Bolivia y la necesidad de una puerta a la mar

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El gobierno boliviano anunció una nueva política de salida al mar, que implica además de los puertos chilenos, conversaciones con Argentina, Perú y Uruguay. Según explicó a medios estatales de comunicación el vicecanciller Juan Carlos Alurralde, a partir de 2012, esa estrategia intenta rescatar tratados con Perú, Argentina y Uruguay, países que antes ofrecieron puertos para su comercio ultramarino.*

El diplomático señaló que se trata de desarrollar la presencia tanto en el océano Pacífico como en el Atlántico a través de una agresiva política de desarrollo de infraestructura, de conectividad e impulso al comercio.

Enclaustrada geográficamente desde 1879, cuando perdió a manos de Chile 400 kilómetros lineales de litoral y 120 mil kilómetros cuadrados de territorios, Bolivia buscará reactivar un acuerdo con Argentina que cedió al país andino amazónico el puerto de Rosario, que conecta con el Atlántico. Allí, dijo Alurralde, se puede establecer un puerto sobre la principal hidrovía que nos conecta con el Atlántico.

En busca de salidas al mar, alternativas a Chile, Bolivia, a decir de Alurralde, también se propone desarrollar el puerto peruano de Ilo. Morales y su ex colega peruano Alan García reactualizaron en octubre de 2010 el Tratado de Ilo, suscrito en enero de 1992. Ese mecanismo entrega al Estado boliviano en comodato por 99 años un área para la construcción de infraestructura portuaria, turística, un área económica especial y hasta una base naval.

La nueva política implica, asimismo, gestiones bilaterales con Uruguay, uno de los países más solidarios con la causa histórica de Bolivia por una salida propia al mar, que en l950 cedió al país su puerto de Palmira.

La salida boliviana al Atlántico discurre por la hidrovía Paraná Paraguay, que le conecta con Argentina y Uruguay, lo que involucra —afirmó el vicencaciller— el acceso boliviano al Atlántico por varias vías.

"Queremos ofrecerle [en forma simultánea] a los exportadores e importadores bolivianos los puertos de Ilo (Perú), Iquique y Arica (Chile), Matarani (Perú) sobre el Pacifico sin obviar, más al sur, Antofagasta o Puerto Patillos", agregó.

Asimismo señaló las posibilidades de exportaciones e importación por el Atlántico, que ofrecen Rosario y Palmira.

Bolivia demanda desde 1879 a Chile una salida al océano Pacífico, arrebatada en una guerra. El pasado 23 de marzo, el presidente Morales anunció que su gobierno acudiría a los tribunales internacionales para resolver la histórica demanda.

También Bolivia urgió a Chile la reposición del mecanismo de Consultas Políticas, varado hace un año, para reconducir el Tratado de Límites de 1904 en lo concerniente al puerto de Arica, y postuló a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) como gestor de un entendimiento.

* www.prensa-latina.cu

Sur y Sur

Comentar este post