Asesinan a científico nuclear en Irán; acusan a EEUU e Israel del crimen

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

iran1El presidente del Parlamento iraní, Alí Larijani, afirmó que el asesinato de un científico nuclear iraní el sábado en Teherán ha sido “un acto terrorista” de Estados Unidos e Israel, según informó hoy la agencia Mehr.

“Este acto americano sionista contra un científico de nuestro país es un nuevo signo del grado de animosidad de Estados Unidos. Los americanos deben reflexionar cuidadosamente sobre las consecuencias de estos actos”, señaló.

Un físico iraní fue asesinado el sábado a tiros en Teherán, a las puertas de su casa, por un motociclista que logró darse a la fuga, según informó la agencia iraní Isna, que aseguró que fuentes policiales corroboraron que se trataba de Dariush Rezaie, profesor universitario y científico nuclear de 35 años. La esposa de Rezaie resultó herida en el atentado. Varios científicos han sido asesinados en Irán en los últimos años en ataques similares.

El viceministro de Interior, Safarali Baratlou, dijo que no estaba claro si Rezaie formaba parte del equipo de científicos del programa nuclear. “Nadie ha sido detenido”, dijo Baratlou.

En meses recientes varias personas han sido detenidas por su presunta implicación en una red de espionaje al servicio de países extranjeros.

En noviembre pasado el profesor Mayid Shahriyarí murió en un atentado y su esposa fue herida. Y también resultaron heridos el profesor Ferydún Abbasí-Davaní y su mujer. En ambos casos, los terroristas colocaron bombas magnéticas en sus vehículos. En enero de 2010, otro científico, Masud Ali Mohammadí, murió en similares circunstancias. Dos años antes, otro científico nuclear falleció por un envenenamiento de gas. Teherán apuntó entonces al Mosad israelí como autor de los asesinatos.

Shahram Amirí, que investigaba el uso médico de isótopos radiactivos, desapareció durante una peregrinación a La Meca en mayo de 2009. El gobierno de Teherán acusó a EEUU de secuestrar a Amirí con la colaboración de Arabia Saudí. Regresó a Irán, pero no se ha vuelto a tener noticia de él.


(Con información de agencias)

Cubadebate

Comentar este post

roberto dante 07/26/2011 20:57



roberto dante


Lanús, Argentina


 


Hace ya, casi, un año que en un reportaje el director  Daniel Borenboim (co-fundador de la “Orquesta del Diván Este-Oeste”), de nacionalidad
israelita/palestina –esta última otorgada en el 2008 de forma honoraria-, afirmaba que  “Las víctimas de ayer (Israel) no tienen hoy  la menor
compasión”.


 


Sobre que Israel no tiene la menor compasión no quedan dudas. Lo cual da mayor credibilidad a lo informado por la agencia Mehr. Los antecedentes
sobre este accionar son numerosos.


 


Veamos algunos hechos:


 


En el documento titulado Building a Political Firewall Against Israeli Deslegitimization que el
think tank israelí del Instituo Reit se preocupan “por la dura crítica global a Israel”  en el informe Golstone (para la ONU), debido al ataque
israelí sobre la población de Gaza (“operación plomo fundido”). No se autocritican, SOLO dicen que los  “perjudica” para lanzar
“duros” ataques militares.


 En el párrafo 124 recomienda: “atacar”,
“sabotear”, “hacer pagar un precio a los que atacan a Israel”. (Ver: Juan Gelman, “Prohibido y ya”, página 12).


 


Sobre los asesinatos del MOSSAD:


 


Deben ser legalmente aprobados bajo directivas fijadas hace más de medio siglo por Meir Amit, director general del servicio.


“Cada ejecución debe ser sancionada por el primer ministro incumbente. Por lo tanto toda ejecución es patrocinada por el Estado, la máxima sanción
judicial legal”.


 Así se autorizó el asesinato de Mahmud al-Mabhuh, un alto comandante militar de Hamas, en Dubai, en el 2010.


Hace dos años que Dagan envió un equipo de kidon a Damasco a asesinar a Imad Mughniyeh.


En el funeral de Mughniyeh en Beirut, su madre, Um-Imad, “gritaba que no tenía una fotografía para recordarlo”. Dos días después
recibió un paquete. Contenía su fotografía. Se había enviado desde Haifa.


 


El científico canadiense Gerald Bull, era experto mundial en balística de tubos de cañones. “Israel había hecho varios intentos de comprar
su experiencia”. Bull había  dejado claro su disgusto por el Estado israelí.


El 20 de marzo de 1990, la aprobación para asesinar a Bull fue dada por el entonces Primer ministro Yitzhak Shamir. Nahum
Admoni, jefe del Mossad, envió un equipo a Bruselas donde Bull residía.


Le dispararon cinco veces en la cabeza y en el cuello.


Las mismas tácticas se prepararon el 24 de octubre de 1995 para el asesinato de Fathi Shkaki.  En la puerta del
dormitorio de Shkaki encontraron un letrero de “No molestar”– una firma que se repitió en el asesinato en Dubai,  ya mencionado-.
(Ver: Gordon Thomas, “La Licencia para matar del Mossad”).


Hoy: Israel, como ayer los nazis, aniquila inocentes; nada de esto sería posible sin la complicidad de EE.UU. y el encubrimiento de la ONU y la Unión
Europea.