Carta abierta de los pueblos indígenas de Brasil

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Servindi, 5 de febrero, 2012.- Las organizaciones indígenas de Brasil condenaron la exclusión de la que fueron víctimas como pueblos para la participar de la organización y del contenido de la agenda de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20. Cuestionan que solo se haya considerado a personas de dos organizaciones que trabajan en el órgano oficial Fundación Nacional del Indio (Funai). 

Carta de Porto Alegre

A nuestros hermanos y hermanas, pueblos y organizaciones indígenas del Brasil y del Mundo

Nosotros, representantes de Pueblos Indígenas y dirigentes de organizaciones indígenas del Brasil, miembros de las organizaciones que integran la Articulación de los Pueblos Indígenas del Brasil – APIB (Articulación de los Pueblos y Organizaciones Indígenas del Noreste e Estados de Minas Gerais e Espirito Santo – APOINME; Coordinación de Organizaciones Indígenas de la Amazonía Brasileña – COIAB; Articulación de los Pueblos Indígenas del Sur – ARPINSUL; Gran Asamblea del Pueblo Guarani – ATY GUASU; Articulación de los Pueblos Indígenas del Pantanal – ARPIPAN y Articulación de los Pueblos Indígenas del Sureste) reunidos en la ciudad de Porto Alegre, Estado de Río Grande del Sur, Brasil, durante los días 29 a 31 de enero de 2012, después de participar en el Foro Social Temático: Crisis del capitalismo, justicia social y ambiental y en la Asamblea de los Movimientos Sociales, realizados del 24 a 28, mirando hacia la Cumbre de los Pueblos y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, Rio + 20, que serán realizados en el mes de junio de este año en la ciudad de Río de Janeiro.

Ante los distintos procesos de organización, preparación y participación para la Conferencia Río + 20, manifestamos a nuestras organizaciones hermanas de Abya Yala, Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), Consejo Indígena de Centroamérica (CICA) y otras organizaciones indígenas de este continente y del mundo, nuestra posición sobre estos procesos.

Primero.– Al considerar la importancia de las problemáticas y distintos temas agendados por las Naciones Unidas, debido a sus evidentes impactos sobre la vida de nuestros pueblos, hacemos constar nuestro desacuerdo por la forma como los organismos oficiales implicados, algunos coordinados por indígenas a nivel nacional e internacional han procedido, al centrar en individuos la organización de la agenda global en los aspectos que nos afectan.

Segundo.– Repudiamos el hecho de que hayan ignorado hasta el momento la participación de nuestros dirigentes y organizaciones del Brasil y de Abya Yala en esos procesos, diciendo que estas no representan a nuestros pueblos y que en el caso del Brasil solamente existen dos organizaciones que serían las representativas, el Comité Intertribal y el Consejo Nacional de Mujeres Indígenas (CONAMI).

Tercero.– Queremos aclarar a nuestros hermanos y hermanas del Brasil y del mundo que estas organizaciones están coordinadas por personas que trabajan en el órgano oficial indigenista, la Fundación Nacional del Indio (FUNAI), de cuestionable vinculación con comunidades indígenas. Mientras que nuestras organizaciones, que como toda organización social pueden tener sus problemas, en la historia del movimiento indígena brasileño, son actuantes, tienen agenda de lucha junto a sus bases y han sido importantes, bajo la coordinación de APIB, en las dinámicas de incidencia junto al gobierno nacional y en las acciones reivindicativas de nuestros pueblos y organizaciones.

Por estas luchas en los espacios institucionales y sobre todo por las luchas concretas que se desarrollan en nuestras bases en defensa de nuestras tierras y territorios, contra el latifundio, el monocultivo, la agroindustria, los megaproyectos como hidroeléctricas, puertos, carreteras y la industria extractiva (maderera, minera entre otros), muchos de nuestros dirigentes de organizaciones y asociaciones locales han sido asesinados, son perseguidos y presos ilegalmente. En el año de 2010 fueron asesinados 63 hermanos nuestros sin que hasta ahora hayan sido juzgados y condenados por la justicia brasileña los autores intelectuales y materiales.

Jamás admitiremos que esta realidad y trayectoria de lucha sea ignorada y desrrespetada.

Cuarto.– Ante estos hechos reafirmamos que no reconocemos dinámicas, instancias e iniciativas que no hayan pasado por procesos de consulta y coordinación con nuestras organizaciones, haciendo exactamente lo que hacen los gobiernos, que violan frecuentemente nuestro derecho a la consulta libre, previa e informada establecido por el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Concretamente, preservando el respeto a nuestros hermanos y hermanas que allí estarán, no reconocemos que el espacio de discusión de la agenda global de la Rio+20 y otras cuestiones que nos afectan como pueblos sea Karioca II, pues es una iniciativa claramente oficialista desvinculada de la realidad social y política, de los problemas concretos de nuestros pueblos y comunidades.

Quinto.– Reafirmamos ante todos nuestros hermanos y hermanas, los distintos órganos gubernamentales, organizaciones no gubernamentales y las más distintas organizaciones políticas, sociales y populares del Brasil y del mundo que el espacio de discusiones de la agenda global y de la agenda específica de los pueblos y comunidades indígenas será el Acampamento Tierra Libre, por el Buen Vivir y la Vida Plena, en Río de Janeiro, en el contexto de la Cumbre de los Pueblos y de la Conferencia de las Naciones Unidas.

Aclaramos que el Acampamento Tierra Libre hasta ahora ha sido la mayor acción política que nuestros pueblos y organizaciones han desarrollado todos los años desde 2004, reuniendo cerca de 1.000 líderes indígenas para discutir sus problemas, demandas, reivindicaciones y propuestas comunes ante el Estado brasileño. Este año hemos decidido realizarlo en Río de Janeiro, con el propósito de internacionalizarlo y con la esperanza de hacer de él un espacio de convergencia con nuestros hermanos y hermanas del mundo que vendrán a la Cumbre de los Pueblos y a la Conferencia de la ONU.

Sexto.– Para terminar, convocamos a todos los pueblos, organizaciones y dirigentes indígenas del Brasil y del mundo para que se junten con nosotros con el objetivo de mostrar a los gobiernos y corporaciones transnacionales, que a pesar de las distancias geográficas, de idiomas y otras diferencias, estamos unidos, tenemos problemas parecidos, derechos, necesidades y aspiraciones comunes por las que deberemos luchar e incidir en los distintos espacios nacionales e internacionales durante y más allá de la Rio + 20.

Por el buen Vivir y la Vida Plena de Nuestros Pueblos

Articulación de los Pueblos Indígenas del Brasil – APIB

Porto Alegre, Rio Grande do Sul, Brasil, 31 de Enero de 2012.

 

Servindi

Etiquetado en Pueblos originarios.

Comentar este post