Bolivia: protestas por la construcción de carretera extractivista en territorio indígena con financiación de Brasil

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Línea divisoria

Bolivia: protestas por la construcción de carretera extractivista en territorio indígena con financiación de Brasil

Descargar: MP3 (5.3 MB)

Una vez más los intereses económicos de la burguesía brasileña desmienten las intenciones integracionistas de su gobierno y generan fuertes tensiones en países vecinos como es el caso de Bolivia.

Es que el país conducido por Evo Morales se apresta a construir a un costo de 300 millones de dólares, con financiación del Banco Nacional de Desarrollo Social (BNDES) brasileño, una carretera que vulnerará los derechos de las comunidades indígenas que han planteado fuerte resistencia al proyecto.

El pasado lunes 15 en La Paz, cientos de jóvenes, activistas ambientalistas, representantes de Derechos Humanos y otras organizaciones protestaron ante la embajada de Brasil por considerar que es responsable por la decisión del presidente Evo Morales de construir “sí o sí” la carretera que partirá en dos el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS). Además, los manifestantes responsabilizaron al gobierno de Dilma Rousseff por la ampliación del uso de transgénicos en el país.

La protesta contra esta mega obra de infraestructura cuenta con la solidaridad de organizaciones brasileñas, entre ellas de Amigos de la Tierra Brasil.

Representantes de la Asociación de Organizaciones de Productores Ecológicos de Bolivia (AOPEB) señalaron que por su situación geográfica y el conocimiento ancestral de los pueblos indígenas y campesinos, Bolivia es centro de origen y de diversidad de numerosos cultivos que han sido el sostén de las más importantes civilizaciones sudamericanas, por lo que reiteraron que no están de acuerdo con la decisión del gobierno de ampliar el uso de productos transgénicos.

Los jóvenes activistas denunciaron que Brasil es el principal interesado en la construcción de caminos en Bolivia para transportar con mayor facilidad sus productos a las costas del Pacífico, pero también en el uso de transgénicos para ampliar sus exportaciones.

Esta movilización se sumó a otras acciones que asumieron organizaciones, intelectuales y quienes consideran que la construcción de la carretera generará daños irremediables al medio ambiente y ocasionará el etnocidio de al menos 64 comunidades que habitan el TIPNIS.

“Llamamos al gobierno del Estado Plurinacional a que reconsidere su decisión de construir el tramo II de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, que cruza el TIPNIS y escuche la decisión de los pueblos indígenas de la región para evitar el enfrentamiento entre bolivianos”, señala por ejemplo un pronunciamiento público firmado por 43 entidades, entre no gubernamentales, académicas y colegios de profesionales.

La construcción de la carretera provocaría la destrucción del bosque tropical de pie de monte y la pérdida de la biodiversidad de una de las áreas protegidas más importantes del país, por la amenaza latente del avance de la frontera agrícola cocalera y la extracción de recursos maderables.

Adalid Montaño, del Centro de Estudios Jurídicos de Bolivia, analizó esta situación entrevistado por la colega Contagio Radio de Colombia, señalando que este proyecto no ha procedido a la consulta previa como lo indica la Constitución y las resoluciones internacionales.


Imagen: eju.tv

(2011) Radio Mundo Real
Radio Mundo Real

Comentar este post