Bolivia: Gobierno ve “contexto conspirativo” que alienta conflictos y evita diálogo

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

TRES SECTORES ANUNCIARON PROTESTAS DESDE HOY MIENTRAS LA OPOSICIÓN INTENSIFICA SU CAMPAÑA CONTRA LAS ELECCIONES DE OCTUBRE

La negativa a dialogar de algunos sectores indígenas, cívicos y vecinales, y su insistencia en asumir medidas de hecho —coincidentemente— a partir de hoy hacen ver al Gobierno la existencia de un “contexto conspirativo” previo a las elecciones judiciales y al que se suman cumbres y campañas opositoras contra esos comicios.

“Muchas movilizaciones se habían planificado para el 15 de agosto, qué extraño que varias movilizaciones coincidan en la fecha, que coincida también la oposición política reunida en Cochabamba viendo cómo boicotear el proceso de reestructuración judicial. Pareciera haber un contexto conspirativo, pero yo confío en que va a ser absolutamente neutralizado”, señaló el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, en Bolivia TV.

La perspectiva de Romero surge luego de que el Gobierno, en los últimos días y semanas, insistió —sin éxito— en el diálogo con los sectores de indígenas que rechazan la construcción de una carretera, con los cívicos de Potosí que plantean demandas regionales y con la Junta de Vecinos alteña. En todos estos casos, esos sectores no asistieron u obviaron las invitaciones gubernamentales a conversar para resolver sus pedidos.

A esa situación se sumó la cumbre opositora (en Cochabamba) impulsada por el gobernador cruceño Rubén Costas, quien decidió plegarse a la campaña por el voto nulo en las elecciones judiciales, y la arremetida del opositor Movimiento Sin Miedo (MSM) contra el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García, a quienes culpa por una supuesta partidización en la preselección de candidatos a magistrados que serán elegidos mediante el voto popular en los comicios del próximo 16 de octubre.

TIPNIS: RECHAZAN DIÁLOGO


En el caso de los indígenas, para hoy está previsto el inicio de una marcha en contra de la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

“Nos sorprende la insistencia de la movilización; no sé si es un cálculo político, errático en todo caso, porque el Gobierno no está en una pulseta política”, sostuvo Romero.

Por su parte, el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Wálter Delgadillo, explicó que, luego de varias conversaciones, dirigentes del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) le manifestaron que la construcción de la carretera es secundaria y hay otras reivindicaciones.

“Si es así, preséntenlas para analizarlas, pero ahora nos dicen que ya no tienen tiempo para el diálogo. Nosotros hemos intentando dialogar, reitero, nos botaron de una reunión, simplemente no quieren conversar, es un cálculo político, piensan que vamos a cambiar con la marcha”, manifestó.

Dijo que el Ministerio de Obras Públicas, el de Medio Ambiente, la Presidencia de la ABC, fueron sucesivamente a Beni para dialogar con los indígenas y la Cidob (Confederación Indígena del Oriente), pero en una de las reuniones les dijeron: “‘Estamos tratando la marcha y no nos molesten’, y nos botaron de la reunión. Esto muestra una clara posición política para no abrir el dialogo”.

Pese a ello, Romero reiteró que las puertas del diálogo siguen abiertas, aunque será complicado hablar si hay una marcha de por medio. “Estamos esperando; si nos dicen que mañana estemos en Trinidad, inmediatamente enviaremos una comisión de alto nivel”.

Explicó que días atrás, con la voluntad de diálogo, llegaron a acuerdos con sectores sociales de Yapacaní y San Julián, en el departamento de Santa Cruz. Allí se realizó un bloqueo temporal. Esa medida de presión fue destacada entonces por dirigentes de la agrupación Verdes, del gobernador opositor Costas.

Por otro lado el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) no asistió a la jornada de diálogo con el Gobierno  prevista para ayer. Por el contrario, sus dirigentes convocaron una marcha como medida de presión.

El día jueves, el presidente de Comcipo, Celestino Condori, se comunicó con Romero, pero después de faltar a la cita de ayer solicitó una audiencia con el presidente Evo Morales.

En el caso de la Fejuve alteña, sus dirigentes anunciaron medidas de presión desde hoy, aunque varios sectores alteños no apoyan esas acciones.


Conquistas de indígenas

Tierras. Según informó el Ministro de la Presidencia, Carlos Romero, el Gobierno tituló 150 millones de hectáreas en favor de 100 mil indígenas en cinco años. A diferencia de otros gobiernos, que en 50 años sólo titularon 8 millones de héctareas.

Educación. También se crearon varias universidades indígenas en todo el país. En resguardo de la cultura, idiomas de los 36 pueblos indígenas son reconocidos por la Constitución Política del Estado.

Leyes. La Asamblea Legislativa Plurinacional sancionó varias leyes y proyecta el tratamiento de normas jurídicas en beneficio de los pueblos indígenas, como la de la Década Productiva y la Ley del Instituto Nacional de Reforma Agraria, entre otras.


Gremiales de El Alto piden no hacer juego a la oposición

La Federación de Trabajadores Gremiales, Artesanos, Comerciantes Minoristas y Vivanderos de la Ciudad de El Alto, La Paz, se pronunciaron ayer mediante un comunicado público en sentido de no acatar el paro cívico convocado por la Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve).

La Fejuve anunció para este lunes el inicio de un paro y bloqueos en demanda de mayor ejecución de proyectos en la urbe alteña y la realización de un censo poblacional.

En el artículo 1 del documento, los gremiales señalan que no acatarán el paro por falta de coordinación y velando por los intereses de los afiliados de base: “Es cierto que es una necesidad el censo poblacional, pero no es el momento. Los intereses políticos de la oposición pretender truncar este proceso de cambio, ya que en octubre se llevarán las elecciones judiciales; por lo tanto, no podemos confundir a la población, en particular al sector gremial: día que no sale a vender (es) día que no come”.

A este sector se sumaron la Central Obrera Regional (COR) de El Alto, la Federación de Padres de Familia (Fedepaf), Federación de Mujeres, Asamblea Permanente de Derechos Humanos, que no acatarán la medida de presión convocada por dirigentes de la Fejuve. 


Cívicos potosinos no asistieron a la cita en La Paz

El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, aseguró ayer que el Gobierno reconoce como legítimas las demandas planteadas por los dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), que anunció una marcha para hoy, pero recordó que el Gobierno está insistiendo en el diálogo como la mejor forma para resolver esas peticiones y evaluar los avances del acuerdo de agosto del año pasado.

Romero lamentó que los dirigentes de Comcipo no asistieron a una reunión convocada por el Ejecutivo para ayer en La Paz con varios ministros de Estado y recordó que el presidente Evo Morales no puede resolver personalmente todos los problemas pendientes con las regiones y otros sectores, por razones de tiempo y agenda.

“Lamento que no hayan venido al diálogo, queremos dialogar con ellos, no hay que hacer paros, movilizaciones, eso se hace cuando el Gobierno no quiere dialogar, y ahora resulta que es al revés, el Gobierno está pidiendo dialogo”, subrayó, según la agencia ABI.

Esta referencia fue también a propósito de la posición de los dirigentes de las juntas vecinales de El Alto y de los dirigentes del Tipnis, que anunciaron medidas de presión desde hoy.

 

Tomado de

Cambio.jpg

Comentar este post