Aniversario de la República Húngara de los Consejos

Publicado en por Atea y sublevada.

Hace 92 años, el 21 de marzo de 1919, se proclamó la Magyar Tanácsköztársaság, la República Húngara de los Consejos. Su aniversario ha pasado casi desapercibido en Hungría, donde solo los comunistas han celebrado algún modesto acto en su recuerdo. La República de los Consejos sobrevivió apenas 133 días, hasta el 1 de agosto de 1919. Después, muchos de los que la apoyaron fueron fusilados, otros encarcelados, y finalmente a otros muchos les esperó el destino en la emigración, en la Europa Occidental o EEUU, en la Rusia Soviética, en Checoslovaquia o en otros países.

La ola revolucionaria que sacude Europa tras la Primera Guerra Mundial afectará especialmente a Hungría, donde se produce la “Revolución de los crisantemos” (Őszirozsás forradalom) y llega al poder Mihály Károlyi, se instala la república burguesa, por fin la otra Hungría habla, no la noble, que tenía la conciencia de ser todo el país, sino la pobre, la obrera y campesina siempre acallada por la fuerza. Después, el 20 de marzo de 1919, los países de la entente ponen unas condiciones de paz inaceptables para Hungría, el gobierno dimite y se forma una coalición entre los comunistas de Béla Kun y los socialistas de Sándor Garbai. El 21 de marzo, Garbai y Kun proclamarán la República Húngara de los Consejos. (En el centro de la foto de arriba se puede ver a ambos políticos durante la proclamación de la Tanácsköztársaság)

El país es incapaz de hacer frente a los problemas que le atenazan, no solo a nivel interno, sino también, y sobre todo, externo. Las tropas francesas y serbias ocupan el sur, los rumanos avanzan por la zona oriental y los checos y eslovacos al norte. Además se crean centros de poder contrarrevolucionario en Viena y en las zonas ocupadas. Pero en el interior, sobre todo al principio, la revolución será vista con simpatía y esperanza, numerosos intelectuales la apoyarán activamente (el filósofo György Lukács fue comisario del pueblo de educación). Se toma como modelo las experiencias de la Rusia Soviética de Lenin, entre las primeras medidas están introducir el voto para toda la población mayor de 18 años, incluyendo las mujeres (con excepción de curas y representantes de las anteriores clases dominantes), se introduce la jornada laboral de 8 horas, se suben los sueldos de los trabajadores, se nacionaliza la banca, las minas, las fábricas con más de 20 trabajadores, se elimina el papel de la iglesia católica en la enseñanza (aunque no se la persigue y se permite la actividad religiosa), confiscan las tierras de los terratenientes pero crean cooperativas con ellas, solo los campesinos más pobres reciben tierras. En abril se celebran elecciones a los consejos.

Mientras se intenta buscar la ayuda de la Rusia Bolchevique, uno de las comunistas más destacados Tibor Szamuely volará a Moscú para hablar con Lenin, pero por aquel entonces Rusia estaba en el peor periodo de la Guerra Civil y la intervención extranjera y no había la menor posibilidad que puediera ofrecer ayuda.

 

Szamuely y Lenin en la Plaza Roja de Moscú, el 25 de mayo de 1919

 

Para la defensa se organiza a la desesperada el Ejército Rojo Húngaro dirigido por un antiguo oficial Aurél Stromfeld: consiguen derrotar a los checos hasta el punto de liberar parte de Eslovaquia. El 16 de junio de 1919 en la zona liberada se crea la República Eslovaca de los Consejos (Slovenská Republika Rád), con centro en la ciudad oriental de Prešov (Eperjes en húngaro) cuyo líder será el comunista checo Antonín Janoušek. Mientras tanto, la comisión de la entente (dirigida por Clemenceau) intenta pactar, si los húngaros se retiran de Eslovaquia, los rumanos harían lo mismo de la zona oriental de Hungría. A pesar de las protestas de Stromfeld, el gobierno húngaro acepta, pero la entente no cumplirá el acuerdo, los rumanos no solo no se retiran sino que inician una nueva ofensiva, también los checos atacarán al ejército húngaro en retirada. Es el comienzo de fin.

Mientras tanto en el interior la situación es tensa, hay intentos de contrarrevolución en varias zonas (incluido Budapest, donde hay un alzamiento militar de oficiales). Los socialdemócratas pactan en la sombra contra el gobierno. A eso se añaden levantamientos campesinos en provincias y una situación económica cada vez peor. La respuesta del gobierno es aumentar la represión (aunque se calcula que el número de víctimas mortales fue de entre 300 – 600).

Finalmente, el 1 de agosto el gobierno dimite y sus miembros huyen a Austria. Los rumanos ocupan Budapest, se suceden varios gobiernos (primero socialdemócratas moderados, luego otros, abiertamente contrarrevolucionarios), hasta que el almirante -de un país ya sin mar ni flota- Miklós Horthy, ocupará Budapest el 16 de noviembre de 1919 e instalará un gobierno conservador y antisemita, que solo a veces tendrá apariencia democrática. Se iniciará la época del terror blanco. Horthy dirige de manera trágica la política húngara hasta finales de la Segunda Guerra Mundial.

 

Obreros armados para la defensa de la revolución

 

Por Jozko

Tomado de cronicashungaras.blogspot.com

Publicado en El Ciudadano

Etiquetado en Europa

Comentar este post

Varonesa | webcam chicas 10/18/2011 13:56



133 dias autentica democracia