Brasil: Dilma Rousseff sanciona comisión para investigar crímenes de dictadura

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

|Pravda Liberation PARIS 1871|Redaccion Paris|


La Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sancionó este viernes la creación de una comisión de la verdad, encargada de investigar las violaciones a los derechos humanos durante el período de la dictadura (1964-1985). La mandataria también promulgó una ley que pone fin al secreto por tiempo indefinido para los documentos públicos y obliga a dofundirlos luego de un máximo de 50 años.

Enmarcada en sus medidas inéditas para investigar los crímenes cometidos durante la dictadura, Rousseff afirmó este viernes - durante una ceremonia oficial- que "el sigilo nunca más ofrecerá guarida al no respeto de los derechos humanos".



"Brasil se encuentra consigo mismo sin revanchismos. (...) No es un proceso de venganza, sino de construcción de la verdad y de la memoria, para tener un país más justo, más igual y principalmente más democrático", aseveró.

La dirigente precisó que el grupo estará formado por siete personas designadas por ella misma y tendrá un plazo de dos años para investigar los crímenes contra los derechos humanos ocurridos entre 1946 y 1988, período que engloba dos dictaduras militares y la época más cruenta de la historia reciente del país suramericano.

En este sentido, la mandataria indicó que el conocimiento de la verdad “será fundamental” para que no se repitan las torturas, asesinatos y detenciones políticas "que mancharon la historia de Brasil", y agregó que “el silencio y el olvido son siempre una gran amenaza a la democracia”.

"La verdad interesa mucho a las nuevas generaciones. Los jóvenes que hoy tienen derecho a la libertad tienen que saber que muchos lucharon y murieron por esa libertad preciosa", añadió.

Acceso a documentos

En el mismo acto de este viernes, Rousseff también sancionó una ley que regula el acceso a todos los documentos públicos y que solo mantendrá en secreto aquellas informaciones de carácter personal o las que atañen a la seguridad del Estado.

La normativa impide que se mantenga en secreto cualquier información o documento que atente contra los derechos humanos, lo que fue calificado por la mandataria como "una nueva conquista" y una prueba de su compromiso con la transparencia.

"La ley de acceso a la información y la Comisión de la Verdad quedarán para siempre en la historia y colocan a nuestro país en un nivel superior, de subordinación del Estado a los derechos humanos", recalcó la Mandataria.

A finales de octubre, Rousseff ya había dicho en declaraciones a la prensa local que la creación de una Comisión de la Verdad para esclarecer los abusos cometidos por la dictadura militar (1964-1985) permitirá conocer lo ocurrido en ese período y asegurar que Brasil no vuelva a vivir sin democracia.

Previamente, en febrero de este año, con menos de dos meses de haber asumido el máximo cargo del Ejecutivo de Brasil, Rousseff anunció que la Policía Federal del país suramericano comenzó a emplear (en esa fecha) una base de datos especialmente creada para identificar los cadáveres de las víctimas de la última dictadura militar en ese país suramericano (1964-1985).

Todas estas iniciativas nacen en respuesta a una propuesta presidencial presentada por la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien el pasado 1 de enero, cuando asumió su mandato, anunció la intención de esclarecer los cerca de 400 asesinatos y desapariciones de opositores en la época de la dictadura.

Se calcula que en esas dos décadas dictatoriales, en Brasil desaparecieron cerca de 200 personas por motivos políticos, mientras que miles de activistas fueron arrestados y torturados.

 

Pravda

Comentar este post