Argentina: Osvaldo Bayer atacado ante el Poder Judicial

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Awka Liwen: Los Martínez de Hoz denunciaron ante el Poder Judicial a Osvaldo Bayer

 

ayer_y_hoy_genocidio_y_crimenes_de_leza_humanidad.jpgFamiliares del fundador de la Sociedad Rural Argentina (SRA) iniciaron un juicio al historiador y escritor Osvaldo Bayer y al equipo que trabajó con él en la película Awka LiwenLos tatara-tataranietos de José Martínez de Hoz y nietos del ex ministro de Economía de la última dictadura militar “me señalan que de ninguna manera, que su re-tatarabuelo jamás ayudó a la Campaña del Desierto porque habíamuerto antes que la campaña de Roca. Eso es cierto pero la Campaña del Desierto no se inició con Roca sino mucho antes”, explicó Bayer.

 

Audio: Entrevista de Radio Universidad Calf a Osvaldo Bayer

 


Bayer_-web.mp3

 

Por FARCO

Informe de Lautaro Capece, FM Pocahullo de San Martín de los Andes

 


060911JuicioABayer.mp3

 

Bayer, historiador, escritor y periodista centró sus trabajos en la historia del movimiento anarquista y de los pueblos originarios de la Patagonia argentina. En su película Awka Liwen ("Rebelde Amanecer", en Mapuzugun, el idioma del Pueblo Mapuche) presentada recientemente se revelan varias etapas del genocidio al pueblo mapuche que fue la Campaña del Desierto encabezada por Julio Argentino Roca.

En Informativo FARCO, a través de la entrevista de Radio Universidad Calf de Neuquén, Bayer explicó que “me dijeron que me habían iniciado juicio los Martínez de Hoz. Cuando volví había debajo de mi puerta 100 páginas, no les miento, 100 páginas escritas donde está toda la acusación de los nietos del Ministro de Economía de la dictadura de Videla contra mí, contra el co director de la película Awka Liwen Mariano Aiello y también contra el historiador Felipe Pigna. Nos hacen cargo de que hemos difamado a la familia Martínez de Hoz y no es así. Por eso ahora que volví de Alemania empecé a publicar por qué nosotros en la película Awka Liwen hablamos no del Ministro de Economía de Videla sino del tatarabuelo, o mejor dicho el re-tatarabuelo como dice el diccionario español, es decir una generación más que el tatarabuelo”.

El escritor, explicó que el “re-tatarabuelo de (José Alfredo) Martínez de Hoz es nada menos que el fundador de la Sociedad Rural en 1866 y entonces hemos puesto que fue uno de los impulsores de la Campaña del Desierto. Ellos me señalan que de ninguna manera, que su re-tatarabuelo jamás ayudó a la Campaña del Desierto porque había muerto antes que la Campaña de Roca. Eso es cierto pero la Campaña del Desierto no se inició con Roca sino mucho antes”.

Los denunciantes son nietos del ex ministro de Economía de Videla, quien actualmente está procesado por el secuestro de los empresarios Federico y Miguel Gutheim en 1976.


Los Martínez de Hoz al ataque


No me puedo quejar. Hay que tener suerte. Los Martínez de Hoz me han iniciado juicio. Eso no le pasa a cualquiera. Ahora sí que me siento un elegido por el destino.


Por OSVALDO BAYER - Pagina/12


Es por el film Awka Liwen donde se analiza la Campaña del Desierto de Roca y mencionamos al fundador de la Sociedad Rural que fue, por supuesto, un Martínez de Hoz. El juicio alcanza también al codirector del film, Mariano Aiello y al historiador Felipe Pigna. Los que inician el juicio son los dos nietos de José Alfredo Martínez de Hoz, el conocido ministro de Economía de la dictadura de la desaparición de personas. A nosotros nos defenderá el conocido abogado de derechos humanos Beinusz Szmukler.

“¡Qué extraño!”, me digo, los tataranietos se sienten injuriados por lo que se sostiene del retatarabuelo y no por lo que hizo el abuelo, el mejor amanuense de la última dictadura más feroz de nuestra historia. La acusación contra nosotros es por “injuriar” al fundador de la Sociedad Rural. Lo escrito en esa acusación provoca hasta conmiseración en el lector, cuánto sentimiento cuando se habla de los hechos de un antepasado de hace ciento cincuenta años. Y nace una especie de sonrisa irónica cuando el lector piensa: ¿por qué tanto sentimiento por un lejísimo antepasado y no dolor y vergüenza por un abuelo que dominó en una brutal dictadura la economía mientras a su lado se torturaba, se desaparecía, se arrojaba vivos a prisioneros al mar desde aviones? Personaje que sigue teniendo juicios en la actualidad por acciones deshonestas, entre ellas la de Papel Prensa.

Me hubiera gustado que esos nietos me hubieran desafiado a un debate en la Biblioteca Nacional, por ejemplo, donde hubiéramos podido públicamente abrir todos los documentos que aseveran lo que sostenemos en el film. No. Inician un juicio, donde exigen una condena en dinero impagable por la cual los supuestos condenados deberíamos pagar solicitadas en todos los diarios del país declarándonos culpables de haber falsificado la historia. Por mi parte no tengo ningún temor. En mi vida de investigador histórico sobre los aspectos más oscuros y dramáticos de nuestra historia del último siglo he ganado todos los juicios o se han enterrado todas las amenazas de juicios. Porque siempre he sostenido que en historia no se puede mentir ya que, de hacerlo, alguna vez vendrá un investigador surgido de las bibliotecas y archivos para demostrar la verdad. Si en este caso el juez podría tener en cuenta el “dolor de retataranietos”, demostraré que no tengo ni por asomo fondos como para pagar lo que exigen –ellos, acostumbrados a las grandes sumas– y preferiré ir a la cárcel para pagar lo que no he cometido. No será la primera vez que estaré entre rejas por lo que escribo, aunque eso fue en dictaduras militares.

Leer el escrito de los nietos del ex ministro dictatorial nos despierta curiosidad. Sostienen, por ejemplo, que lo que se describe acerca del retatarabuelo estanciero Martínez de Hoz causará daños irreparables a la actual familia. Por ejemplo, le escriben el juez: “¿Advierte Vuestra Señoría el daño que las acreditadas falsedades de los autores contra los Martínez de Hoz causarán a la familia, a los suscriptos y a nuestros descendientes si tales falsedades son introducidas al ámbito escolar? El perjuicio contra nuestra familia sería, lisa y llanamente irreparable”.

Ante esta frase podemos sonreír: no se hagan problemas, el daño irreparable ya ha sido hecho por el abuelo José Alfredo Martínez de Hoz, repetimos, ministro de la dictadura más feroz de nuestra historia. Con ganarnos el juicio por unas escenas de nuestro film acerca de la Campaña del Desierto y el genocidio indígena no van a limpiar nunca jamás el nombre de Martínez de Hoz. Les recomiendo que en vez de preocuparse por el retatarabuelo, los descendientes se quiten la parte de Hoz, y se llamen a partir de ahora sólo Martínez, que es un apellido muy difundido y así pueden liberarse de ese terrible pasado familiar que es la figura del ministro dictatorial. El es quien asestó un golpe feroz e ilevantable contra su familia al ser ministro de esa dictadura.

Más todavía que el abogado que nos hace el juicio, ese nieto, se llama justamente José Alfredo Martínez de Hoz, igual que el ministro de la vergüenza nacional.

¿No es acaso este juicio un principio de tratar de hacer olvidar nuestro presente con una acusación contra un film que habla de la historia de cómo se robaron las tierras en las cuales vivieron durante siglos los pueblos originarios?

Los nietos demandantes sostienen que su retatarabuelo no intervino para nada con respecto a esas ocupaciones de tierras donde nacieron luego los grandes latifundios tan bien representados por la actual Sociedad Rural.

Justamente, ahora, aquí, voy a reproducir un documento de la Sociedad Rural donde habla acerca del fundador de esa entidad de estancieros, justamente de José Martínez de Hoz.

Esta solicitada fue publicada nada menos que el lunes 11 de junio de 1979, es decir, en plena dictadura militar de Videla, a página entera, siendo ministro de Economía José Alfredo Martínez de Hoz, por el diario Clarín, cuando se cumplieron cien años de la Campaña del Desierto. La solicitada dice, a todo título: “La Sociedad Rural Argentina, las Fronteras y los Indios”. En la misma se trae la resolución del ministro de Guerra, coronel Martín de Gainza de junio de 1870 que (textual) “acude a la Sociedad Rural Argentina pidiéndole se hiciera cargo de adquirir 1500 caballos para el Ejército con destino a la campañas contra los indios”. Luego sigue la solicitada (textual): “El entonces señor presidente de la Sociedad Rural Argentina, don José Martínez de Hoz respondió a ese petitorio diciendo: En contestación a la nota de V.E.... felicitándose la Sociedad Rural de que V.E. le haya dado esta brillante oportunidad para demostrar cuánto puede hacer en beneficio de los intereses rurales que está encargada de promover, cooperando siempre en todo sentido cuando se trata de dar seguridad y bienestar a nuestros pobladores de la campaña”. Aquí habría que decir que más bien se refería a la propiedad nueva de que se iban apoderando los nuevos dueños de la tierra con ayuda oficial. Luego, en la solicitada viene la circular firmada por Martínez de Hoz del 4 de julio de 1870 donde dice: “Siendo un deber de todo ciudadano prestar su auxilio y cooperación a los gobiernos, siempre que se ocupen de la seguridad y bienestar de las sociedades que dirigen, la corporación que presido no ha titubeado ni un momento en encargarse de la compra de 1500 caballos que el Excmo. Gobierno Nacional necesita urgentemente. La Comisión Directiva de la Sociedad Rural no ha trepidado ni un solo momento en tomar a su cargo tan importante comisión, porque ha creído que aceptándola trabaja en el sentido de favorecer los intereses rurales que tiene el deber de promover”. Firmado José Martínez de Hoz.

“Los intereses rurales”, dice el retatarabuelo de quienes nos iniciaron juicio. ¿Cuáles intereses, los de los pueblos originarios que vivían allí desde hacía veinte siglos? No, los intereses de los recién llegados que vieron que eso era una fuente de riquezas. El mismo día se hace la “asamblea general extraordinaria de la Sociedad Rural”. Y en el comunicado señala que el objeto de esa reunión es tratar la oferta hecha por “el gobierno de la Pcia. de Bs. As. al de la Nación para alejar los indios al otro lado del río Negro”. Misión que llevará a cabo ocho años después el general Roca. En la asamblea se resuelve ofrecerle al gobierno “la cooperación de los hacendados sin limitación alguna”. Estas tres palabras lo dicen todo.

Luego, los hacendados levantan el tono y ofrecen al gobierno: “La más decidida cooperación para reunir los elementos bélicos necesarios que, ayudando a los que tiene la Nación, sirvan a repeler los indios lejos de nuestras fronteras actuales”. Todo, firmado por José Martínez de Hoz.

Y trescientos ganaderos.

Luego sí, Martínez de Hoz muere antes de la expedición de Roca. Pero es que la Campaña del Desierto ya había comenzado mucho antes.

Bien, he presentado la primera prueba. Mi esperanza es –aunque yo vaya preso por faltar el respeto “a la Sociedad Rural”– que con esto tome un nuevo curso la gran polémica en el país acerca del genocidio que los argentinos cometimos hace un siglo y medio contra los pueblos originarios. Así que, bienvenido el juicio que nos han iniciado los Martínez de Hoz. Servirá para ventilar ese oscuro pasado.

 

Fuente: http://www.avkinpivkemapu.com.ar

Tomado de

Semanario Alternativas

 

ADHESIONES SOLIDARIDAD CON OSVALDO BAYER

 

 

CARTA ABIERTA

 

MAESTRO OSVALDO BAYERY REALIZADORES DEL FILM AWKA LIWEN, SEPAN QUE MUCHOS NOS RECONOCEMOS EN VUESTRO COMPROMISO PERMANENTE CON LA VERDAD HISTÓRICA

5 de septiembre de 2011

edatri48@yahoo.com.ar

Más de una vez algunos argentinos creyeron estar solos porque, fuera o dentro del país, no se sintieron acompañados por el vínculo solidario y fraterno del compañero, del amigo, del hermano o del maestro.

Pueblos Originarios, criollos y gringos de otras latitudes vivieron perturbados por el desasosiego que produce el sentirse vigilados o interpretados por la omnipresente presencia de un “Gran Hermano” luciferino. El dueño del pensamiento y los “actos patrióticos”, el mentor del destino de la Nación y el hacedor del “ser nacional” a través de historias oficiales cargadas de epopeyas surgidas de un supuesto “destino manifiesto”. En este sentido, se podría inferir que ha sido un hacedor de precoz linaje oligárquico y portador de un ilustre patronímico. Nos referimos a José Martínez de Hoz (José MdH), un hacendado patriota que comprometió su honor en beneficio de sus pares de clase. Por lo que sabemos, a parte de sus parientes lejanos y más próximos, nunca les importó que haya tenido graves responsabilidades en el etnocidio que culminó en la Campañas del “Desierto” y en el genocidio iniciado hacia el primer lustro de la década de 1970.

Por ello, hoy como otras veces estamos atentos y movilizados, ya que para ciertos portadores de ese patronímico, José MdH, fundador y primer presidente de la Sociedad Rural Argentina, fue un digno representante de la oligarquía vernácula del último tercio del siglo XIX. También, y para afirmarlo más enfáticamente, fue el que coadyuvó a resolver la antinomia “civilización o barbarie”. Todo un caballero de genuino patriotismo que humildemente brindó su colaboración para el corrimiento de las fronteras civilizatorias. Quizá esto sea lo que crean algunos de sus descendientes; entre ellos, los que con odio repulsivo iniciaron querellas judiciales contra quienes mancillan el honor de su “retatara-retatara”-abuelo, forjando historias que no tienen ni el consentimiento del patronímico MdH, ni la cientificidad que supieron darle a sus investigaciones historiográficas el inmaculado Ricardo Levenne y el prócer fundador del diario “La Nación”, Bartolomé Mitre, el de la “Triple Alianza” y el de la consigna: “La Nación será una tribuna de doctrina”. ¿Cómo ignorarlo?

Es probable que los herederos del patronímico MdH crean que hay historiadores que ponen en tela de juicio los actos heroicos y prometeicos de su “retatara…”; y que lo hacen por considerarlo sospechoso de ser uno de los responsables de lo que poco tiempo después, como hemos dicho, fuera el mayor etnocidio cometido en Argentina. Estos nobles nietos de otro José, José Alfredo MdH, quizá crean, además, que el objetivo de su bucólico “retro-abuelo” fue contribuir al embellecimiento del hábitat en un período previo al de la expansión de las fronteras civilizatorias, las que antes de la Campaña del “Desierto”, como se lee en las crónicas de Antonio Pigafetta (el florentino que acompañó a Magallanes en su primer viaje alrededor del mundo) estaban habitadas por un indio gigante y enardecido al que le pusieron un espejo delante y perdió el juicio por el espanto que le ocasionó la percepción de su propio rostro.

Ycómo ignorar que su abuelo José Alfredo MdH, fue un manantial de creación insaciable a favor de la dictadura más sangrienta que soportamos como pueblos. Fue el “Mago de Hoz” que ayudó a reducir y hacer desaparecer a una generación de jóvenes: trabajadores, estudiantes, periodistas, artistas, escritores o militantes que intentaron subvertir los valores de nuestra nacionalidad invocando la fábula de la utopía liberadora y emancipante… y las promesas incumplidas de la Revolución Francesa: libertad, igualdad, fraternidad.

¡Y ahora!, qué intrépida y temeraria actitud la de Historiadores como Osvaldo Bayer y Felipe Pigna –más otros realizadores del film Awka Liwen (“Rebelde Amanecer”), como su codirector, Mariano Aiello-; responsables todos de vilipendiar a José MdH apelando a esa cosa llamada “verdad histórica”… y defraudando a los conspicuos simpatizantes de la Mesa de Enlace.

Entonces, cómo pensar que ante el pavor que produce la Historia verdadera, los nietos del actual ex ministro de economía de la dictadura de Videla, Massera y Agosti, José Alfredo MdH, se iban a llamar a silencio, si para ellos todas las víctimas de ese patronímico no merecen ser recordadas ni honradas, en tanto solamente el amor y los ideales de libertad, igualdad y fraternidad los guiaba… cuestiones todas que por su escaso “valor de uso” no promueven el individualismo y el consumo sin límites.

Ahora bien, más allá de toda ironía o justificado sarcasmo, las personas y organizaciones que firmamos la presente, nos pronunciamos en los siguientes términos con relación a los juicios impulsados por los nietos de José Alfredo MdH:

  • Valoramos el film Awka Liwen porque desde el punto de vista de la creatividad artística se ha convertido en el fantasma que recorre nuestra historia oficial, un fantasma que desvela la única Historia verdadera.

  • Solicitamos su difusión, y el debate correspondiente, en todos los establecimientos educativos del país, tanto sea desde el nivel inicial como el de enseñanza media, terciaria y superior.

  • Solicitamos el pronunciamiento de desagravio a los realizadores del film por parte de todos los Consejos Superiores de las UUNN.

  • Declaramos personas no gratas, en todo el territorio de nuestro país, a José Alfredo Martínez de Hoz y sus nietos, en particular a los que han iniciado este nuevo ventarrón de odio hacia quienes tienen el coraje de cultivar la memoria, sin remendar la historia ni acribillar las palabras o al otro que es “subversivo” porque ha cultivado la capacidad de escuchar, interpretar y actuar en función de la “versión que viene de abajo”, la maravillosa “subversión”.

 

Firman:

Lic. Marcelo Valko (Prof. Titular de la Cátedra Imaginario Étnico, DDHH, UPMPM); Prof. Edgardo Datri (Ex docente-investigador de la UNCo); Dr. Fernando Lizárraga (Investigador del CONICET); Fundación SERPAC; Radio Comunidad E. Angelelli F.M. 105.7; Fundación Jaime de Nevares; Dr.Enrique Stein (Prof.Titular Consulto de la Universidad Nacional del Comahue); Prof. Omar Armando Cabrera (Profesor en Matemática de Escuelas de Enseñanza Media, Buenos Aires y CABA); Lic. Pablo Imen (Subdirector del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia –PLED-); Nélida Rosa de Casas (Militante por los DDHH); Vilma Chiodin (Artista); Prof. Silvia C. Leanza (Fundación Ecosur Filial Patagonia Norte); Organismo de DDHH “Zainuco”; Verónica Coelho (Docente); Prof. Carlos Galano (Docente de Posdtgrado de la UNR); Claudia Korol (Coordinadora del Equipo de Educación Popular Pañuelos en Rebeldía); Prof. Rubén Dri (Docente e Investigador, Fac. de Cs. Sociales de la UBA); Dr. Jorge Rabassa (Investigador Superior del Laboratorio de Geomorfología y Cuaternario, CADIC-CONICET); Valeria Jelinski (Diseñadora Gráfica); Prof. Margarita Garrido (Docente e investigadora de la UNCo); Carlos Falaschi (Ex docente-investigador de la UNCo, Militante de DDHH); Thérèse M. Parrat (Militante de DDHH); Martín A. Properzi (Docente de la UNCo); Dra. María Guadalupe Villegas Tapia (UNAM, México); Cátedra Libre: "Saberes, creencias y luchas de los Pueblos Originarios" (Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario); Colectivo NADyES (Nacimos Diversos y Estamos Siendo -Rosario, Santa Fe-); Lic. Claudia A. Gotta (Docente-Investigadora, Centro de Estudios "Espacio, Memoria e Identidad",Universidad Nacional de Rosario); Prof. María Haydée Escudero (Docente Regular Asociada de la UNCo); Prof. Pablo Scatizza (Historiador, docente de la UNCo); Natalia Grossenbacher (Docente rionegrina, estudiante de Comunicación Social, trabajadora independiente); Elio Brat (Periodista, Corresponsal del Canal 26 y TV y “Página 12” en Neuquén y Río Negro); Edgardo L.Fernández Stacco (Ex-Docente Departamento de Matemática, UNS); Oscar Castelnovo (Periodista); Colectivo Agencia Rodolfo Walsh; AgruPasión Para la Libertad; Comunicación por la Libertad; Ing. Luis Manuel Tiscornia (Prof. Regular Titular, UNCo); Nora Britos (Prof. Adjunta Políticas Sociales del Estado, Escuela de Trabajo Social, Universidad Nacional de Córdoba); Nora Aquín (Universidad Nacional de Córdoba); Prof. Ariel Petruccelli (Historiador, docente de la UNCo); Hernán Medina (Foro Ciudadano de Participación por la Justicia y los DDHH); Prof. Alicia S. Gabarra (Psicóloga Social); Lic. Gustavo Brufman (Secretario de Acción Social y DD.HH. de CONADU y Secretario de DD.HH. de la CTA Rosario); Patricia Emma Sozzani (Comodoro Rivadavia, Chubut); Escuela Chico Méndes (Rosario); Cristina Castello (Poeta y periodista argentina, Francia); Daniel Otal (El Bolsón, Río Negro); Dr. Eduardo Rosenzvaig (Escritor, docente-investigador de la UNT); Morant Karen Graciela (Alumna de la Facultad Humanidades, UNCo); Medina Víctor Hugo (Prof. Fac. Cs. Agrarias, UNCo); Norberto Ganci (Director de: “El Club de la Pluma”, Córdoba); Sergio Ortiz (Periodista, Córdoba); Javier Arbonés (Director del Coro de la Universidad Nacional del Comahue); María Mercedes Prol; Pablo A. Grisón (Docente de Neuquén); Enzo Giacinti (Neuquén); Dr. Francisco Gatto (Ex docente-investigador de la UNCo); Carlos Horacio "Tata" Herrera(Escritor, poeta); Carina Bittar (Secretaria de Desarrollo Comunitario y Derechos. Municipalidad de Unquillo, Córdoba); Gervasio Diaz (H.I.J.O.S. del Alto Valle de Río Negro y Neuquén); Oscar Alberto De la Canal-(Docente Escuela Nuestra Señora de La Guardia - Neuquén); Elina Beatriz Roglich (Ex docente de la Escuela Nuestra Señora de La Guardia); Alicia Soldevila (Pof. Adjunta - TS con Familias. Escuela de TS, UNC); Ovidio Antonio Torroija (Docente Ciclo Sup Epet Nº 3 – Neuquén); Jorge Edgardo Gómez (Rosario); Colectiva Feminista La Revuelta (Neuquén-Patagonia Argentina); Lil Roos (Docente de Neuquén); Prof. Liliana C. Obregón (Ex Secretaria Gral. De ATEN, Neuquén);Laura Valdemarca (Profesora de Historia Argentina Contemporánea – UNC -); Norberto Pedro Urso (Ex Detenido Desaparecido); Prof. Lucrecia Cabana (Historiadora); Prof. Nadia Heredia (Docente de la UNCo); Prof. Graciela Alonso (Consejera Superior de la UNCo); Asociación de ex detenidos desaparecidos (www.exdesaparecidos.org.ar aedd@exdesaparecidos.org.ar); Miguel Angel de Boer (Médico psiquiatra, escritor, poeta – Comodoro Rivadavia – Chubut); José Luis Ronconi (Comodoro Rivadavia – Chubut); Ariana Datri (Psicóloga y docente de Neuquén); Mariano Amadío (Ingeniero de Neuquén); Silvia Brusilovsky (Docente-investigadora de la UNLuján); Cátedra de Audiovisual I y II (Licenciatura en Comunicación Social, UPA); Foro Ambiental y Social de la Patagonia (Comodoro Rivadavia); Colectivo Libertario Patagonico; Isabel Cabezas (Bibliotecaria de Biblioteca UNTER Seccional Roca); Cecilia Palma (Docente - Personal del Museo Provincial “Gdor. E. Tello”– Viedma, Río Negro); Gladys Hahn (Museóloga - Personal del Museo Provincial “Gdor. E. Tello”– Viedma, Río Negro); Roberto Tarifeño (Docente - Personal del Museo Provincial “Gdor. E. Tello”– Viedma, Río Negro); Miguel Ángel García (Estudiante de Sociología en la UNCo); López, Marina Victoria (Estudiante de Sociología en la UNCo); Prof. Ms. María Eugenia Borsani (Profesora e investigadora - Universidad Nacional del Comahue); Dr. Luis A. E. Lucchetta (DDHH CTA Chubut); Diego Pérez (FM Ciudad Puerto Madryn); Laura Noemi Mir (Abogada - Trelew, Chubut); Gonzalo Pérez Alvarez (Docente UNPatagonia - CONICET); Angelina Uzín Olleros(Profesora Asociada Cátedra de Filosofía Política, UNER - Ética y Derechos Humanos, UADER); Alejandro Horowicz (UBA, Facultad de Ciencias Sociales, Sociología); Nora Susana Pellegri (Docente Investigadora, UNR-CONICET); Alicia Norma Jiménez (Empleada Empresa LP S.R.L. - Rio Negro); Kaina Romero (Fiske Menuco – Docente); María Felicitas Elías (Prof. Regular Titular, cátedra Metodología IV - Seminario de Adopción de Niños en Argentina, FSOC, UBA); Laura Asta (Socióloga);

Prof. Juan Carlos Sánchez (Docente y periodista - Colaborador de Argenpress - Director Editorial de GACETILLAS ARGENTINAS); Sindicato Ceramistas de Neuquén; Biblioteca Popular Osvaldo Bayer de Villa la Angostura; Julio Rudman (Periodista, Mendoza); Dr. Javier Garín (Abogado DD.HH. – Lomas de Zamora, Bs.As.); María Cristina Beute (Abogada); Amelia Blanco; Mariana Valdovinos; Héctor Vázquez
(Escritor-Antropólogo e Investigador Principal CONICET); Lic. Jorge Cardelli (Docente, Diputado Nacional); Patricia Machado (Comunera electa, CABA); Juan R. Arguello (Asociación Bancaria Seccional Buenos Aires, ex preso político 1975/1984); Martha Bardaro (Prof. en Filosofía – Ensayista, Resistencia – Chaco); Sebastián Andrés Salas (Realizador audiovisual – musiquero); Eugenia Brescia; Lic. Gladys E. Loys (Cátedra Libre de Derechos Humanos, Facultad de Humanidades, Cs. Sociales y de la Salud – UNSE); Andrea Fabiana Janin (
Analista Químico-Biológica, Resistencia – Chaco); Mirta Clara (Psicóloga, Docente Maestría Salud Mental Comunitaria - Universidad Nacional de Lanas); Mujeres por la Paz (Berna-Suiza); Dora Liliana Palacios (Docente- Rio Grande - Tierra del Fuego); Cecilia Cavilla (Estudiante de Filosofía, UNCo);

Comentar este post