Berlusconi da marcha atrás en la creación de un impuesto sobre las rentas altas

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

El Gobierno italiano decidió este lunes retirar de su último plan de ajuste presupuestario para el próximo bienio el llamado “impuesto de solidaridad”, que preveía gravar con un 5 % adicional las rentas anuales que superaran los 90.000 euros y con un 10 % las que sobrepasaran los 150.000 euros. 

La decisión fue adoptada en la reunión que mantuvieron el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y su aliado en el Gobierno, el líder de la Liga Norte, Umberto Bossi, pocas horas antes de que se cerrara el plazo para la presentación de enmiendas al texto, aprobado en Consejo de Ministros el 12 de agosto.

En un comunicado emitido tras la reunión se informa de que el “impuesto de solidaridad” será sustituido por “nuevas medidas fiscales que tendrán como objetivo eliminar los abusos en los registros de propiedad y en la inscripción del patrimonio a nombre de terceros para eludir el pago de impuestos, así como la reducción de ventajas fiscales a las sociedades cooperativas”.

Asimismo, durante el encuentro se acordó reducir el impacto del plan de ajuste previsto inicialmente para ayuntamientos, provincias y regiones, que en el texto aprobado por el Consejo de Ministros se cifraba en cerca de 9.500 millones de euros entre 2012 y 2013.

Se decidió, además, la realización de intervenciones de naturaleza constitucional en las medidas destinadas a reducir los parlamentarios, así como en la supresión de provincias. Según el plan aprobado en Consejo de Ministros, estaba previsto que se suprimieran las provincias con una población inferior a los 300.000 habitantes o a los 3.000 kilómetros cuadrados, lo que suponía la desaparición de unas 29 provincias en todo el Estado.

Agencias

Alcalde italiano se opone a los recortes y afirma que

quiere acuñar moneda propia

La pequeña localidad de Filettino, centro de Italia, anunció su intención de independizarse y acuñar su propia moneda en protesta por las medidas de ajuste adoptadas por el Gobierno del primer ministro Silvio Berlusconi.

Se trata de Filettino, ubicada a 100 kilómetros de Roma, que puntualmente se opone a los planes del Gobierno de fusionar los ayuntamientos entre localidades con menos de mil habitantes con el objetivo de ahorrar dinero.

Esta localidad cuenta con sólo unos 550 habitantes, pero en lugar de unirse a la vecina Trevi, su alcalde Luca Sellari intenta crear un “principado” que emule a la república de San Marino.

“Queremos lograr una verdadera autonomía de Italia y tenemos los recursos financieros para eso”, señaló Sellari en una entrevista publicada por la web de la localidad, www.principatodifilettino.com.

En este sentido, el alcalde acuñó una moneda propia de Filettino, el “Fiorito”, con su foto en la parte posterior, que los ciudadanos ya comenzaron a utilizar, informó la agencia de noticias Europa Press.

Por el momento, el Gobierno central no se pronunció sobre los pasos dados por esta pequeña localidad.

Los alcaldes de toda Italia se mostraron contrarios de las propuestas del Ejecutivo de recortar los fondos para las corporaciones locales y de fusionar las pequeñas localidades, en el marco del plan de ajuste con el que se prevé ahorrar unos 45.500 millones de euros para equilibrar el presupuesto en 2013.

Si bien varios medios periodísticos informaron que el Gobierno introducirá algunos cambios en las medidas anticipadas, incluidos en materia de los gobiernos locales, está previsto que en las próximas horas se manifiesten en Milán numerosos alcaldes.

Telam

Tomado de LibreRed.Net

Etiquetado en Europa

Comentar este post