Bolivia planta cara al Foro Mundial del Agua

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

“La equidad y la justicia en el acceso al agua son fundamentales pero desafortunadamente no han quedado reflejadas”. De las más de 130 delegaciones participantes en el Foro Mundial del Agua, Bolivia ha sido el único país que se ha opuesto de manera oficial y pública a la declaración ministerial, el resultado más importante de esta cita, que se celebra en Marsella (Francia), desde el lunes 12 de marzo hasta el sábado 17.

Imagen del Foro Mundial.

Imagen del Foro Mundial. J. Marcos

 

“Canadá está usando el Foro Mundial del Agua, un foro no democrático, motivado por multinacionales y corporaciones del agua”. El Foro está organizado por una empresa privada.

 

Por J.Marcos y Mª Ángeles Fernández / Marsella (Francia)

La declaración ministerial no hace mención explícita al reconocimiento del derecho humano al agua, motivo que ha provocado que el Ministro de Medio Ambiente y de Agua de Bolivia, Felipe Quispe, tomara la palabra en el acto para mostrar su desacuerdo. La respuesta de la organización ha sido cortar la traducción simultánea, por lo que sólo los hispanohablantes han podido escuchar la voz del país andino. 

“Bolivia no va a acompañar esta declaración porque no está de acuerdo con el contenido y como país tampoco hemos sido oídos en las observaciones que hemos realizado”, ha explicado el representante boliviano a los medios de comunicación. 

 

Los matices juegan un papel clave en el terreno de las declaraciones públicas y la declaración ministerial, en la que se trabaja hace meses, habla del compromiso de “acelerar la implementación de las obligaciones en materia de derechos humanos para el acceso al agua potable y al saneamiento”. Y el uso de plurales y la utilización de la palabra “acceso” son una manera sutil de no reconocer el derecho humano al agua y al saneamiento, según han explicado técnicos de los movimientos sociales que trabajan en este ámbito.

A esta crítica, el ministro boliviano ha insistido en que se incluya la profundización del derecho humano al agua, añadiendo que “tratan  de incluir que la inversión privada pueda garantizar el derecho humano al agua, lo cual conduce a que los sistemas de agua sean privatizados”. De hecho, en la declaración se habla de “optimizar beneficios y el valor del agua”.

De este modo, una tímida ovación de apenas tres segundos sirvió para legitimar la declaración oficial. Nada se supo de quienes permanecieron en silencio.

A diferencia de lo que pasó en el anterior Foro, celebrado en Estambul en 2009, Bolivia se ha quedado sola en su protesta. “He oído que varios países no están de acuerdo, como Ecuador, pero lamento que los que han organizado este Foro no han escuchado los desacuerdos”, ha explicado Quispe a una decena de medios. Nadie más ha levantado la voz, mientras que desde la organización insisten en que las negociaciones se han realizado por consenso.

Canadá ha sido la que ha instigado para que no se incluya en la declaración el derecho humano al agua, según ha explicado The Council of Canadians.

Como ocurre desde el foro de México de 2006, los aplausos han sustituido a las firmas a la hora de la aprobación oficial. De este modo, una tímida ovación de apenas tres segundos sirvió para legitimar la declaración oficial. Nada se supo de quienes permanecieron en silencio.

A Quispe le ha molestado que la postura oficial insistiera en el consenso: “Hemos pedido que conste en acta que Bolivia no participa”. Otro de los países que ha mostrado su postura han sido Noruega y Venezuela que, tras las reuniones previas, decidieron no acudir. En el lado opuesto, Canadá ha sido la que ha instigado para que no se incluya en la declaración el derecho humano al agua, según ha explicado The Council of Canadians. “Canadá está usando el Foro Mundial del Agua, un foro no democrático, motivado por multinacionales y corporaciones del agua”, apunta la presidenta de esta organización social, Maude Barlow.

El Foro del Agua está promovido y organizado por el Consejo Mundial del Agua, una organización privada. De manera paralela se celebra, a partir del miércoles día 14, el Foro Alternativo Mundial del Agua, convocado por las organizaciones civiles. 

Catarina de Albuquerque, relatora especial de Naciones Unidas sobre el derecho humano al agua y al saneamiento, afirmó que la declaración ministerial significa un gran retroceso

Como novedad ha habido encuentros a puerta cerrada entre representantes de organizaciones de la sociedad civil de más de 30 países con los gobiernos de Alemania, Bolivia, Brasil, España, Estados Unidos, Nigeria, Panamá y Uruguay, para debatir sobre la implementación del derecho humano al agua.

La reunión fue precedida por unas duras declaraciones de Catarina de Albuquerque, relatora especial de Naciones Unidas sobre el derecho humano al agua y al saneamiento, quien afirmó que la declaración ministerial significa un gran retroceso respeto la resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre el derecho humano al agua y saneamiento y pone la implementación del mismo en un punto crítico.

La relatora alentó a los gobiernos comprometidos con el derecho humano, como Alemania, Bolivia y España, a rechazar el actual documento. Sólo Bolivia plantó cara al Foro.

 

Otramérica

Etiquetado en Internacional

Comentar este post