Brasil acorrala a Inditex: detectados otros 30 talleres de 'esclavos' vinculados a Zara

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El Ministerio de Trabajo del gigante suramericano asegura que al menos en otros 33 talleres subcontratados por la firma gallega se habrían detectado las mismas irregularidades: hacinamiento, condiciones insalubres de trabajo y salarios de miseria...
José L. Lobo | elconfidencial | 21-8-2011 

No se trata de un caso aislado. Según el Gobierno brasileño, los dos talleres de Sao Paulo en los que  inmigrantes ilegales  fabricaban ropa para Zara en condiciones que rozaban la esclavitud  son sólo la punta del iceberg. El  Ministerio de Trabajo del gigante suramericano asegura que  al menos en otros 33 talleres subcontratados por la firma  gallega se habrían detectado las mismas irregularidades:  hacinamiento, condiciones insalubres de trabajo y salarios de miseria. Pero  la multinacional Inditex,  propietaria de Zara, insiste en que se trata de una "situación excepcional", según señaló ayer a  El Confidencial  un portavoz oficial del grupo textil  fundado por  Amancio Ortega.

Según reveló ayer la auditora fiscal del Ministerio de Trabajo  Juliana Cassiano  al diario  O Globo, el de mayor tirada del país, la mayoría de los 15 inmigrantes  bolivianos y peruanos liberados en los dos talleres de Sao Paulo  no tenían documentos,  habían sido introducidos  clandestinamente en Brasil por redes de tráfico de seres humanos  y trabajaban en unas condiciones "terribles". Su jornada laboral era de hasta 16 horas diarias,  hacinados con cinco menores de edad en un espacio minúsculo que servía a la vez de  taller y vivienda,  con un solo cuarto de baño  sucio y sin agua caliente, "y todo para ganar 200 o 300 reales [entre 90 y 130 euros] y estar endeudados con las mafias. La situación era muy, muy grave".

Inditex volvió ayer a  responsabilizar a la firma AHA, uno de sus más de 50 proveedores en Brasil, de haber  subcontratado de forma "no autorizada" la fabricación de prendas de Zara  en los dos talleres textiles clandestinos descubiertos por las autoridades de aquel país. Pero  los inspectores del Ministerio de Trabajo rechazan los argumentos de la multinacional de Arteixo (A Coruña).  "Si nosotros podemos rastrear la cadena de producción, Inditex también puede hacerlo", sostiene Cassiano.  "Y si Inditex es capaz de controlar  la calidad de sus productos durante todo el proceso de producción, ¿por qué no hace lo mismo con la mano de obra que emplea?".

Segunda operación desde mayo

El pasado mes de mayo, una operación similar a la desplegada en Sao Paulo permitió a la Superintendencia Regional de Trabajo y Empleo  desmantelar varios talleres  clandestinos en  la ciudad de Americana, en el interior de la región paulista. En aquella ocasión fueron liberados 52 trabajadores, casi todos de nacionalidad boliviana, que estaban siendo explotados y sometidos a unas condiciones laborales degradantes. Según fuentes de la cadena de televisión Band -la segunda de Brasil, cuyos reporteros destaparon las presuntas irregularidades cometidas por Zara en Sao Paulo-, la mayoría de los 52 trabajadores  esclavos  liberados también elaboraba prendas de ropa para la firma de moda española.

El portavoz de Inditex consultado por  El Confidencial  aseguró que "la seriedad de esta compañía es modélica", y señaló que el grupo textil realiza anualmente más de un millar de  auditorías a proveedores de sus marcas en todo el mundo para asegurarse de que cumplen su código de conducta. "Estamos colaborando con las autoridades brasileñas para revisar los sistemas de producción de nuestros proveedores y evitar que casos como el de Sao Paulo vuelvan a producirse". El representante de la multinacional gallega eludió comentar, sin embargo, la denuncia del Ministerio de Trabajo sobre la existencia de al menos otros 30 talleres clandestinos ligados a Zara.

 

 

Comentar este post