Argentina: El sabotaje de TBA, UGOFE y la Secretaria de Transporte

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

sfs.jpg

 

Mientras los accidentes ferroviarios se producen a diario en todas las líneas por la falta de inversión, de seguridad y de entender de que se trata correr los trenes, los organizadores del vaciamiento gritan “al ladrón al ladrón” mientras acogotan a la gallina de los huevos de oro.

 

“Las demoras que hoy se prolongaron más de lo habitual fueron la chispa que encendió la furia de un grupo de personas que incendió vagones y provocó destrozos en varias estaciones. ‘Fueron cuatro o cinco los que prendieron fuego’, contó un testigo de los disturbios en Haedo.”

 

Según su relato, los problemas comenzaron en Moreno, con el tren que debía salir a las 4.30. “Se canceló uno. Después tuvimos media hora de demora en Morón. Otra media hora en Ituzaingó y otra en Merlo. Recién a las 8.30 llegamos a Haedo”. La formación tardó cuatro horas en recorrer las siete estaciones y en Haedo volvió a detenerse.

 

Tuvo que cortar las vías la gente para detener al rápido que va a Once y subirse a ese”, contó el joven testigo en declaraciones al canal de noticias C5N. Con los bloqueos, obligaban a los maquinistas a detenerse y abordardaban las formaciones que iban a Plaza Miserere”.

 

Otro grupo, en tanto, se quedó en el lugar y provocó destrozos. “Entre cuatro o cinco agarraron un fierro de las vías, le rompieron la ventanilla al motorman, le pegaron con un palo y salió corriendo”.

 

Después, “prendieron fuego los vagones con papel y cartón que encontraron y empezaron a patear las ventanas”, prosiguió el pasajero. “Personal de TBA fue a desengancharlos para que no se prendiera fuego todo”.

 

En medio del denso humo, otro puñado de personas destrozó la boletería. “El boletero les dijo ‘les abro la puerta, pero déjenme salir’”. Tras dejarlo ir, se metieron “y empezaron a robarse las monedas”. (Clarín 2/5/2011)

 

Luego el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, y voceros de la empresa TBA denunciaron “sabotaje” y que el ataque fue “premeditado”.

 

Cuarenta y un días antes de esta quema de trenes, Diego Gueler en www.perfil.com del 22.03.2011 relata que recorrió junto a vecinoslas vías (del Sarmiento) a pocos metros del paso a nivel de la Avenida Boyacá (ver video). En un sector las vías se hunden al no haber piedras debajo; hay numerosos tirafondos (tornillos) salidos, a las eclisas (que unen puntas de rieles) les faltan bulones o están rotos, así como los descansos (maderas) están partidos o podridos en su mayoría.

 

German un lector de www.lapoliticaonlinecomenta el 2/5/2011: “Yo estaba en Haedo esta mañana cuando el primer tren se incendia, después de pasar mil complicaciones para llegar a trabajar, tengo q leer y escuchar pelotudeces como que ‘fue premeditado’ no señor, esta vez no, simplemente la gente que diariamente usa el servicio del Sarmiento se canso y dijo basta”

Otro lector en www.lapoliticaonlinedice “el incendio de 13 vagones será el justificativo para los más de 200 vagones que faltan en esa línea porque se llevaron los subsidios, los repartieron con los funcionarios y los vagones no se fabricaron. Además la auditoria está atada de pies y manos y responde al gobierno que esconde, tergiversa o traba el conocimiento de todo lo actuado.”

Evidentemente hay un sabotaje montado permanentemente por quienes dejan sin guardias los trenes que son obligatorias por contrato, sin policía federal ya que el tren depende del Estado nacional, sin policía bonaerense de la cual dependen los alrededores de las estaciones, sin bomberos que acudan de inmediato.

En la noche del 2/5/2011en America 24 en el programa “Con voz propia”, los telespectadores pudimos acceder a un dialogo muy instructivo entre un lenguaraz llamado Gustavo Gago que oficia de vocero de TBA y el integrante de la Comisión Directiva del gremio de conductores de trenes Horacio Caminos:

-Gago (dirigiéndose despectivamente a Caminos): “A vos lo que te interesa es ir a China a comprar material rodante”

Caminos (contesta en el mismo tono): “y a TBA destruir todo el material rodante para luego en sus talleres reconstruirlo una y mil veces sobrefacturando el trabajo”.

Este chispeante dialogo entre “runflas” es clave y clarifica la violencia con que se disputan las camarillas el “negocio” ferroviario. La chamuyeta de truhanes destaca la calidad de rehén en la que revista el pueblo contribuyente y la complicidad de todos los órganos del Estado con los vaciadores y saqueadores de uno y otro signo.

Aguardamos impacientes que el filosofo José Pablo Feiman ilumine este tenebroso episodio tumbero exponiendo sobre “Ética y moral en el periodo del nacionalismo burgués tardío”.

Fuera la pandilla pedracista del Ministerio de trabajo, la secretaria de Transporte, UGOFE y de toda dirección y administración de los ferrocarriles.

Nacionalización de los ferrocarriles bajo control obrero.

lisandromartinez47@yahoo.com.ar

Comentar este post