Argentina traba la venta de electricidad paraguaya a Uruguay

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Uruguay acordó con Paraguay la provisión de energía generada por la represa paraguaya Acaray, pero la Argentina posterga la autorización para que la energía atraviese su territorio y llegue a destino. La negociación entre los dos socios más pequeños del Mercosur ya está cerrada por las autoridades energéticas, las cancillerías y las empresas involucradas.

.

En el gobierno argentino, en cambio, se sostiene que la disputa surgió porque Paraguay NO PUEDE DEMOSTRAR QUE LA ELECTRICIDAD ES SUYA Y QUE PROVIENE DE SU HIDROELECTRICA “ACARAY”, tampoco puede demostrar que la electricidad no proviene de la hidroeléctrica binacional Yacyretá, cuyos excedentes debe vender a la Argentina.

.

“La electricidad es una sola y cuando entra en las líneas ya no se puede distinguir de dónde viene”, dijeron en el Ministerio de Planificación de Argentina.

.

El consejo de ministros uruguayo informó el 15 de mayo de 2011, que se llegó a un acuerdo energético con Paraguay “que podría ser muy significativo para la compra de energía eléctrica directamente desde ese país”. Se precisó que se realizó un acercamiento con Argentina para facilitar la llegada de la electricidad desde Paraguay: “Se está considerando el pago de un peaje por el traslado de electricidad a través de las redes del sistema argentino, que en muchos casos está en manos de privados”.  Según informó el ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, sólo restaba resolver cómo se haría el pasaje de la energía a través de Argentina y asegurarse de que la electricidad que llegue a Uruguay efectivamente se haya producido en Paraguay y no en alguna de las plantas binacionales que comparte con Argentina. Una vez que se solucionen éstos puntos, el gobierno comenzará a tramitar la compra a Paraguay, dado que ya se acordó la forma de fijación de precios.

La primera prueba de exportación de energía eléctrica a Uruguay desde Paraguay, realizada el 23 de febrero de 2011,  demostró la factibilidad de ese proceso por un tercer país: el ensayo tuvo lugar por un período de tres horas y fue posible gracias a las negociaciones iniciadas con las autoridades argentinas, al disponer de su infraestructura para el traslado de la energía desde la hidroeléctrica Acaray, en el lado paraguayo.

La energía suministrada a Uruguay será de hasta 200 megawatt/hora, a un precio de entre 80 y 120 dólares mw/h, dijo la viceministra de Energía y Minas de Paraguay, Mercedes Canese.

————–

-

Tensión en el Mercosur

Enojo de Uruguay y Paraguay con el país

Hay tironeos por una compra de energía

 

3-7-2011- Uruguay y Paraguay no ocultan su enojo con el gobierno argentino por “bloquear” el comercio de energía eléctrica entre ambos países “sin fundamentos legales”.

Altas fuentes del gobierno de José Mujica revelaron que Uruguay quiere comprar electricidad a Paraguay generada por una represa de ese país, pero la Argentina posterga la autorización para que la energía atraviese su territorio y llegue a destino. El conflicto, dijeron los informantes a La Nacion, pudo haber sido la principal causa de la ausencia de la presidenta Cristina Kirchner a la última cumbre del Mercosur, en Asunción, la semana pasada.

Domingo 03 de julio de 2011 http://www.lanacion.com.ar/1386522-enojo-de-uruguay-y-paraguay-con-el-pais  - Nelson Fernández  – Corresponsal en Uruguay

 

En el gobierno argentino, en cambio, se sostiene que la disputa surgió porque Paraguay no puede demostrar que la electricidad no proviene de la hidroeléctrica binacional Yacyretá, cuyos excedentes debe vender a la Argentina. “La electricidad es una sola y cuando entra en las líneas ya no se puede distinguir de dónde viene”, dijeron ayer en el Ministerio de Planificación ante la consulta de La Nacion, al tiempo que negaron tajantemente que la Presidenta haya faltado a la cumbre regional en Asunción por este tema.

Lo cierto es que el malestar es palpable en el gobierno uruguayo, donde dicen estar sorprendidos por la actitud del ministro Julio De Vido, que en la cumbre de marzo pasado en el Palacio San Martín, en Buenos Aires, fue enérgico en rechazar que este tema se incluyera en una declaración conjunta. Los funcionarios no hicieron público su enojo porque creyeron que el conflicto se destrabaría a otro nivel, pero pasó el tiempo y no hubo avances.

“De Vido negó una mesa tripartita porque mientras negocia bilateralmente, a Uruguay le dice que la culpa es de los paraguayos y a Paraguay le dice que los uruguayos no cumplen quién sabe qué norma y estira la resolución”, dijo una fuente oficial.

Paraguay tiene compromisos con Brasil para venderle los excedentes de energía de Itaipú y, con la Argentina, los de la represa Yacyretá, pero Uruguay pretende comprar lo producido en Acaray, una central hidroeléctrica exclusivamente paraguaya.

La negociación entre los dos socios más pequeños del Mercosur ya está cerrada por las autoridades energéticas, las cancillerías y las empresas involucradas, la paraguaya Administración Nacional de Electricidad (ANDE) y Usinas Termoeléctricas del Estado (UTE), de Uruguay.

Para los orientales, las normas del bloque regional garantizan el libre tránsito de la energía y la Argentina no puede poner trabas, pero afirman que no se trata de un problema económico, sino de que la administración Kirchner quiere dejar a Paraguay con un solo cliente, el mercado argentino. En Asunción esperan concretar esta operación para luego hacer lo propio con Chile. “Es muy difícil negociar con esta administración argentina”, se quejó un funcionario de la cancillería oriental en estricto off the record . “Paulatinamente se han resuelto los temas técnicos y ahora se está en una etapa de negociación con la Argentina, con la que se vienen resolviendo los obstáculos jurídicos existentes; el tema energético es regional y estaremos focalizados en esto”, dijo públicamente el canciller uruguayo, Luis Almagro.

Oportunidad perdida

La viceministra de Minas y Energía del Paraguay, Mercedes Canese, es una de las principales protagonistas de este conflicto. Había transmitido a Uruguay que la Cumbre del Mercosur de Asunción era “la” oportunidad para lograr que la Argentina admitiera el acuerdo y no lo dilatara más. Pero no tuvo suerte porque Cristina Kirchner no fue al encuentro presidencial.

“Solamente había algunos pequeños detalles del contrato que había que terminar de definir”, lamentó Canese. ¿Cuáles son esos detalles? En el gobierno uruguayo dicen que es simplemente la firma del aval para el tránsito de energía a través del pasaje binacional de Salto Grande (entre Concordia y Salto).

Las autoridades uruguayas consideran que no hay problema de falta de energía, pero que sí enfrentan un costo alto de producción por la necesidad de generar sobre la base de combustibles fósiles para un país que no tiene petróleo propio.

El convenio con Paraguay surgió luego de confirmar las posibilidades de ese país de exportar a Uruguay parte de los excedentes de lo producido en una represa propia, que no es de lo que genera en forma conjunta con Brasil o la Argentina.

Los comentarios que circulan en la Torre Ejecutivo, donde Mujica tiene su despacho, giran sobre el malestar con la Argentina por “sus planteos inaceptables”, aunque no se entra en detalles. La bronca con el gobierno kirchnerista se inició en 2010 y por ahora se acumula en silencio. “Es una cuestión de soberanía; dejan prisionero a Paraguay para exportar su energía y nos perjudican a nosotros”, agregó otra fuente.

En Planificación, la visión es otra: “La relación con Uruguay es inmejorable; la Presidenta firmó en Olivos un convenio con Mujica para regasificación de gas y les estamos vendiendo 300.000 m3 por día para abastecer a los hogares uruguayos”. Aquí, en la otra orilla, creen que ahora el tema sólo puede resolverse en un mano a mano de los presidentes.

————–

Viceministra de Energía y Minas de Paraguay, Mercedes Canese.
.
Paraguay advirtió que Argentina le pone trabas a la exportación de energía propia al Uruguay
.
Energía | El País | 03.07.2011 – Posadas, Misiones | NDN |

Uruguay acordó con Paraguay la provisión de energía generada por la represa paraguaya Acaray, pero la Argentina posterga la autorización para que la energía atraviese su territorio y llegue a destino.

La negociación entre los dos socios más pequeños del Mercosur ya está cerrada por las autoridades energéticas, las cancillerías y las empresas involucradas. A principios de año, Paraguay había anunciado la venta de alrededor de 200 megavatios de energía a la Empresa Administradora de Usinas y Transmisiones (UTE) del Uruguay, lo que significará ingresos de alrededor de 120 millones de dólares estadounidenses al año a la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) paraguaya.   

En el gobierno argentino, en cambio, se sostiene que la disputa surgió porque Paraguay no puede demostrar que la electricidad no proviene de la hidroeléctrica binacional Yacyretá, cuyos excedentes debe vender a la Argentina. “La electricidad es una sola y cuando entra en las líneas ya no se puede distinguir de dónde viene”, dijeron ayer en el Ministerio de Planificación ante la consulta de La Nacion.

Sin embargo, según el diario La Nación del Paraguay, el canciller del gobierno uruguayo, Luis Almagro, se mostró optimista e informó que en agosto se concretará la venta de energía de la hidroeléctrica de Acaray.

La viceministra de Minas y Energía del Paraguay, Mercedes Canese, es una de las principales protagonistas de este conflicto. Había transmitido a Uruguay que la Cumbre del Mercosur de Asunción era “la” oportunidad para lograr que la Argentina admitiera el acuerdo y no lo dilatara más.

Para colmo, Uruguay registra el consumo de energía más alto de la historia. Las bajas temperaturas que comenzaron a registrarse en Uruguay hicieron elevar el consumo de energía eléctrica al punto que el lunes 27 de junio pasado se registró la jornada de consumo más alto en lo que va del año, con 1.694 megavatios (MW) en el pico de demanda.

Las autoridades uruguayas consideran que no hay problema de falta de energía, pero que sí enfrentan un costo alto de producción por la necesidad de generar sobre la base de combustibles fósiles para un país que no tiene petróleo propio.

————

 

.

Enojo de Paraguay y Uruguay con Argentina

Uruguay y Paraguay no ocultan su enojo con el gobierno argentino por “bloquear” el comercio de energía eléctrica entre ambos países “sin fundamentos legales”. 
 
  http://www.adnmundo.com/contenidos/politica/enojo_uruguay_paraguay_con_argentina_bloqueo_energia_electrica_040711.html
  
Según consignó el diario La Nación, altas fuentes del gobierno de José Mujica revelaron que Uruguay quiere comprar electricidad a Paraguay generada por una represa de ese país, pero la Argentina posterga la autorización para que la energía atraviese su territorio y llegue a destino. El conflicto, dijeron los informantes, pudo haber sido la principal causa de la ausencia de la presidenta Cristina Kirchner a la última cumbre del Mercosur, en Asunción, la semana pasada.En el gobierno argentino, en cambio, se sostiene que la disputa surgió porque Paraguay no puede demostrar que la electricidad no proviene de la hidroeléctrica binacional Yacyretá, cuyos excedentes debe vender a la Argentina. “La electricidad es una sola y cuando entra en las líneas ya no se puede distinguir de dónde viene”, dijeron en el Ministerio de Planificación, al tiempo que negaron tajantemente que la Presidenta haya faltado a la cumbre regional en Asunción por este tema.

Agregó el tabloide que la viceministra de Minas y Energía del Paraguay, Mercedes Canese, había transmitido a Uruguay que la Cumbre del Mercosur de Asunción era “la” oportunidad para lograr que la Argentina admitiera el acuerdo y no lo dilatara más. Pero no tuvo suerte porque Cristina Kirchner no fue al encuentro presidencial.

——————————

-

Uruguay y Paraguay están enojados con Argentina por la compra de energía eléctrica
 
http://www.lapoliticaonline.com/noticias/val/74694/uruguay-y-paraguay-estan-enojados-con-argentina-por-la-compra-de-energia-electrica.html
Fuentes del gobierno uruguayo revelaron que ese país quiere comprar electricidad a Paraguay pero Argentina posterga la autorización para que la energía atraviese su territorio. Desde el ministerio que conduce De Vido sostienen que Paraguay no puede demostrar que la electricidad no proviene de la hidroeléctrica binacional Yacyretá.
 03.07.2011
Uruguay y Paraguay no ocultan su enojo con el gobierno argentino por “bloquear” el comercio de energía eléctrica entre ambos países “sin fundamentos legales”.

Según publicó La Nación, altas fuentes del gobierno de José Mujica revelaron que Uruguay quiere comprar electricidad a Paraguay generada por una represa de ese país, pero la Argentina posterga la autorización para que la energía atraviese su territorio y llegue a destino. El conflicto pudo haber sido la principal causa de la ausencia de la presidenta Cristina Kirchner a la última cumbre del Mercosur, en Asunción, la semana pasada.

En el gobierno argentino, en cambio, se sostiene que la disputa surgió porque Paraguay no puede demostrar que la electricidad no proviene de la hidroeléctrica binacional Yacyretá, cuyos excedentes debe vender a la Argentina. “La electricidad es una sola y cuando entra en las líneas ya no se puede distinguir de dónde viene”, dijeron ayer en el Ministerio de Planificación, al tiempo que negaron tajantemente que la Presidenta haya faltado a la cumbre regional en Asunción por este tema.

Lo cierto es que el malestar es palpable en el gobierno uruguayo, donde dicen estar sorprendidos por la actitud del ministro Julio De Vido, que en la cumbre de marzo pasado en el Palacio San Martín, en Buenos Aires, fue enérgico en rechazar que este tema se incluyera en una declaración conjunta. Los funcionarios no hicieron público su enojo porque creyeron que el conflicto se destrabaría a otro nivel, pero pasó el tiempo y no hubo avances.

“De Vido negó una mesa tripartita porque mientras negocia bilateralmente, a Uruguay le dice que la culpa es de los paraguayos y a Paraguay le dice que los uruguayos no cumplen quién sabe qué norma y estira la resolución”, dijo una fuente oficial.

Paraguay tiene compromisos con Brasil para venderle los excedentes de energía de Itaipú y, con la Argentina, los de la represa Yacyretá, pero Uruguay pretende comprar lo producido en Acaray, una central hidroeléctrica exclusivamente paraguaya.

La negociación entre los dos socios más pequeños del Mercosur ya está cerrada por las autoridades energéticas, las cancillerías y las empresas involucradas, la paraguaya Administración Nacional de Electricidad (ANDE) y Usinas Termoeléctricas del Estado (UTE), de Uruguay.

Para los orientales, las normas del bloque regional garantizan el libre tránsito de la energía y la Argentina no puede poner trabas, pero afirman que no se trata de un problema económico, sino de que la administración Kirchner quiere dejar a Paraguay con un solo cliente, el mercado argentino. En Asunción esperan concretar esta operación para luego hacer lo propio con Chile. “Es muy difícil negociar con esta administración argentina”, se quejó un funcionario de la cancillería oriental en estricto off the record . “Paulatinamente se han resuelto los temas técnicos y ahora se está en una etapa de negociación con la Argentina, con la que se vienen resolviendo los obstáculos jurídicos existentes; el tema energético es regional y estaremos focalizados en esto”, dijo públicamente el canciller uruguayo, Luis Almagro.

Oportunidad perdida

La viceministra de Minas y Energía del Paraguay, Mercedes Canese, es una de las principales protagonistas de este conflicto. Había transmitido a Uruguay que la Cumbre del Mercosur de Asunción era “la” oportunidad para lograr que la Argentina admitiera el acuerdo y no lo dilatara más. Pero no tuvo suerte porque Cristina Kirchner no fue al encuentro presidencial.
“Solamente había algunos pequeños detalles del contrato que había que terminar de definir”, lamentó Canese. ¿Cuáles son esos detalles? En el gobierno uruguayo dicen que es simplemente la firma del aval para el tránsito de energía a través del pasaje binacional de Salto Grande (entre Concordia y Salto).

Las autoridades uruguayas consideran que no hay problema de falta de energía, pero que sí enfrentan un costo alto de producción por la necesidad de generar sobre la base de combustibles fósiles para un país que no tiene petróleo propio.
El convenio con Paraguay surgió luego de confirmar las posibilidades de ese país de exportar a Uruguay parte de los excedentes de lo producido en una represa propia, que no es de lo que genera en forma conjunta con Brasil o la Argentina.
Los comentarios que circulan en la Torre Ejecutivo, donde Mujica tiene su despacho, giran sobre el malestar con la Argentina por “sus planteos inaceptables”, aunque no se entra en detalles. La bronca con el gobierno kirchnerista se inició en 2010 y por ahora se acumula en silencio. “Es una cuestión de soberanía; dejan prisionero a Paraguay para exportar su energía y nos perjudican a nosotros”, agregó otra fuente.

En Planificación, la visión es otra: “La relación con Uruguay es inmejorable; la Presidenta firmó en Olivos un convenio con Mujica para regasificación de gas y les estamos vendiendo 300.000 m3 por día para abastecer a los hogares uruguayos”. Aquí, en la otra orilla, creen que ahora el tema sólo puede resolverse en un mano a mano de los presidentes

——————————

Gustavo Codas director general paraguayo de la hidroeléctrica binacional de Itaipú

.

Uruguay quiere comprar energía a Paraguay

21 de enero de 2011

Montevideo, Uruguay (UD) Uruguay quiere comprar la energía no consumida de Itaipú que le corresponde a Paraguay, confirmó el director general paraguayo de la entidad, Gustavo Codas citado por ABC

El funcionario del gobierno del Paraguay dijo a medios de su país que no sabe qué precio quiere pagar por la energía, pero señaló que serían “son superiores a los que actualmente el Paraguay recibe, digamos, por la tarifa más la compensación por cesión de energía”.

El presidente Fernando Lugo volvió a plantear el lunes al canciller brasileño, Antonio de Aguiar Patriota, que el vecino país le deje vender la energía no consumida de Itaipú a terceros países.

Paraguay ya consiguió el visto bueno político de Argentina para vender energía de Yacyretá a Chile y Uruguay, pero hasta ahora no llega la autorización técnica, debido a que Argentina también le vende energía a Uruguay, por valor de US$ 300 millones anuales

http://www.uruguayaldia.com/2011/01/uruguay-quiere-comprar-energia-a-paraguay/

———–

-

Paraguay: Exportación de energía eléctrica, un hecho histórico
.
El Paraguay ha exportado electricidad de Acaray a Brasil y Argentina desde 1970, y luego de Itaipú y Yacyretá. Somos el principal exportador -de lejos- de energía eléctrica en América del Sur: el 85% de lo exportado tiene su origen en el Paraguay. Sin embargo, hasta ahora era imposible exportar electricidad a otros países distintos a Brasil y Argentina.

Uruguay ha estado interesado en la electricidad paraguaya desde hace muchos años, lo mismo que Chile. Pese a similar interés del Paraguay, nunca se pudo concretar tal exportación a otros países diferentes a Argentina y Brasil. No fue posible hasta ahora, pese a que está vigente el tratado de Asunción -del Mercosur- que establece la libre circulación de bienes y servicios.

Hay que decir que ha sido el Gobierno de Fernando Lugo el que se ha empeñado en conseguir esta exportación a Uruguay y Chile. Las tratativas comenzaron el mismo 15 de agosto de 2008, con un marcado mayor interés del Sistema Integrado del Norte Grande (SING) de Chile, donde está la mayor parte de su minería. En la cumbre de presidentes de Costa de Sauipe, Brasil, en diciembre de 2008, se realizó una tripartita entre Argentina, Chile y Paraguay. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner dio su acuerdo a tal exportación “si es que no existieran inconvenientes técnicos”.

Desde el 2009 comenzaron a trabajar las comisiones técnicas y concluyeron que no existía problema alguno. La misma Comisión de Integración Energética Regional (CIER), a través del proyecto CIER-15, concluyó que la exportación de energía paraguaya a Chile iba a ser incluso ventajoso para el sistema eléctrico argentino. Se demostró, entonces, que no habían objeciones técnicas.

Luego vino el análisis de la cuestión arancelaria. En realidad, el Paraguay le exporta su energía eléctrica a Chile o Uruguay y va en tránsito por la Argentina, por lo que no debe pagar arancel alguno. Sin embargo, algunos funcionarios argentinos se empeñaban en considerar que se trataba de una importación (a la Argentina) y reexportación (a Chile o Uruguay).

Se llega así al 2010, cuando asume José Pepe Mujica en Uruguay como presidente y este país abiertamente entra a interesarse en la energía eléctrica paraguaya. Dado que Bolivia también tenía dificultades para vender su gas a Uruguay, en el espacio de Urupabol se acuerda que la exportación de electricidad paraguaya al Uruguay es cuestión prioritaria.

A inicios del 2011, simultáneamente con la elevación de la cota del embalse de Yacyretá, la Argentina finalmente accede a que la energía paraguaya pase libremente por territorio argentino al Uruguay. La exportación paraguaya se concretaría en base al criterio “todos ganan”; es decir, de compartir los beneficios entre el Paraguay y el Uruguay, con lo que Uruguay tendrá una energía más barata y el Paraguay recibirá más de lo que recibe actualmente de Brasil o Argentina. Esta se beneficiaría con el cobro del peaje.

¿Cuál es la trascendencia de este acuerdo? Es apenas el inicio de la exportación del Paraguay a otros países de la región que no sean los mayores. Se trata tan sólo de la energía de Acaray (hasta 1.000 Gwh y beneficios a repartir de 100 millones US$/año). El intercambio permitirá demostrar la conveniencia de la integración energética y avanzar hacia una integración más ambiciosa. Apenas por citar un dato, en el 2010 Itaipú tiró 16.000 Gwh por el vertedero, unos US$ 1.600 millones (16 veces lo que ahora Paraguay exportará a Uruguay), perdiendo todos.

La exportación de electricidad paraguaya a Uruguay es un hecho histórico no sólo porque permitirá que el Paraguay gane más por su electricidad, sino porque reforzará el proceso de recuperación de su soberanía hidroeléctrica. Ya nadie más pondrá en duda que con una adecuada integración energética, que haga posible la soberanía hidroeléctrica del Paraguay, ganamos todos.

http://www.afinidadelectrica.com.ar/noticias.php?Id=2039

———

Posiblemente Paraguay suministre electricidad a Uruguay

22 Feb 2011 – “Con esto Uruguay compra energía más barata y Paraguay vende su energía más Uruguay: en la licitación de 150 MW UTE recibió 10 proyectos
lamula.pe/paraguayelectricidaduruguay/malcolmallison
En caché
Por Cinabrio
cinabrio blog

Comentar este post