Brasil: Inteligencia de la dictadura espió a los religiosos de la Amazonia para matar a guerrilleros

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Forenses y diputados brasileños observan las excavaciones donde permanecen los restos de miembros de la guerrilla Araguaia, asesinados en 1970.

Telam - Religiosos que actuaban en la región amazónica de Brasil, de donde desaparecieron cientos de guerrilleros, fueron espiados por los servicios de inteligencia de la dictadura de Brasil (1964-1985), según informes secretos liberados recientemente por la Fuerza Aérea.

Documentos del Centro de Informaciones de la Aeronáutica reportaron a principio de los ´80 que fueron investigados dos religiosos “por incitación contra el orden público y promover un nuevo brote de agitación” en la región de Araguaia, y que por eso luego fueron encarcelados.

Entre 1972 y 1975 las Fuerzas Armadas combatieron contra guerrilleros afincados en Araguaia, donde cerca de 60 rebeldes fueron capturados con vida y luego ejecutados, según la Organización de Estados Americanos (OEA), que en 2010 condenó a Brasil por esos hechos. 

Según los papeles de la Aeronáutica, citados por la agencia ANSA, tras eliminar a la guerrilla los servicios de información continuaron actuando en esa región para detectar la acción de otros “subversivos”, entre ellos los curas católicos.

Un informe de entonces señala que los religiosos “están estimulando a los trabajadores a la lucha de clases” y cuentan con 1 millón de dólares aportados por el Partido Comunista Francés y otras organizaciones de aquel país.

Los papeles que consignan el accionar en Araguaia fueron entregados al Archivo Nacional por la Aeronáutica, mientras el Ejército y la Marina hasta el momento no brindaron informaciones sobre la represión, que dejó cerca de 400 muertos y desaparecidos durante el régimen militar.

Si bien los nombres de los religiosos fueron tachados por la Aeronáutica se estima que pueden ser los de Arístides Camio y Francisco Gouriou, que fueron presos en 1981 en la Amazonia, reportó el diario Correio Braziliense.

 

Contrainjerencia

Comentar este post