Argentina: El impuestazo de los triunfadores del 23 de octubre

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Por Lisandro Martinez

impuestazo.jpg

Cuando por televisión aparecieron miles de vecinos que ocuparon la rotonda de Junín, reclamando “Basta de muertes” y pidiendo la construcción de la autovía y alguien gritó: “Desde hace 10 años nos están prometiendo la autovía, pero nunca se termina”, entendí que el impuestazo demoledor que cada dos años dan los triunfadores de cada elección es una faena que le queda grande al incompetente funcionario público Scioli.

 

Con profundidad entendí las reservas que anidan en nuestro pueblo -a pesar de que un sector pueda ser manoseado electoralmente-; esta conclusión la extraje a través de europeos indignados que no hablaban castellano pero en la traducción del canal de TV cantaban pidiendo en su país “un Argentinazo”, recordando la lucha de una porción de jóvenes coterráneos que hizo tronar el escarmiento popular en 2001 contra el “modelo” que hoy siguen defendiendo y pretenden profundizar Cristina y Daniel, un modelo de saqueo al tesoro público para que paguemos la crisis los desfondados.

 

En 2011 por la crisis internacional y por el caudal inmanejable de la deuda que ha acumulado el gobernador de PBA de $ 6.600 millones, el paquetazo se torna impracticable a no ser que Scioli quiera caminar sobre las brasas en uno de los peores momentos de la historia de la PBA.

 

Sin salida, el ministro de economía de PBA ha dibujado un presupuesto que no piensa dar aumento a los empleados públicos, a los docentes ni a los jubilados en 2011 y a partir del año próximo congelar esos salarios ya congelados. Como el gobierno de Scioli no tiene en vista financiamiento presupuestario alguno es evidente que volverá a endeudarse a tasas del 12% en dólares en los mercados internacionales y continuar con el saqueo a la Anses. Esto es explosivo y significa una enorme sangría para la población de PBA y un recontra negocio para los usureros, a quienes el gobierno de los derechos humanos no les cobra impuesto por transacciones financieras ni especulativas.

 

El impuestazo apunta contra los trabajadores, la clase media y los que hacen girar la rueda del consumo. Aunque sea disfrazado de medidas progresistas, la carga tributaria es contra el bolsillo de los trabajadores, la clase media y para encarecer el consumo popular.

 

El impuesto inmobiliario urbano aumenta el 32 % y se calcula que los contribuyentes afectados serán medio millón. La especie de que los aumentos sólo se dan en la franja pudiente es un verso de funcionarios débiles que no están dispuestos a tocar intereses poderosos, ya que para ello tendrían que movilizar al pueblo hasta alcanzar el financiamiento necesario.

 

Sólo las viviendas de $ 25.000 estarían exentas. Para las propiedades con valor fiscal superior a $150.000 el aumento será mayor al 30%. Este impuestazo continúa en el 2013 con una recategorización general de las propiedades y nuevos aumentos que cuadruplicarán el valor que hoy se paga. El paquetazo incrementa también las patentes de automotores.

 

Mientras al soberano “se le da pa’ que tenga”, el impuesto a la propiedad rural donde “la puta oligarquía” se ha beneficiado con el boom sojero aumenta un ridículo 27%. Los tributos impositivos a los capitalistas agrarios de la zona de bonanza económica son infinitamente inferiores al valor real del mercado que escaló al ritmo de la exportación sojera. Lo que se quiere presentar como un aumento progresivo al campo sojero es otra impostura del genuflexo Scioli, porque los distritos del sudoeste bonaerense pagarán la tercera parte de lo que les corresponde.

 

El aumento a los ingresos brutos sobre bebidas alcohólicas y tabaco que era uno de los aspectos “progre” va a trasladarse a que lo garpen directamente los consumidores y el llamado “mayor gravamen” sobre los terrenos baldíos significa que el 50% de quienes especulan con propiedades y terrenos ociosos, socialmente hablando, serán “castigados” con un aumento de entre $30 y $62 más.

 

La especulación inmobiliaria sustenta al gobierno de Scioli y los intendentes, su base social no son los que sufren sino los especuladores.

 

El aumento impositivo a aplicarse en countries, clubes de campo y clubes de chacra no mueve el amperímetro.

 

Scioli -el gobernador más votado que su Jefa- ha acumulado tantas carencias sobre la inseguridad con sus bandas institucionales de poli/narcos, poli/chorros, organizadores de secuestros, gerenciadores de la prostitución, de la trata, de la pedofilia, del juego clandestino y las cocinas de paco que en el caso Candela la performance propagandística que quizo imponer, lo califica muy mal: llevó a la madre hasta la bolsa de residuos para que todos los medios tomaran la instantánea del cadáver de la piba, la mamá y el gobernador “héroe”. ¡Que porquería!

 

La inseguridad del gobierno de Scioli está presente en el vaciamiento de los ferrocarriles y su compromiso con la patota que se aprovecha y lo dirige. La inseguridad está en el estado de las rutas, en el nivel de contaminación industrial, en la calamidad de los barrios, en el derrumbe de la educación y la salud.

 

La bandera que debemos levantar los estafados es que NO hay que pagar la deuda externa nacional ni provincial contraída por funcionarios públicos desleales. Que debe ser exceptuado de impuestos el consumo popular. Que debe ser eliminado el IVA y esa quita automáticamente abaratará los precios y será un salto en el consumo que implicará mayor producción y apertura de fuentes de trabajo.

 

La carga impositiva debe recaer sobre las grandes fortunas y las grandes empresas capitalistas que tienen en sus manos en PBA el 40% de las riquezas del país, hay que aplicarles a esos sectores el inmobiliario rural ajustado a los precios de mercado.

 

La vivienda única debe estar exceptuada de impuestos. Que se realice un censo inmobiliario que arme el padrón de tierras fiscales y privadas ociosas. Que esa sea la plataforma que sostenga un plan de viviendas populares. Que del cobro de impuestos progresivos a los grandes capitalistas se conforme un fondo para urbanizar villas y barrios mediante un plan de obras públicas financiadas con impuestos progresivos a los que explotan el trabajo ajeno.

 

lisandromartinez47@yahoo.com.ar

Comentar este post

alfredo 11/14/2011 12:51



La foto es de un infigente en Nueva York.


SDS



Ivonne Leites. - Atea y sublevada. 11/14/2011 19:21



 


Si, pero es la foto que eligió y envió el autor de la nota, y yo se la respeto.


Al pie tienes su mail