Bolivia: Quintana aconseja a USAID irse antes de que el Gobierno de Evo Morales decida su expulsión

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

 

IVAN PAREDES / LA RAZON – Usaid usa a la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) como caballo de batalla de Estados Unidos para desestabilizar al Gobierno. En esta estrategia empleó $us 100 millones, denunció ayer el director de Ademaf, Juan Ramón Quintana.

 En una conferencia de prensa en Palacio, afirmó que la agencia estadounidense Usaid emplea la prebenda para conseguir sus fines, y que alienta la formación de gobiernos autónomos indígenas en los parques nacionales para aprovechar los recursos naturales. Concluyó que Usaid debería retirarse del país.

En una conferencia de prensa en Palacio, afirmó que la agencia estadounidense Usaid emplea la prebenda para conseguir sus fines, y que alienta la formación de gobiernos autónomos indígenas en los parques nacionales para aprovechar los recursos naturales. Concluyó que Usaid debería retirarse del país. 

La denuncia surgió después de que el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, acusara a dirigentes indígenas de tráfico de tierras y explotación ilegal de madera. Romero mostró un “contrato de compraventa de producto forestal” en el que dirigentes del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) se comprometen a proveer de madera a la empresa Suri. El domingo, el presidente Evo Morales presentó extractos de llamadas entre los líderes de la marcha, Pedro Nuni y Rafael Quispe, con un personero de la Embajada de Estados Unidos.

Munido de mapas, Quintana mostró que Usaid opera en regiones del Beni, Santa Cruz, el norte de La Paz y Cochabamba para movilizar a los indígenas contra el Gobierno. Puso como ejemplo la marcha indígena en curso en contra de la carretera entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos.

“La estrategia, llamada Iniciativa para la Conservación en la Amazonía Andina, pone a la CIDOB como al actor más importante, el caballo de batalla de la estrategia de la transnacionalización”, dijo el director de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas (Ademaf).

Quintana informó ayer que la agencia del país del norte destinó $us 100 millones a proyectos para los indígenas, quienes, aseguró, no rinden cuentas de esos recursos ni al Estado ni ante sus bases sociales.

“El dinero es usado para una estrategia de desestabilización”, insistió el también exministro de la Presidencia. Añadió que otra forma de prebendalismo a los indígenas para que enfrenten al Gobierno es otorgarles becas de estudio. El dirigente de la CIDOB, Lázaro Taco, rechazó la acusación y la atribuyó a un intento más por dañar la imagen de la marcha en contra de la carretera por el TIPNIS.

“El Gobierno intenta opacar esta marcha con acusaciones falsas. Tenemos apoyo externo, para nuestros talleres”, afirmó, aunque sin identificar a las fuentes de cooperación internacional.

Quintana aseguró que los indígenas reprogramaron su alianza con Usaid para “favorecerse de cuentas en el extranjero y la obtención de otras prebendas por encima del control social”.  Morales informó el domingo que analizará el pedido de la bancada del MAS y de los sectores sociales de expulsar a la agencia estadounidense.

Quintana explicó que está en marcha una “política medioambiental” orientada a desarrollar el concepto de que los parques nacionales sean “reservas indígenas” para formar autogobiernos indígenas. “EEUU aprovechará esto para explotar recursos naturales”.

La cooperación de la agencia estadounidense proyectada para el 2011 asciende a $us 41 millones. Los recursos están orientados a proyectos de medio ambiente, salud y seguridad alimentaria.

Informó que hay apoyo con fines políticos

El director de Ademaf, Juan Ramón Quintana, informó que accedieron a documentación que demuestra que ONG apoyadas por Usaid recibieron recursos para participar en procesos electorales, aunque no explicó de qué forma habrían participado. Además, denunció que la agencia estadounidense tomó contacto con indígenas, entre ellos del TIPNIS.

En la documentación se anota  que “hay que dar más dinero a las ONG, a más de 100 ONG, para que participen en los eventos electorales que pasaron en el país entre el 2009 y el 2011”, informó en una conferencia de prensa. En octubre del 2011 están previstas las elecciones judiciales.

Informó que los funcionarios de Usaid, Blanca León y Eduardo Galindo, tuvieron contacto con los caciques mayores del Consejo Indígena Yuracaré del río Chapare; con Joaquín Nore, del Consejo Indígena del Sur-Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS); Urbano Kano, Consejo Indígena Yuli-Municipio Chimoré-Puerto Villarroel; José Istegua, y Guillermo Montaño, presidente de la Central Comunidades Indígenas del Pueblo Mojeño del Choré-Yapacaní. Hay una marcha por el TIPNIS.

‘Tendría que irse del país, sin esperar su expulsión’

El director de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas (Ademaf), Juan Ramón Quintana, aconsejó a la agencia estadounidense Usaid abandonar Bolivia antes de que el Gobierno tome la decisión de expulsarla.  “Si le quedara un adarme de dignidad a Usaid, tendría que irse. Si le quedara algo de decencia, no tendría que esperar la expulsión”, señaló Quintana.

El exministro de la Presidencia adelantó que la administración de Evo Morales no dudará en expulsar a Usaid como lo hizo, el 2008, con el embajador de Estados Unidos en La Paz, Philip Goldberg, y la agencia estadounidense antinarcóticos (DEA).

“Con el mismo coraje, con la misma templanza, tenemos que expulsar inmediatamente a Usaid. Éste es un acto patriótico; la expulsión de Usaid tiene que convertirse en un mecanismo de autodefensa de nuestro territorio”, afirmó Quintana en una conferencia de prensa en Palacio.

La bancada del MAS en el Legislativo promueve la expulsión de Usaid de Bolivia. El diputado oficialista Edwin Tupa presentó documentación al Ejecutivo que revela supuesta injerencia de la agencia en asuntos internos.

El presidente Evo Morales afirmó el domingo que analizará con los sectores sociales el pedido de la bancada oficialista de expulsar a Usaid de Bolivia.  En esa oportunidad, explicó que diferentes publicaciones vinculadas con medio ambiente están financiadas por la entidad estadounidense.

 

 

.

La denuncia surgió después de que el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, acusara a dirigentes indígenas de tráfico de tierras y explotación ilegal de madera. Romero mostró un “contrato de compraventa de producto forestal” en el que dirigentes del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) se comprometen a proveer de madera a la empresa Suri. El domingo, el presidente Evo Morales presentó extractos de llamadas entre los líderes de la marcha, Pedro Nuni y Rafael Quispe, con un personero de la Embajada de Estados Unidos.

Munido de mapas, Quintana mostró que Usaid opera en regiones del Beni, Santa Cruz, el norte de La Paz y Cochabamba para movilizar a los indígenas contra el Gobierno. Puso como ejemplo la marcha indígena en curso en contra de la carretera entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos.

“La estrategia, llamada Iniciativa para la Conservación en la Amazonía Andina, pone a la CIDOB como al actor más importante, el caballo de batalla de la estrategia de la transnacionalización”, dijo el director de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas (Ademaf).

La oficina diplomática confirmó los contactos y explicó que busca conocer la situación política y social del país.

Quintana informó ayer que la agencia del país del norte destinó $us 100 millones a proyectos para los indígenas, quienes, aseguró, no rinden cuentas de esos recursos ni al Estado ni ante sus bases sociales.

“El dinero es usado para una estrategia de desestabilización”, insistió el también exministro de la Presidencia. Añadió que otra forma de prebendalismo a los indígenas para que enfrenten al Gobierno es otorgarles becas de estudio. El dirigente de la CIDOB, Lázaro Taco, rechazó la acusación y la atribuyó a un intento más por dañar la imagen de la marcha en contra de la carretera por el TIPNIS.

“El Gobierno intenta opacar esta marcha con acusaciones falsas. Tenemos apoyo externo, para nuestros talleres”, afirmó, aunque sin identificar a las fuentes de cooperación internacional.

Quintana aseguró que los indígenas reprogramaron su alianza con Usaid para “favorecerse de cuentas en el extranjero y la obtención de otras prebendas por encima del control social”.  Morales informó el domingo que analizará el pedido de la bancada del MAS y de los sectores sociales de expulsar a la agencia estadounidense.

Quintana explicó que está en marcha una “política medioambiental” orientada a desarrollar el concepto de que los parques nacionales sean “reservas indígenas” para formar autogobiernos indígenas. “EEUU aprovechará esto para explotar recursos naturales”.

La cooperación de la agencia estadounidense proyectada para el 2011 asciende a $us 41 millones. Los recursos están orientados a proyectos de medio ambiente, salud y seguridad alimentaria.

 Informó que hay apoyo con fines políticos

El director de Ademaf, Juan Ramón Quintana, informó que accedieron a documentación que demuestra que ONG apoyadas por Usaid recibieron recursos para participar en procesos electorales, aunque no explicó de qué forma habrían participado. Además, denunció que la agencia estadounidense tomó contacto con indígenas, entre ellos del TIPNIS.

En la documentación se anota  que “hay que dar más dinero a las ONG, a más de 100 ONG, para que participen en los eventos electorales que pasaron en el país entre el 2009 y el 2011”, informó en una conferencia de prensa. En octubre del 2011 están previstas las elecciones judiciales.

Informó que los funcionarios de Usaid, Blanca León y Eduardo Galindo, tuvieron contacto con los caciques mayores del Consejo Indígena Yuracaré del río Chapare; con Joaquín Nore, del Consejo Indígena del Sur-Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS); Urbano Kano, Consejo Indígena Yuli-Municipio Chimoré-Puerto Villarroel; José Istegua, y Guillermo Montaño, presidente de la Central Comunidades Indígenas del Pueblo Mojeño del Choré-Yapacaní. Hay una marcha por el TIPNIS.

‘Tendría que irse del país, sin esperar su expulsión’

El director de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas (Ademaf), Juan Ramón Quintana, aconsejó a la agencia estadounidense Usaid abandonar Bolivia antes de que el Gobierno tome la decisión de expulsarla.  “Si le quedara un adarme de dignidad a Usaid, tendría que irse. Si le quedara algo de decencia, no tendría que esperar la expulsión”, señaló Quintana.

El exministro de la Presidencia adelantó que la administración de Evo Morales no dudará en expulsar a Usaid como lo hizo, el 2008, con el embajador de Estados Unidos en La Paz, Philip Goldberg, y la agencia estadounidense antinarcóticos (DEA).

“Con el mismo coraje, con la misma templanza, tenemos que expulsar inmediatamente a Usaid. Éste es un acto patriótico; la expulsión de Usaid tiene que convertirse en un mecanismo de autodefensa de nuestro territorio”, afirmó Quintana en una conferencia de prensa en Palacio.

La bancada del MAS en el Legislativo promueve la expulsión de Usaid de Bolivia. El diputado oficialista Edwin Tupa presentó documentación al Ejecutivo que revela supuesta injerencia de la agencia en asuntos internos.

 

El presidente Evo Morales afirmó el domingo que analizará con los sectores sociales el pedido de la bancada oficialista de expulsar a Usaid de Bolivia.  En esa oportunidad, explicó que diferentes publicaciones vinculadas con medio ambiente están financiadas por la entidad estadounidense.

 

Bolivia: “La expulsión de Usaid debiera ser no solamente un acto de soberanía sino de defensa”

 

 

Juan Ramón Quintana.

El gobierno boliviano acusó este miércoles a la agencia estadounidense de ayuda económica, Usaid, de injerencia en asuntos políticos internos por supuestamente promover una protesta de indígenas amazónicos contra el presidente Evo Morales y pidió su expulsión del país, reporta AFP.

“La expulsión de Usaid debiera ser no solamente un acto de soberanía sino de defensa intransigente de este proceso de cambio”, planteó el influyente director de la estatal Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Fronteras (ADEMAF), Juan Ramón Quintana, ex ministro de la Presidencia.

Quintana, hombre de confianza de Morales, agregó que “con la misma valentía (que en 2008 fue expulsado del país el embajador de Estados Unidos bajo el cargo de intromisión en asuntos internos) tenemos que expulsar inmediatamente a Usaid, la expulsión de Usaid tiene que convertirse en mecanismo de autodefensa de nuestro territorio”. 

Según Quintana, Usaid financia la protesta de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), organización que lidera la caminata de más de unos 600 km hacia La Paz de unos mil indígenas que se oponen al trazado de una ruta que divide en dos una reserva ecológica en la Amazonia.

La caminata es parte de una “segunda fase de la ofensiva desestabilizadora y de conspiración del gobierno de Estados Unidos” que se inició en 2008, cuando un “golpe (de Estado) se frenó con la expulsión del embajador (norteamericano, Philip) Goldberg”, dijo Quintana.

Según la versión de Quintana -que leyó en rueda de prensa el intercambio de notas entre funcionarios de Usaid con planes de cooptación de dirigentes indígenas-, el propósito de Usaid es “desestabilizar el proceso judicial para los cargos judiciales de octubre de este año”.

Además, este plan “tiene el objetivo de dividir las organizaciones sociales, los pueblos indígenas de este proceso y el de enfrentar y generar conflictos para el empleo de la fuerza pública y la victimización de algunos sectores que están siendo manipulados políticamentes”, sostuvo.

Días antes el presidente Morales reveló contactos telefónicos entre un funcionario de la embajada de Estados Unidos con dirigentes de la marcha, que está estacionada a unos 400 km de La Paz para negociar en las próximas horas con dos ministros de Estado el fin de la protesta.

 

Tomado de

Contrainjerencia

Comentar este post