Barillas (Guatemala): impunidad y terror como en épocas de guerra sucia

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

“Golpe de Estado a escala municipal”

Barillas (Guatemala): impunidad y terror como en épocas de guerra sucia

Descargar: MP3 (19.8 MB)

Como en los tiempos de la cruenta guerra anti-insurgente en Guatemala, las comunidades del municipio de Santa Cruz Barillas ven cómo sus poblaciones son avasalladas en cumplimiento del estado de sitio decretado por el gobierno de Otto Pérez Molina: los hombres requeridos alcanzan a huir a las montañas, mientras las mujeres y hasta niños han sido vejados en las últimas horas.

Aunque tuvieron un punto de inflexión el pasado 1º de mayo, con el asesinato de uno de los líderes de la resistencia comunitaria a la construcción de una represa en Santa Cruz Barillas, departamento de Huehuetenango, y la agresión a otros dos que resultaran gravemente heridos, la historia de represión nace casi en simultáneo con el propio proyecto, cinco años atrás.

Tras ese ataque, aún no aclarado, el gobierno de Pérez Molina decretó estado de excepción, el que fuera ratificado en el Congreso este martes 8 de mayo, con lo cual se desató la represión en la zona, incluyendo allanamientos, detenciones arbitrarias, interrogatorios violentos, violaciones y desapariciones.

Así lo testimonian en enlace telefónico desde Santa Cruz Barillas, Daniel Pascual, quien es dirigente de La Vía Campesina Guatemala y Jaime Manuel, poblador de la zona que resiste ese proyecto.

En sus palabras se ve reflejada la total impunidad con que actúan las fuerzas represivas, lo que para Pascual representa una “prueba de fuego” para las comunidades, donde se expresa la identidad represiva del gobierno en una suerte de golpe de Estado “a escala municipal”.

“Como hay más de cien órdenes de captura, la mayoría de los hombres se han escondido en las montañas y las mujeres han sufrido abusos de los militares al realizar los cateos”, dijo Pascual. “Se trata de un intento de instalar un estado de terror a nivel municipal donde no tienen acceso los organismos de DDHH del Estado”, añadió.

Por su parte Jaime Manuel Manuel, de origen maya, transmite en su voz la angustia por la que atraviesan los pobladores desde hace cinco años al enfrentarse lícitamente a un proyecto que los expulsaría de sus territorios.

“Los hombres han huido de la injusticia, han dejado familia, hijos, algunos hasta han emigrado a México”, señaló. También narró que varias mujeres que han permanecido en sus casas han sido violadas por los uniformados, así como niños que reclaman por sus padres han sido golpeados con las culatas de las armas.

“Ellos (el gobierno) hicieron la ley y ahora no la respetan” manifestó en relación a la necesidad de respetar la consulta previa a las comunidades afectadas. “Ahora hemos decidido hacer valer nuestros derechos”, insistió.

Este jueves La Vía Campesina Guatemala y la organización CEIBA realizarán una rueda de prensa conjunta para denunciar los alcances de la situación que se vive en ese país centroamericano.

Escuche en audio adjunto el testimonio, en ese orden, de Daniel Pascual y Jaime Manuel desde Santa Cruz Barillas

Foto: www.contrainjerencia.com

(2012) Radio Mundo Real

Una vieja película

Organizaciones de Guatemala aseguran que Estado de Sitio provoca “zozobra y terror”

Descargar: MP3 (1.4 MB)

Las imágenes que llegan desde Santa Cruz Barrillas, en el departamento de Huehuetenango, recuerdan a los tristes episodios de la década de los 80, cuando la dictadura en Guatemala avanzaba con su plan de exterminio de las comunidades indígenas.

Ese miedo al retorno de los peores años de la política de “tierra arrasada” aparece reflejado en un testimonio que recoge la agencia informativa ALAI luego de que se decretara el Estado de Sitio en esa zona del país.

“Los militares ya mataron a nuestros padres, estamos viviendo mucha tristeza y terror, principalmente las mujeres con sus hijas e hijos, por favor acaben con el Estado de Sitio”, denunció vía telefónica doña Aurora, que en las últimas horas se vio obligada a dejar su casa ante la persecución de las fuerzas de seguridad. Lo dijo mientras organizaciones locales presentaban una denuncia por esta situación, y mientras efectivos del Ejército y la Policía continuaban con los arrestos.

El Estado de Sitio decretado en esa zona limítrofe con México por el gobierno del militar retirado Otto Pérez Molina ha provocado ya la detención de 15 personas acusadas de participar en una “revuelta” el 1º de mayo, y está generando “zozobra y terror” entre los habitantes de Santa Cruz Barillas.

Esto último lo afirma la Coordinación y Convergencia Nacional MayaWaqib’ Kej, que exigió a través de una carta dirigida a Pérez Molina el cese “inmediato” de la medida decretada para el municipio huehueteco, para que de esa manera se reintegren las garantías constitucionales de los pobladores locales.

Daniel Pascual, coordinador del Comité de Unidad Campesina (CUC) y dirigente de Waquib´ Kej, señaló en una conferencia de prensa que le entregarán ese documento, firmado ya por unas 200 personas, a la Secretaría Privada de la Presidencia, a las embajadas presentes en Guatemala y en otros ámbitos internacionales.

El razonamiento de Pascual es muy claro: el Estado de Sitio solamente sirvió para generar miedo en la población y nada cambió la situación de Santa Cruz Barillas, donde las comunidades locales salieron a la calle para manifestar su descontento con la construcción de una represa hidroeléctrica -impulsada por la constructora Hidro Santa Cruz- que se pretende construir en un lugar utilizado como centro ceremonial y que tendría impactos sobre el uso agrícola del agua.

Las organizaciones guatemaltecas recuerdan que en los últimos años se han registrado otros decretos de Estado de Sitio en Alta Verapaz, Petén, San Marcos y Fraijanes. "El uso de la tropa en acciones de resguardo social, así como la imposición de restricción de garantías, sólo es un mecanismo de aceptación gubernamental de fracaso en el ejercicio de la democracia", concluyen desde la Mesa Indígena y Campesina.

Foto: http://noticias.emisorasunidas.com/

 


 

Radio Mundo Real
ALAI, América Latina en Movimiento

2012-05-06
Alai

Ciudadanía pide suspensión al Estado de Sitio decretado en Huehuetenango

Rosalinda Hernández Alarcón

Ciudad de Guatemala, 6 mayo 2012.- Personas guatemaltecas y de otros países demandaron hoy se anule el Estado de Sitio en el municipio de Barillas, Huehuetenango, departamento limítrofe con Chiapas, México, decretado hace cinco días por el presidente de la República, el general retirado Otto Pérez.

Mientras se presentaba esta exigencia en una conferencia de prensa, desde un lugar desconocido, doña Aurora denunció vía telefónica que varias comunidades están siendo cateadas por elementos del ejército y la policía, “estoy escondida, pasando hambre y muy preocupada”.

La presencia del ejército en esa localidad recuerda a sus habitantes la represión que sufrieron en la década de los ochenta cuando “los militares mataron a nuestros padres, estamos viviendo mucha tristeza y terror, principalmente las mujeres con sus hijas e hijos, por favor acaben con el Estado de Sitio”, manifestó doña Aurora, quien se vio obligada a dejar su casa ante la persecución de las fuerzas de seguridad.

Hasta el momento se encuentran detenidas 12 personas, entre ellas, Carmelina López Miranda (43 años) y Esperanza Herrera Serrano (74), pero se desconoce la situación en que se encuentran todos. En especial existe preocupación por las mujeres, ya que los reportes periodísticos indican que fueron capturadas al no encontrar en su domicilio a sus respectivos esposos.

Desde hace tres años, en Barillas existe inconformidad entre las y los vecinos por la construcción de una hidroeléctrica, ya que ese proyecto se pretende instalar en un área utilizada tradicionalmente como lugar recreación y centro ceremonial, y entre las consecuencias de esa obra, señalan la limitación del uso doméstico y agrícola del agua.

El 13 de abril, 298 -del total de 305- comunidades ratificaron su rechazo a esa obra. El 2 de mayo, Andrés Francisco Miguel, Pablo Antonio Pablo y Esteban Bernabé fueron emboscados por presuntos guardias de seguridad de la empresa constructora Hidro Santa Cruz, el primero de ellos falleció y los otros dos fueron gravemente heridos.

Esta agresión provocó de inmediato varias protestas, en las que participaron más de cinco mil personas, pero desencadenaron en hechos violentos contra varios inmuebles y personal uniformado, justificación para implantar el Estado de Sitio.

Al explicar que personas están huyendo a la montaña -como ocurrió durante la guerra- ante el temor de ser capturadas, ahora que se suprimieron las garantías individuales, Doña Aurora relató con la voz entrecortada, “nosotros somos gente honrada, exigimos que sean esclarecidos los hechos violentos, que se acabe con la persecución en las comunidades”.

Con el Estado de Sitio se recupera la gobernabilidad, afirmó el presidente Pérez, quien en diferentes declaraciones ha asegurado que la construcción de hidroeléctricas y la industria minera representan “el desarrollo” para Guatemala, por ello su gobierno les da su total apoyo.

A decir de Daniel Pascual, representante de la organización indígena Waquij K’ej, la militarización en determinados municipios forma parte de un plan para dar vía libre a las empresas ya sea mineras o hidroeléctricas, con ello ignoran los resultados de las consultas comunitarias que rechazan ese tipo de proyectos.

En una carta abierta al presidente de la República, suscrita por más de 200 personas vinculadas a la investigación social, arte, luchas feministas, defensa de los derechos humanos y del territorio, indicaron que los hechos en Barillas en los que se utiliza toda la fuerza pública, son similares a los ocurridos en Livingston (Izabal) en 2008, en San Juan Sacatepéquez (Suchitepéquez) en 2009, en Polochic (Alta Verapaz) en 2011 y en Cunén (Quiché) en 2012.

Esta misiva fue calificada como una Alerta Humanitaria, la cual será entregada a representantes de los tres poderes del Estado, a embajadas y organismos de cooperación, ya que existe una tendencia por parte de las entidades gubernamentales y medios de comunicación conservadores de calificar de “terroristas”, “agentes del narcotráfico” u “opositores al desarrollo” a las personas organizadas que manifiestan su repudio a las empresas nacionales y transnacionales que destruyen la naturaleza, y al mismo tiempo, reivindican su derecho a la consulta establecido en el Artículo 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

- Rosalinda Hernández Alarcón ES Periodista mexicana, residente en Guatemala. Coeditora de la publicación feminista laCuerda.

 


Gobierno militar de Otto Perez Molina, CREA CRISIS HUMANITARIA EN BARILLAS HUEHUETENANGO

Publicado el 06/05/2012 por

Con el decreto gubernamental del presidente de Guatemala, el General Otto Perez Molina, donde suspende garantías constitucionales a la población Maya de Barillas Huehuetenango, la población temerosa de que se repita la política de masacres y tierra arrasada característica de los gobiernos dictatoriales y militares de los años del genocidio estatal Guatemalteco (1980 - 1990), cientos de hombres, mujeres, niños, y ancianos han abandonado sus viviendas y comunidades para refugiarse en las altas montañas para salvaguardar sus vidas.

A partir del día 4 de mayo, muchos de los pobladores han comenzado a padecer hambre y enfermedades respiratorias por vivir en las altas montañas donde en las madrugadas la temperatura desciende hasta 0 grados centígrados.

El Día de hoy durante la conferencia de prensa, logramos hacer contacto conuna mujer que forma parte deun grupo numeroso de pobladores que huyen y se refugian en las montañas aguantando hambre, sed y frio.
Compartimos sus desgarradoras palabras para que la humanidad entera tome conciencia y presione por todos los medios al gobierno de Guatemala as que pare la represión contra el pueblo Maya de Barillas Huehuetenango a quien está prácticamente condenando a la muerte.
VEAN EL VIDEO:

 

 

Guatemala: la sublevación de Santa Cruz Barillas

La oposición de la población por la llegada de la compañía española ECONER-HIDRALIA llevó a su sublevación en la semana que ahora termina. Ha habido muertos, intervención de 400 soldados, toque de queda, persecución de líderes comunales. Siendo los pobladores de Santa Cruz Barillas mayoritariamente indígenas, se han dejado escuchar voces en diarios de circulación nacional llamando a la “reconquista” de comunidades que se rebelan ante la injusticia.

Rafael  Cuevas Molina/Presidente AUNA-Costa Rica

Movilización de los habitantes de Santa Cruz Barillas
contra la compañía española ECONER-HIDRALIA.
La construcción de hidroeléctricas y minas a cielo abierto se topa, cada vez más, con la oposición de la gente que no quiere que se devaste el entorno en el que vive. Las grandes corporaciones, generalmente compañías transnacionales que obtienen pingües beneficios, cuentan con el respaldo de los gobiernos, que no dudan en poner todo el aparato del Estado a disposición de sus intereses.

En Guatemala, el pueblo de Santa Cruz Barillas está pasando en estos días por un infierno provocado por la llegada de la compañía española ECONER-HIDRALIA, que quiere explotar el río de la comunidad para producir energía eléctrica para la exportación.

La oposición de la población llevó a su sublevación en la semana que ahora termina. Ha habido muertos, intervención de 400 soldados, toque de queda, persecución de líderes comunales. Siendo los pobladores de Santa Cruz Barillas mayoritariamente indígenas, se han dejado escuchar voces en diarios de circulación nacional llamando a la “reconquista” de comunidades que, como Santa Cruz, se rebelan ante la injusticia.

Transcribimos a continuación una descripción de los hechos. Quienes tengan la posibilidad de solidarizarse con los santacruceños háganlo.

“viernes 4 de mayo de 2012

LA ASAMBLEA DEPARTAMENTAL POR LA DEFENSA DEL TERRITORIO EN HUEHUETENANGO (ADH)  INFORMA: 

Los hechos de Santa Cruz Barillas 

Antecedentes 

El 23 de junio del año 2007; se realizó la consulta comunitaria de buena fe donde 46, 479 personas rechazaron rotundamente la explotación minera y la construcción de hidroeléctricas en el territorio; únicamente 9 personas votaron a favor.  

A pesar  
Desde el 2009 en Santa Cruz Barillas entraron empresas hidroeléctricas interesadas al valor de la recarga hídrica del municipio.  A partir de entonces,  personas desconocidas, extranjeras, empezaron a medir caudales y terrenos cerca del río; abrieron una brecha ocasionando daños en los cultivos de los vecinos.  

A los pocos meses apareció la empresa española ECONER-HIDRALIA, que posteriormente se reconvirtió en HIDROSANTACRUZ para promover la implementación del proyecto CAMBALAM. 

A partir de ese entonces; las comunidades iniciaron un proceso asambleario y cabildeo político con las autoridades municipales donde determinaron que no querían ninguna relación con la empresa, de estas reuniones existen actas y documentos firmados, además de la documentación de la Consulta Comunitaria realizada en el 2007. 

Las razones de su desacuerdo se basaban en el hecho de que en el río que circunda al área urbana existen tres cataratas en secuencia y estas son utilizadas por las comunidades como balneario, como centro de recreación y también como centro ceremonial; porque también es un lugar sagrado como parte de la espiritualidad del pueblo maya Q´anjob´al. También el agua le ha servido a la población para uso y siembra. Según este proyecto  el agua se canalizaría  dos kilómetros y medio; por lo tanto las cataratas se morirían y causaría impactos ambientales. 

En un primer momento la empresa ofreció energía eléctrica a los pobladores del área, pero después se evidencio que la promesa era falsa porque la energía se iba a interconectar para la exportación. La empresa no tuvo más que e proponerle a las 19 comunidades Q 30.000 a cada una por año.  

La estrategia fue entonces empezar a dividir las comunidades. La empresa  emprendió persecución legal en contra de líderes comunitarios que se oponían a la hidroeléctrica o que se negaban a vender sus tierras;  

La empresa empezó a comprar las tierras  a la orillas del río; algunos vendieron pero otros no quisieron vender sus tierras; a finales del 2009 10 comunitarios fueron denunciados por la empresa por cargos de incitación, difamación y detención ilegal. 

La municipalidad decidió escuchar las demandas de las comunidades y por medio de actas municipales se comprometió a rechazar la construcción de la hidroeléctrica; inmediatamente después la empresa presente una acción legal en contra de la municipalidad y el juzgado resolvió a favor de la empresa justificando que la municipalidad no tiene nada que decir en relación a la construcción por falta de reglamento de construcción municipal.  

En Junio 2011 la empresa empezó a cercar la orilla del rio, empezó llegar  gente armada, seguridad de la empresa que vino a alterar mas la dinámica comunitaria, al cerrar el paso a comunidades vecinas y trabajadores del campo; especialmente el acceso a las cataratas; la seguridad de la empresa asume una actitud de confrontación,   insultos provocaciones, disparos e intimidaciones. 

En noviembre de 2011, después de agotar las denuncias pacificas de las comunidades ante las autoridades en relación a los abusos de la seguridad de la empresa; la población opto por expulsar a estos y a destruir parte del cerco.  

En este momento empiezan  a circular rumores de que existían 23 órdenes de captura contra líderes comunitarios que se oponían a la empresa lo que hizo aumentar la zozobra y el desconcierto a nivel de las comunidades. 

En enero de 2012 se llevo a cabo una reunión con la participación de las nuevas autoridades y el representante de la empresa para abordar el problema y buscarle una solución viable; sin embargo 5 días después; de manera sorpresiva y sin previo conocimiento de los pobladores empiezan a llegar maquinaria pesada, para iniciar la construcción del proyecto; situación que provoco una reacción acelerada por parte de la población y remataron contra la maquinaria.  

A pesar de las reiteradas invitaciones a la empresa de dejar Barillas la empresa siguió operando en la zona;  

Los últimos hechos 

Hace 15 días se escuchó una detonación, las personas fueron al lugar y encontraron un perro muerto que había activado una bomba artesanal donde estaba el cerco de la empresa.  
La gente se alarmó y con sus autoridades fueron con la policía, con el ejercito, al juzgado de paz para verificar los hechos, hicieron la denuncia y le se documento la evidencia. Las autoridades hicieron la inspección y se  responsabilizo a la empresa y los comunitarios nuevamente  pidieron que se fuera de Barillas. 

La semana pasada se inicia la feria titular de Barilla;  en este contexto, tres comunitarios se dirigían del centro urbano hacia  la comunidad de Santa Rosa, en el camino fueron alcanzados por un pikup de doble tracción y los individuos que estaban en el interior del carro les dispararon., matando a una persona e hiriendo dos. El fallecido Andrés Francisco Miguel y los heridos  Pablo Antonio Pablo que fue herido en su brazo y en la cara y Esteban Bernabé.  

Es importante señalar que el señor Pablo era un de los demandados por la empresa que se negó a vender su tierra, había recibido amenazas  desde el 2010 del cual existe una denuncia  en la PDH por persecución e intimidación de parte de la empresa. 

Después de conocerse los hechos  se reunieron 5000 personas en el parque se dirigieron al hotel La estancia en donde se hospedaban miembros de la seguridad de la empresa, pero no encontraron a nadie así que siguieron en el destacamento militar y exigieron al ejercito respuesta sobre la muerte del líder. Es de señalar que existía el rumor de que el ejército mantenía escondidos gente de la empresa, después se dio lo que ahora se conoce ampliamente por parte de los medios de comunicación.

En este momento 

Se ha declarado el estado de Sitio y hasta el momento hay 12 detenidos, entre ellos 3 mujeres. Es importante enfatizar que uno de los detenidos es el señor Saul Méndez quien había puesto una denuncia en la PDH de Huehuetenango por las amenazas  recibidas de parte de la empresa. 

La información que está llegando hay cateo de casas, siguen las detenciones y existe una fuerte presencia de ejercito y policía. Según información de los vecinos la gente adinerada del pueblo; especialmente los aliados de la empresa son los que están entregando el listado para las detenciones y los mismos están entregando a la gente al  ejercito para llevarlos al destacamento militar, tal como hacían los comisionado militares en el conflicto armando;  BAJAN ALAS PERSONAS DE LOS BUSES,  en las calles exigen documentación personal. Circulan rumores que las detenciones no responden a la lógica de dar con los responsables de los hechos si no más bien con una lista de líderes y personas involucrados en actos de resistencia contra los abusos de la empresa hidroeléctrica en el área.

Análisis preliminar 

Por lo señalado podemos avanzar un análisis preliminar de los hechos con la intención de que cese la militarización del área y el Estado responda a través de una mayor comprensión de las causas subyacentes a lo que esta sucediendo en Santa Cruz: 

- El problema en el área no es nuevo los hechos demuestran que desde hace tres años existen graves conflictos entre la empresa hidroeléctrica que pretende trabajar en el área y los vecinos. 

- Estos conflictos son documentados por Actas comunitarias y varios documentos El Estado de Guatemala sigue dando concesiones y licencias a empresas extranjeras sin tomar en cuenta la palabra y la opinión de los pobladores que habitan esta zona violando el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas del 2007. 

- Las comunidades que viven en esta área resisten a la invasión de sus tierras y la privatización de sus recursos por parte de empresas extranjeras, especialmente si ven socavados sus derechos fundamentales, cual es el derecho al agua como bien vital para la existencia misma de las comunidades. 

- El territorio es percibido por parte de las comunidades como ancestral y fuente de vida la tierra no es un bien vendible, sino representa la Madre Tierra que sustenta la existencia misma de la gente que la habita.  

- Desde hace años en el área se venían dando demandas y amenazas por parte de la empresa a líderes comunitarios de los cuales uno fue asesinado y el otro gravemente herido.  

-El Estado de Guatemala en lugar de perseguir la verdad de estos crímenes se dedica de manera irresponsable a militarizar el área y a detener personas de ilegalmente. 

- Es necesario e impelente el esclarecimiento de los hechos y el fin de las acciones intimidatorias y represivas del Estado en el área, así como la tergiversación de los hechos por parte de la prensa y medios de comunicación.  

Huehuetenango, 04 de mayo de 2012 
http://1.bp.blogspot.com/-xseEk7DAQOI/TWRydLR2caI/AAAAAAAAEgw/dpkCWHtJavM/s980/loguillo%2Bblog%2B3.jpg

Comentar este post