Carta urgente del pueblo wixárika al presidente de México y a los pueblos y gobiernos del mundo

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

El pueblo Wixárika emite un comunicado dirigido al Presidente de México para proteger la Sierra de Catorce; el gobierno mexicano otorgó 22 concesiones para la explotación minera de las tierras sagradas de Wirikuta.

En Pijama Surf sentimos una profunda empatía por la causa de nuestros hermanos Wixárika, que están luchando por proteger sus tierras sagradas de Catorce antes la tentativa de transnacionales mineras que buscan explotar esta región. Invitamos a todos nuestros lectores a enterarse de lo que esta sucediendo y a participar activamente (con difusión, apoyo digital a la causa, o simplemente bendiciendo la lucha).

Al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos Felipe Calderón Hinojosa

A los pueblos y gobiernos del mundo

P R E S E N T E

Venimos personalmente de la Sierra Madre Occidental a entregarle esta carta urgente para que haga valer su palabra que públicamente emitió donde se comprometió a respetar y proteger nuestros lugares sagrados en el pacto de Hauxa Manaká  en el año 2008 y como le corresponde hacerlo según  las leyes máximas de nuestro país y los acuerdos, decretos, pactos y convenios nacionales e internacionales que el Estado Mexicano ha suscrito para garantizar el respeto a nuestra cultura viva y de raíz milenaria.

Somos una comisión de autoridades agrarias y tradicionales del pueblo wixárika, que juntos somos el Consejo Regional Wixárika en la Defensa de Wirikuta y traemos la palabra que reúne el sentimiento de los consejos de ancianos, de los sabios cantadores, de los jicareros encargados de sostener el arduo trabajo de más de 500 centros ceremoniales comunitarios y familiares, traemos la palabra que junta en una misma firmeza el sentimiento de las familias enteras de todas las comunidades en Jalisco, Nayarit, Durango y Zacatecas donde habitamos los Wixaritari y queremos que nos  responda respetando nuestro derecho como usted se comprometió.

El gobierno federal de nuestro país otorgó 22 concesiones que abarcan más de 6 mil hectáreas en la sierra de Catorce a la empresa minera First Majestic Silver Corp.- Real Bonanza, S.A de C.V..  Pero la sierra de Catorce toda y Wirikuta entera, señor presidente, es uno de los altares de mayor importancia donde nuestros peregrinos acuerdan la fertilidad y el equilibrio del mundo y de todas sus criaturas y tenemos evidencia de que la operación minera afectaría de forma profunda la ecología de la zona contaminando y desecando nuestros manantiales sagrados.

En estos tiempos de violencia extrema en nuestro país, que están acabando con los tejidos sociales, con este megaproyecto están secuestrando y quieren asesinar a nuestra madre, La Tierra a la que tienen amagada, y buscan la desaparición forzada de todo un pueblo, el Pueblo Wixárika.

Por eso le exigimos que cancele inmediatamente esas concesiones y cualquier otra que tenga como fin sacar minerales o destruir Wirikuta de cualquier otra manera, pues si el objeto de toda esta tragedia es el dinero, con firmeza le informamos que será infinitamente más barato sacar a esta empresa  que lamentar la tragedia ecológica, espiritual y social que puede provocar escarbar y sacar las entrañas de Wirikuta.

Wirikuta es el corazón de nuestra esencia. Si se acaba, nos morimos como pueblo. Tenemos miles de años peregrinando a Wirikuta y conocemos por sus nombres a los antepasados que viven en cada loma, pedregal, peñasco, en cada flor, tenemos por ello según los estándares internacionales el derecho de posesión tradicional ancestral. Respetamos sin embargo, a las comunidades y  ejidos campesinos que viven en la zona y rezamos también para que ellos siembren y cosechen su alimento, para que vivan bien, cuiden y sean protegidos por esa tierra sagrada cuya vocación no es la minería sino el alumbramiento y la renovación del corazón del mundo.

Vemos con mucha preocupación que a pesar del referido Pacto de Hauxa Manaká y de la pública oposición de nuestro pueblo a la operación minera en Wirikuta, usted ha guardado un silencio inexplicable ante nuestro reclamo, han sido violados nuestros derechos territoriales, también el que tenemos al consentimiento previo, libre e informado, además de que de llevarse a cabo dicho proyecto minero se violentarán las leyes ambientales de nuestro país porque la zona es un Área Natural Protegida por Decreto Gubernamental con su plan de manejo.

Los fundamentos legales de nuestro reclamo son en primer término el convenio 169 de la OIT, en sus artículos 2, 6, 7, 14 y 15; de igual forma en el artículo 2 apartado b fracción IX, artículo 27 fracción VII, segundo párrafo de la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos y demás leyes relativas.

Nos preocupa más aún, que algunos operadores del gobierno federal y la propia compañía minera están tratando de convencernos de que aceptemos a la mina a cambio de que nos otorguen uno de los lugares sagrados que conforman el extenso de Wirikuta, el Cerro Quemado o Raunaxi. Ya explicamos que la sierra de Catorce es una unidad donde viven desde el suelo hasta la cima y en todo su interior la fuerza energética espiritual de nuestros ancestros que permiten nuestra vida ahora y en lo porvenir y la extensión que más coincide son las más de 144,000 hectáreas del área natural protegida. No aceptaremos por ningún motivo que se desarrollen este tipo de actividades en la zona pues es un agravio demasiado grande para nuestro pueblo, para México y para toda la humanidad, además de las ilegalidades evidentes que significan estas concesiones.

Señor presidente, somos originarios de este país, somos la raíz antigua y reiteramos: No nos destruyan la cultura wixárika, no se destruyan ustedes mismos por ignorancia de no saber  lo que contienen esos valles de Wirikuta y esa sierra donde se ilumina el mundo.

Por eso venimos hasta acá en comisión a entregarle este escrito. Le damos a usted a tiempo nuestra palabra urgente. Somos cantadores peregrinos, sembradores, somos autoridades legítimas de nuestro pueblo de maíz venado y sol. Somos mexicanos y nos vestimos de flor porque cantamos la paz.

Cancele usted la minería en Wirikuta, eleve a rango federal su protección ambiental y cultural y todas las descendencias se lo agradecerán, de lo contrario, las generaciones presentes caminaremos un camino difícil pero firme en la convicción de detener esta amenaza, quedamos al pendiente de su respuesta formal en su carácter de Jefe del Ejecutivo Federal y responsable principal de la política económica, ambiental y social del país.

Pampariyutsi.

A T E N T A M E N T E

México, D.F. a 9 de mayo del 2011

“CONSEJO REGIONAL WIXARIKA POR LA DEFENSA DE WIRIKUTA ”


Por Waut+a y Kuruxi Manuka- San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan de Bolaños, Jalisco

Octaviano Díaz Chema

Presidente del Comisariado

José Guadalupe Serio de la Cruz

Gobernador Tradicional

Por Tuapurie- Santa Catarina Cuexcomatilán, Jalisco

Juan Torres González

Presidente del Comisariado

Julio de la Cruz Carrillo

Gobernador Tradicional

Alejandro Carrillo Enrique

Presidente del Consejo de Vigilancia

Por Uweni Muyewe- Bancos de San Hipólito, Durango

Santos de la Cruz Carrillo

Presidente del Comisariado

Angelita Aguilar de la Cruz

Gobernador Tradicional

Por la Unión Wixárika de Centros Ceremoniales de Jalisco, Nayarit y Durango

Felipe Serio Chino

Secretario

Sigue la causa en Facebook: Salvemos Wirikuta

 

Publicado en Pijamasurf.com

Enviado por Claudia Gutiérrez

Etiquetado en Pueblos originarios.

Comentar este post