Argentina: Relanzamiento de la Cátedra Che Guevara en la Universidad de lxs Trabajadorxs - Fábrica IMPA

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El Che Guevara hoy en América Latina

-cid_image008_jpg-01CC0B89.jpg




Oradores:
Atilio Borón, Vicente Zito Lema, Eduardo «Vasco» Murúa, Néstor Kohan, Equipo docente Cátedra Che Guevara - Colectivo AMAUTA


Martes 10 de mayo, 19 hs
Sede: Rawson 106 (a metros de la vía del ferrocarril).

Convoca:

Catedra Che Guevara - Colectivo AMAUTA
www.amauta.lahaine.org

 

El movimiento de Cátedras Che Guevara y la disputa por la hegemonía en América Latina

Vivimos un nuevo tiempo latinoamericano. A través de rebeliones populares, insurrecciones, luchas callejeras y diversas confrontaciones sociales hemos logrado poner en crisis al neoliberalismo en su forma paradigmática y brutal, tal como lo padecimos en la década del '90. Por diversas vías, el movimiento popular de Nuestra América ha iniciado un difícil proceso de cambios sociales. Desde la insurgencia colombiana hasta el ascenso electoral de los movimientos sociales en Bolivia, pasando por el proceso bolivariano en Venezuela, nuevas experiencias con pretensiones de cambio y aspiraciones radicales (y no pocas contradicciones internas…) acompañan hoy a la revolución cubana, que ya no está sola ni aislada.

En ese nuevo contexto continental conviven las mencionadas experiencias con otras notablemente diferenciadas, donde la añeja política tradicional y las viejas clases dominantes se reciclan e intentan aggiornarse.

Los foros sociales mundiales con que se inauguró el siglo XXI abrieron la puerta, por la cual todavía no pasamos. La consigna, ampliamente consensuada, fue: “Otro mundo es posible”.
Bien, pero, ¿cuál es ese otro mundo?

¿Será quizás un capitalismo sojero con retórica “progre”? ¿La expoliación de nuestros recursos naturales en nombre “la democracia”? ¿La defensa de los viejos privilegios de clase y los cínicos monopolios de la comunicación en nombre de “la libertad de expresión”? ¿Tal vez un capitalismo de Estado “con rostro humano”? ¿Una tercera vía que mezcle “economía social” con economía de mercado?

¿O, en cambio, será la profundización revolucionaria de la perspectiva socialista por la vía de una estrategia de poder popular, un camino de combate prolongado contra el capital y la empresa privada (incluso contra el capital que para sobrevivir y seguir acumulando se titula tramposamente en los diversos países del continente, “progresista”, “nacional”, “bolivariano”, “andino”, etc.), la superación progresiva del mercado, el predominio creciente de la propiedad colectiva de los principales medios de producción y la planificación como herramienta central de la transición socialista? La respuesta sigue pendiente y está abierta a una compleja y difícil disputa social, ideológica y política de largo alcance. Esa es una de las discusiones principales en toda América Latina.

Para intervenir en esa disputa política, acumulando fuerzas en una dirección ideológica al mismo tiempo antimperialista y anticapitalista de alcance continental, fortaleciendo la formación política de la militancia de base y combatiendo la nefasta influencia ideológica de las fundaciones del imperialismo, la socialdemocracia, los monopolios de la (in)comunicación, las ONGs y otras instituciones del mismo tenor, impulsamos desde la experiencia argentina la formación de Cátedras Che Guevara, en nuestro país pero también a nivel continental.

En Argentina la historia de las Cátedras Che Guevara comienza en el año 1997, en el 30 aniversario de la caída del Che. Primero se fundó la Cátedra Che Guevara en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Luego la experiencia se extendió como reguero de pólvora a Rosario, Córdoba, Río Cuarto, Chaco, Salta, Mar del Plata, Comahue, La Pampa, La Plata, Misiones, entre muchos otros lugares. Nosotros participamos de esas iniciativas desde el comienzo. Mucho alentaron y ayudaron entonces los compañeros del Centro Che Guevara de La Habana.

Más tarde, la experiencia de la Cátedra Che Guevara se reprodujo al interior de la naciente Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo, donde pudimos desarrollar nuestra tarea, durante casi una década. En ese período colaboramos con la fábrica Brukman (no sólo con clases teóricas, sino incluso poniendo el cuerpo en la lucha callejera directa contra la policía y la infantería como quedó registrado en la película “La Toma”), en la fábrica Zanon y en varias otras movidas más.

Posteriormente pasamos a trabajar y hacer formación política en el Hotel Bauen, recuperado y gestionado por sus trabajadorxs, como parte del movimiento de fábricas y empresas recuperadas. Mientras tanto inauguramos la Escuela de Formación Política 22 de agosto “Héroes de Trelew”, en una fábrica textil —gestionada por movimientos piqueteros— del barrio proletario de Florencio Varela, en la periferia del gran Buenos Aires. Lo mismo hicimos durante años en el barrio-Villa del Bajo Flores (villa 1-11-14) donde utilizamos el cine como herramienta liberadora, como arma de discusión y formación política con lxs compañerxs y trabajadorxs de la villa. En forma paralela volvimos a lanzar la Cátedra Che Guevara en la Universidad de Buenos Aires.

La mayor parte de esas experiencias —siempre impulsadas con trabajo colectivo, voluntario y militante, es decir, no rentado ni financiado por nadie— se desarrollaron en medio de disputas ideológicas y una aguda batalla de las ideas. Con paciencia de hormiga, militancia, voluntad a largo plazo, estudio y método, logramos ganarnos el respeto y la confianza política de muchxs compañerxs que, compartiendo o no el conjunto de nuestras ideas, valoran la seriedad, el compromiso y la rigurosidad con que intentamos encarar esa tarea.

El Che, Mariátegui, Robi Santucho, Rodolfo Walsh y toda la gente querida que nosotros admiramos y pretendemos continuar se merecen respeto, nos exigen seriedad, no improvisación. Como producto de todas esas experiencias de muchos años de pedagogía popular pero también de investigación teórica marxista (porque para poder difundir el marxismo del Che e influir en el movimiento de masas y la juventud hay que estudiarlo en serio y no repetir de manera superficial tres o cuatro consignas descolgadas sin investigar en profundidad su pensamiento), elaboramos y publicamos los siguientes libros: Ernesto Che Guevara: El sujeto y el poder (Buenos Aires, Nuestra América, 2005); Aproximaciones al marxismo. Una introducción posible ( México, Ocean Sur, 2008) y En la selva. Los estudios desconocidos del Che Guevara. A propósito de sus «Cuadernos de lectura de Bolivia» (Caracas, Misión Conciencia, 2011, de próxima aparición en Argentina por el sello «Amauta Insurgente»).

Con todo ese material de pedagogía popular, formación política, investigación teórica y experiencia militante acumulada colaboramos con compañerxs y amigxs de varios otros países hermanos, desde la Escuela Nacional «Florestan Fernández» del Movimiento Sin Tierra (MST) de Brasil, hasta Cátedras Che Guevara que inauguramos en Chile, Bolivia y Venezuela, además de nuestra colaboración con Cuba y a través del Movimiento Continental Bolivariano (MCB) con varios otros lugares, como la Escuela de Cuadros «Manuel Marulanda Velez» de Caracas.

Eso es parte de lo que hicimos hasta ahora. Sin embargo no hay que dormirse. En toda Nuestra América y en particular en Argentina la confrontación es permanente. Resulta difícil “aburrirse”. Las coyunturas políticas oscilan y van cambiando. La lucha de clases nunca es lineal. El viento no siempre sopla a nuestro favor. Pero no nos rendimos ni bajamos las banderas. Remamos con viento a favor o con viento en contra. Nunca nadamos con la ola del momento. Con nuestras modestas posibilidades, tratamos de mantener el mismo rumbo que nos enseñaron el Che Guevara, Agustín Tosco, Mario Roberto Santucho, Rodolfo Walsh, Haroldo Conti, Raymundo Gleyzer y nuestros 30.000 compañerxs desaparecidxs.

Consideramos que el guevarismo no es algo nostálgico, folclórico ni “antiguo” (decir alegre y frívolamente que “la onda del Che está vieja” implica no conocer en profundidad su pensamiento). Posee impactante actualidad y mucho que aportar en esas polémicas contemporáneas y disputas futuras.

Como pensamiento político y proyecto ideológico, el guevarismo constituye la continuación de la herencia de Mariátegui (el “primer marxista de América”) y la máxima expresión de la insurgencia latinoamericana y tercermundista. El guevarismo sintetiza la lucha de Tupac Amaru, Juana Azurduy, José de San Martín, Artigas y el libertador Simón Bolívar con el pensamiento de Marx y Lenin. En todos ellos y ellas nos inspiramos. Los ideales y valores más nobles de la humanidad y toda su historia de lucha popular pertenecen a la clase trabajadora.

Por eso ahora, en el año 2011, con el Colectivo Amauta relanzamos la experiencia de la Cátedra Che Guevara y nuestros proyectos de formación política, en la naciente Universidad de los Trabajadores, fundada en Buenos Aires desde la fábrica metalúrgica recuperada IMPA.

Lo pensamos y planificamos así, de este modo, para apoyar la lucha de la clase obrera, nuevamente amenazada por el poder. Como siempre, lo hacemos por convicción y proyecto político, no por dinero, cargos burocráticos, prebendas ni mezquindades individuales.

Te esperamos los martes a las 19 horas a partir del martes 10 de mayo en la Universidad de lxs Trabajadorxs , calle Rawson 106 (a metros de la vía del ferrocarril) . Vení y participá. Ayudanos por favor a difundir la movida entre tus amigxs y compañerxs y en cadenas de información altenativa. Consultá las novedades de la Cátedra en la página web:

www.amauta.lahaine.org

Primeros encuentros:

* El Che Guevara hoy en América Latina

* El Che y la nueva gestión de las empresas en la transición al socialismo (aproximaciones al debate cubano y venezolano, la mirada argentina)

* Che, un hombre nuevo

* ¿El Che desconocido? A propósito de sus escritos inéditos

Cátedra Che Guevara

Colectivo AMAUTA.

Comentar este post