aparatos y aparatitos sectoriales. Como si con estas internas se estuviera resolviendo algo, se le ha hecho creer a la gente que son importantes. Los intereses del pueblo y menos que menos de los trabajadores NO TIENEN CABIDA EN ESTAS INTERNAS, no están en la orden del día por más que los líderes y lidercitos sectoriales pretendan hacer creer que se definen cuestiones que le hacen a los intereses de todos. De tan trágico que es el espectáculo hasta da pena ajena. Uno piensa en el trabajador frenteamplista, de izquierda, que tiene enormes problemas cotidianos y que capaz que se cree que "ahora sí" van a empezar a solucionarse. Las internas no van a solucionar nada, ni siquiera a nivel cupular. Gane quién gane se verá obligado a negociar cada paso a dar ya que de no hacerlo correrá el riesgo de insubordinaciones o eventuales quiebres. Si se lo hubiera pensado como una cortina de humo habría que decir que viene saliendo perfecta. Pero ni eso. Tienen estas características porque se desarrollan por el movimiento de inercia de los aparatos cupulares que siguen su curso sin detenrse a mirar a sus costados y ver la realidad nacional que está que arde. Cada quién tiene su cronograma con fechas y objetivos para la tiendita propia y se rigen por ellos a como de lugar, sin vacilar. En esto si que los aparatos no vacilan. Si hay un sillón en banda,o una silla en el horizonte eso es casi la utopía y hacia ella marchan airosos. Mas bién se parecen a esos bazares árabes en los que en medio de la gritería de cada uno todos venden lo mismo. Detalle más, detalle menos. Y como en esos bazares el público se confunde con todo eso y hasta termina comprando algo que no necesita.

Estando claros que las internas del FA no tienen ni tendrán peso alguno en los acontecimientos que se están viviendo. Las hemos puesto como primer referente para poder apreciar este distanciamiento brutal entre la estructura frenteamplista y lo que está sucediendo en la realidad nacional. Veamos solamente algunos hechos que revisten una gravedad hace mucho tiempo no vista.

El desenlace del saqueo de bienes públicos en la Marina que envuelve jefes, comandantes y una parte de la "crema" de la supuesta garantía de defensa de la "integridad nacional" como declaman los políticos de la derecha. Mafia, saqueo, robo a mano armada ya que tienen el monopolio de las armas, encima de manera legal, asociación ilícita para delinquir, abuso de confianza ante quienes todavía se creen que están para protegernos de eventuales saqueadores de otros países, en fin, continuación con la misma práctica que ya tenían desde que sin tirar un tiro ni lastimar ni mancillar a nadie, con todo respeto y amabilidad entusiastas guerrilleros dirigidos en esa acción personalmente por Raúl Sendic vaciaron el cuartel de la Marina de armas, municiones y pertrechos. Desde entonces quedaron con la sangre en el ojo y entre afane y afane mataron gente en la tortura, violaron, y claro, para no perder la costumbre saquearon las propiedades de los civiles "enemigos". Aunque sin sangre en el ojo, sin motivo alguno, ya tenían de antes esos métodos como cuando maltrataron y torturaron a los trabajadores huelguistas de UTE por ser "corporativos" como lo llama el neo-guerrillerismo versión Mujica y reclamar mejores salarios. Factor este que terminó por hacerle hervir la sangre a Fernando Garín que nació y se crió en la proletaria ciudad de Juan Lacaze quién se integró a las filas orejanas no sin antes darles un sermón, en pleno patio del tomado cuartel, a sus subordinados (era Cabo) y colegas, remarcándoles -precisamente- el cobarde tratamiento al que habían sometido a los huelguistas de UTE.

Esta misma "arma", la Marina, resulta ser la elegida por el Pentágono yanqui, como beneficiaria del galardón de pasar a integrar el cuerpo de "élite" de los más asesinos entre los asesinos. Ahora vamos a tener SEALs criollas, de esas que ganan guerras casi que solas, aunque todavía no les ha salido muy bien ni en Iraq, ni en Afganistán ni en Somalia para solo poner algunos ejemplos, pero no pierden las esperanzas de agarrar civiles desprevenidos violarlos y asesinarlos a mansalva, sean ancianos, mujeres o menores, hasta bebés han masacrado. Estos SEALs están pensados bajo los mismo parámetros que las SS nazis, se selecciona a los mas criminales de entre todos los aspirantes para cursos basados en el odio y para asesinar, claro está, de manera yanqui: CON TOTAL IMPUNIDAD. El caso es que ahí están entrenando uruguayos en las últimas novedades de como masacrar gente, preferiblemente inocentes, civiles y desarmados, ya que "los otros" son gente peligrosa como estos últimos días se ha visto en Afganistán. Esto ha sido aprobado POR EL GOBIERNO TODO, y que nadie se venga a correr. Todos, astoristas, no astoristas, mujiquistas, menos mujiquistas, un poco mujiquistas y hasta comandantes del MPP y del sello MLN como Bonomi. Colocando a Uruguay de lleno en la estrategia imperial del entramado de bases en toda América Latina con el fin del saqueo más descomunal que se irá a ver si es que triunfan. Al menos eso pretenden y el gobierno del FA les da una mano entusiasta. No hay giles en el gobierno, saben que se está preparando una invasión y un golpe en Venezuela, y que al entrar a formar parte del tejido golpista y asesino del imperio de una u otra manera se estará involucrando a todo el Uruguay. Como en Haití una de las grandes verguenzas nacionales y una de las mas cobardes actuaciones como lacayos, como matones (y violadores) y ocupantes de un país que estaba y está en la ruina. Estas cosas no se hacen entre mate y mate en tertulias de Rosadilla con el Pentágono. Es absolutamente seguro que hay acuerdos militares ya firmados, acuerdos que le dan un rol al Uruguay en lo qué podrá llegar a ser una confrontación de alcance continental entre el agresor yanqui y los pueblos agredidos, y aún más, en lo interno de cada país. Y para eso tendremos a los asesinos a sueldo de las SEALs criollas para andar matando militantes populares por encargo. Como lo hacen en Colombia, México y Honduras, casi a diario, ya que allí la guerra ya empezó.

El Ministro de Defensa tiene tiempo para quebrar una lanza por la "moral" de la Marina, defender los provocadores y fascistizantes actos OFICIALES de los militares y hasta tiempo para darle por la cabeza a Topolansky por su atrevimiento de hablar de las FFAA (ya que como se sabe ese tema es coto privado de este mariscal de derrotas), pero no tiene ni un minuto para explicar que están haciendo tropas extranjeras, tan luego yanquis, con su propio armamento, en territorio nacional. Dicho está que vienen a entrenar asesinos criollos. Pero lo que no está dicho NI INFORMADO es en función de cual acuerdo o tratado del que nadie sabe nada y a nadie se ha informado. Y la prensa y los legisladores y dirigentes de la derecha tan veloces para poner el grito en el cielo por los menores infractores , todos se hacen los bobos, nadie pregunta, nadie interpela, nadie critica en los medios. Razón de más para que por lo menos los frentistas pregunten, no vaya a ser que voten errado en las internas. Deberían de pedir cuentas antes de votar de si acaso hay sectores del FA que han hipotecado la soberanía nacional. O al menos el PIT-CNT que podría hacer un paréntesis en su huelga de lucha de clases y en consonancia con lo resuelto por su último Congreso que decidió trabajar por la eliminación de las FFAA, pedirle cuentas al gobierno y al MInistro de Defensa sobre la presencia de tropas extranjeras en Uruguay. Es muy prematuro saber si en el futuro surgirán otros Garín en el FUSNA, lo que sí es cierto es que el movimiento popular debe de saber que contamos con un escuadrón de la muerte legal,encima diplomado por los SEALs yanquis.

En este contexto de temas militares tenemos como gran escándalo las declaraciones de Topolansky sobre su deseo de que un tercio de la oficialidad de las FFAA y la mitad de la tropa, en un futuro, fueran adherentes, votantes o militantes del Frente Amplio. En que carácter, no quedó claro ni en las declaraciones iniciales ni tampoco en las aclaraciones posteriores, pero sí fué explícita en la intención: contar con un respaldo militar para el FA, sin aclarar tampoco si acaso la oficialidad debería pertenecer a "espacios" o grupos diferentes en la interna (con el riesgo de que los debates internos derivaran en choques armados) o si acaso deberían formar rancho aparte como un "espacio" más. La derecha saltó, los milicos también y el histérico de Jorge Batlle salió del sarcófago para gritar fuera de sí: "golpe militar" ! Huidobro con todo lo ideólgo que es de los asuntos militares se dedicó a disquicisiones filosóficas sobre democracia y FFAA en manos de un partido. Obviando dos cuestiones bastante importantes: la una, si estaría de acuerdo que las FFAA estuvieran manejadas por DOS PARTIDOS en vez de uno. Porque dos partidos las manejaron siempre, por lo menos hasta que echaron a Bordaberry padre. Y mas anteriormente, según los impolutos blancos que a lo largo de toda su historia denunciaron que, justamente las FFAA estaban manejadas por UN PARTIDO, el colorado, que ahora la esta jugando de demócrata. La otra cuestión convenientemente olvidada por Huidobro es el tema de la Logia de los Tenientes de Artigas con los cuales ha compartido veladas y planes. Como Logia, es decir tendencia o fracción o "espacio" en la "interna" militar, por supuesto que tienen sus propios intereses para llegar a dirigir las FFAA. De hecho entonces, el Huidobro tan delicado ante el tema democrático ha participado en componendas políticas por el control de las FFAA. Es público. Y como además sigue defendiendo su actuación en las mal llamadas negociaciones del Florida debe de deducirse que está en la misma tesitura que Topolansky ahora y que és el acuerdo político con sectores militares. En suma un griterío de mentirosos, a cual más.

Lo que no quiere decir que Topolansky haya tenido razón. Sus planteos son suicidas para el movimiento popular. Es el remozamiento de las tesis de Huidobro en el Florida, es una versión Siglo XXI de los 4 y 7, es un desempolve del Documento nr 5 del MLN en lo referido a las tesis sobre el "peruanismo" militar y de la confluencia entre el aparato militar y el armado del lado del pueblo para llevar adelante la liberación nacional. Esas peregrinas tesis de carácter aparatista han sido desmentidas por la historia, una y otra vez. Se basaron ayer , como hoy con las prácticas cupulares a nivel político partidario, en acuerdos por arriba entre las jefaturas de los aparatos armados para a través de mancomunar esfuerzos acelerar o hacer posible la liberación nacional y eventualmente alguna forma de socialismo que los mandos militares hicieran suyo al estilo del "nasserismo" o los partidos militares "socialistas" Bath en Iraq y Siria, desde la década de los 50. Lo cierto es que son creaciones de corte aparatista a las cuales el pueblo es llamado a apoyar pero no a participar y menos aún a decidir. Son partidos impuestos desde arriba, verticales y naturalmente regídos por una organización y práctica militarista.

La historia ha desmentido uno a uno estos proyectos que la más de las veces han terminado en dictaduras como no podía ser de otra manera, o derrotados por otras fracciones militares que han echado por tierra lo poco que aquellos gobiernos habían logrado. El aparato militar existente en los países capitalistas por origen y función es reaccionario y conservador. Antidemocrático en lo interno y externo (en relación hacia el resto del pueblo), verticalista e impositivo cuyo fin principal es sostener y defender el aparato estatal del que viven. Las FFAA son una casta privilegiada que entre otras cosas no tiene que trabajar, con una función de cancerberos teóricamente en disposición de aplastar enemigos externos que pongan en riesgo sus privilegios, pero invariablemente siempre listas para masacrar a los "enemigos internos". Son por naturaleza fuerzas retardatarias y en su misma razón de ser está el carácter conservador y reaccionario. Hay sin embargo, en la historia, ejemplos de otras fuerzas armadas. Son las populares. Son por ejemplo los vietnamitas que lograron derrotar al imperio más poderoso de la historia. Verticales naturalmente en función de su actividad de guerra, pero fuerzas basadas en el pueblo, provenientes del mismo y dotadas de una doctrina revolucionaria qué - entre otras cosas - las somete a los intereses del pueblo y del socialismo. La creación de las primeras fuerzas armadas proletarias, el Ejército Rojo en la URSS, que logró derrotar a la contrarrevolución y a la entente imperialista y más tarde al nazismo, el éjercito popular de China que liberó una gran parte de la humanidad en aquellas épocas, y naturalmente las Fuerzas Armadas Revolucionarias cubanas que ha escrito innúmeras páginas heroicas tanto en la defensa de Cuba como en la solidaridad internacionalista. En todos los casos el punto de partida de las nuevas fuerzas armadas ha sido la DISOLUCIÓN DE LAS FFAA CAPITALISTAS. Nunca ha habido un proceso revolucionario triunfante que se haya basado en el pasaje de las FFAA del viejo orden al campo del pueblo para emprender cambios de corte socialista, estos cambios siempre han sido el resultado de la derrota militar y política de las viejas FFAA , su aplastamiento y posterior disolución para crear nuevas FFAA. Sin duda que se puede debatir sobre el curso de todos esos procesos. Pero lo que le hace al tema es el marcar que las FFAA del viejo orden NUNCA han tenido un papel progresista. Mal que se puede hacer una alianza política con ellas para la liberación nacional. Ni para eso sirven ya que ellas invariablemente responden al viejo orden, y aún cuando en los limites nacionales los representantes de este orden hayan desaparecido ellas responden al viejo orden a nivel internacional. Tal cual lo demostraron los oficialles y tropas de la vieja Guardia Nacional somocista en Nicaragua, disuelta en 1979 luego del triunfo sandinista y que se pusieron de inmediato bajo las ordenes directas del imperio yanqui.

Los procesos revolucionaros triunfantes, el soviético, el chino, el vietnamita, el cubano, tuvieron una orientación de principios, ideológica, al respecto de las FFAA: el quiebre horizontal de las mismas, el ganarse, reclutar o desmoralizar y desmovilizar a los elementos de tropa, separándolos de la oficialidad y de las jefaturas. Gente proveniente de la oficialidad podría incorporarse individualmente pero jamás como cuerpo. Fué una de las claves de sus victorias militares: la introducción del factor social en las filas de las FFAA enemigas para generar el citado quiebre horizontal. Esta ha sido siempre la política de principios de las fuerzas revolucionarias. La búsqueda de una alianza con sectores militares basado en un quiebre vertical, es decir regimientos o cuerpos de ejército enteros bajo el mando de su oficialidad, siempre fue rechazado por los revolucionarios ya que fatalmente conducia al putchismo y al golpismo barnizado como progresista. Los revolucionarios siempre han buscado crear una organización de los soldados que los separe de los oficiales y sea la base del quiebre horizontal.

El espacio no nos permite analizar el tremendo retroceso implícito en la autorización a que las FFAA como tales y en activo realizen su acto de marcado corte fascista y antipopular. Compartimos y solidarizamos con lo expresado por los familiares de los desaparecidos que resume lo que sienten cientos de miles de uruguayos en estas horas tan negras de abandono de las posturas populares por muchas organizaciones y dirigentes. La provocación de corte fascista organizada robándose el nombre del justo y popular movimiento progresista de los indignados es parte de la escalada fascista ante la debilidad del gobierno frenteamplista y su notoria parálisis. Se ha vivido haciéndoles concesiones a la derecha, en todos los planos, y reprimiendo la lucha de los sindicatos, dando como resultado que hoy en día el gobierno está solo y no tiene a nadie en la calle que lo defienda. Y la derecha, ahora junto a un activismo público de las FFAA como tales, más las provocaciones de grupos fascistas que reclaman por la "seguridad" que ellos están socavando a diario, ha pasado a la ofensiva porque ha comprendido que la política de acuerdos y concesiones del gobierno para con la derecha no han hecho más que debilitarlo. Horas muy inquietantes está viviendo el movimiento popular que por ahora permanece atado por la politiquería partidaria que sacrifica sus intereses de clase.


Colectivo del Blog Noticias Uruguayas

Noticias Uruguayas

Etiquetado en Uruguay y sus cosas

Comentar este post