Campaña “Yo no tomo” ataca explotación de animales y derriba mitos sobre el consumo de lácteos

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Lanzada el pasado domingo 8 de mayo, con motivo del Día de la Madre, la campaña virtual “Yo no tomo ni como leche” ha despertado la atención de muchas personas que menos de una semana han superado las mil visitas diarias a la web www.YoNoTomo.com.

La campaña surge como respuesta a la propaganda de la Asociación Promotora de Lácteos, donde rostros conocidos indican las ‘virtudes’ de este alimento e invitan a consumirlo. Además, prepara el ambiente a pocas semanas del Día Mundial de la Leche.

En el sitio web de la campaña se encuentra diverso material informativo y de concienciación sobre los efectos en la salud humana que tienen los lácteos y en relación al especismo que tiene a millones de vacas lecheras alrededor del mundo en situaciones de explotación y sufrimiento.

Asimismo, varios videos testimoniales de activistas de EligeVeganismo y médicos veterinarios instalan varios temas dignos de ser reflexionados: La separación de vacas y terneros y la angustia que en silencio viven millones de madres esclavas de esta especie, violentadas tras dar a luz a su hijo; las implicancias de la industria de cría y explotación de vacas y por qué la noción de que la explotación en las llamadas “granjas libres” o “ecológicas” implica esclavitud para los animales; la relación entre animales y veterinarios; las constantes violaciones que sufren las vacas para asegurar la producción de leche: “todas ellas son inseminada artificialmente contra su voluntad tras algunos días de haber parido a su cría para robarle constantemente el alimento que ha fabricado para su bebé”, indica la activista Camila Rebolledo.

LA CARNE LÍQUIDA

Nuestra especie es la única que consume leche después de la infancia y es, además, la única que consume la leche de otra especie. Detrás de este consumo hay una poderosa industria que habla de sus beneficios imprescindibles.

Más allá del calcio que aportan los lácteos, también se encuentra este mineral en hortalizas de hoja verde (brócoli, alcachofas), legumbres, papas, champiñones, frutos secos, semillas y, especialmente, algas.

Los vegetales, sin embargo, no acarrean los problemas de los lácteos. El médico John A. McDougall llama a los alimentos lácteos “carne líquida”, debido a la similitud de su contenido nutricional. La carne animal posee un 40% de calorías en forma de grasa, pero el queso hasta en un 70%.

Según Robert Cohen, del Dairy Education Board y autor del libro Milk: the Deadly Poison (“Leche: el Veneno Mortal”), un estadounidense promedio (aquí en Chile nos estamos alimentando igual o incluso peor que en Estados Unidos) consume cada día 161 mg de colesterol procedente de la leche, queso, mantequilla y otros lácteos, la misma cantidad contenida en 53 trozos de tocino.  Por este motivo es que se dice que intentar bajar de peso sin dejar de consumir lácteos, es como apagar el fuego con gasolina.

Por otro lado, El Proyecto China, el mayor estudio a largo plazo sobre la relación de la dieta y la salud, dirigido por el doctor Colin Campbell de la Universidad de Cornell en los Estados Unidos, arroja interesantes resultados: Se ha demostrado que los países del tercer mundo (generalmente en ÁfricaAsia), donde culturalmente jamás han consumido lácteos, no padecen osteoporosis y otras enfermedades relacionadas; cuando adoptan los hábitos occidentales, empiezan a desarrollar los mismos problemas de salud que afectan a nuestras sociedades.

CAMPAÑA Y + INFO: www.YoNoTomo.com

 

 


 

 

 


 

El Ciudadano

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post

David 12/11/2011 16:11


En el artículo se hace referencia mediante la wikipedia de la enfermedad de la osteoporosis que afecta a muchas personas. Sino es molestia y lo creen adiente, dejo un enlace donde se puede
encontrar información gratuita, guías en formato pdf y enlaces sobre esta enfermedad silenciosa:


osteoporosis


Esperando que pueda ser de ayuda y utilidad,
Reciban un cordial saludo