Causa decepción entre palestinos discurso de Obama en la ONU

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Fuerzas israelíes se enfrentan con manifestantes palestinos cerca del puesto fronterizo de Qalandiya. Decenas de miles salieron ayer a las calles de las principales ciudades de Cisjordania para respaldar la solicitud de reconocimiento del Estado palestino como miembro pleno de la Organización de Naciones Unidas, que el presidente de la ANP, Mahmoud Abbas, ofreció presentar este viernes ante el organismo internacional Foto Reuters

Fuerzas israelíes se enfrentan con manifestantes palestinos cerca del puesto fronterizo de Qalandiya. Decenas de miles salieron ayer a las calles de las principales ciudades de Cisjordania para respaldar la solicitud de reconocimiento del Estado palestino como miembro pleno de la Organización de Naciones Unidas, que el presidente de la ANP, Mahmoud Abbas, ofreció presentar este viernes ante el organismo internacional. Foto: Reuters

El discurso del presidente Barack Obama en la Asamblea General de la ONU causó entre los palestinos decepción generalizada que apagó el ambiente de fiesta que vivía la Autoridad Nacional Palestina por la histórica petición para su reconocimiento como Estado.

Los medios y analistas coincidieron en señalar que Obama envió un “mensaje claro” a los palestinos de que apoya las posturas israelíes. Además, que los palestinos son “secundarios” en su política exterior, al no haber mencionado siquiera Obama ni las fronteras de 1967 ni el sufrimiento diario de los palestinos que  viven bajo la ocupación israelí o en los campos de refugiados por todo Medio Oriente.

“Sus declaraciones no ofrecen nada nuevo”, dijo el viceministro de Exteriores del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), Ahmed Yusuf, para quien Obama sólo está “interesado en bloquear” la petición palestina para satisfacer los intereses judíos.

Nabul Abu Rudaina, portavoz del presidente Mahmoud Abbas, valoró desde Nueva York que el llamado de Obama a negociar con Israel es posible de realizar, pero “siempre y cuando este país ponga fin a la construcción en los asen amientos”, una condición ya conocida hace meses y que en el último año impidió la reanudación del diálogo.

A menos de un día para que el líder palestino haga su diqcurso y entregue la petición palestina de convertirse en el Estado miembro número 194 de Naciones Unidas (ONU), la diplomacia internacional sigue tratando de evitar que los marcos negociadores entre israelíes y palestinos se derrumben.

Lo anterior, con la esperanza de encontrar una salida que ofrezca horizonte político a la población de Cisjordania y Gaza.

La propuesta más factible, pero aún pendiente de aprobación por las partes, es la que ha hecho el presidente francés Nicolás Sarkozy para que el estatus de Palestina en la ONU sea elevado al grado de “Estado observador” y, a cambio, quede bloqueada la petición al Consejo de Seguridad de ser admitido como miembro de pleno derecho

En su discerso de ayer Obama dejó claro que vetará la petición porque “no hay atajos” en este proceso, y la única manera de lograr  ese Estado es “por medio de negociaciones” que resuelvan todos los problemas: fronteras, agua, refugiados, asentamientos y Jerusalén.

Medios palestinos consideraron que el discurso de Obama fue un guiño al lobby judío estadunidense de cara a las elecciones de 2012, una conjetura en la que curiosamente coincidieron los medios  israelíes, que llegan a calificar su discurso de “sionista”.

Hani Al-Masri, analista político palestino, vio la presentación como un claro “alineamiento” de Obama con la postura israelí, y resaltó que “las relaciones de Estados Unidos con Israel son más  fuertes que las que tiene con los paíqes árabes, en particular en un período preelectoral”.


(Con información de Notimex)

 

 

 

Obama a Palestina: sí pero no

Opinión, Angel Guerra Cabrera

22 Septiembre 2011

El presidente de Estados Unidos, sus diplomáticos y los aliados europeos acumulan intensas jornadas intentando impedir frenéticamente que Palestina presente en la ONU su solicitud de reconocimiento como Estado miembro. Para ello ejercen brutales y burdas presiones sobre el liderazgo palestino pero ni siquiera le levantan la voz al nazi Netanyau, que hace imposible cualquier negociación.

Diecisiete años en la mesa de negociaciones sin conseguir de Tel Aviv otra cosa que más ocupación y agresiones han colmado la paciencia de los palestinos. El pueblo que Israel expulsó de su tierra de origen y en ese tiempo ha continuado masacrando, encerrándolo en bastustanes y privándolo de todos los derechos basándose únicamente en la sofisticación de su arsenal bélico estadunidense y el apoyo de “Occidente”.

En histórica carta dirigida al secretario general de la ONU por el presidente de Venezuela Hugo Chávez ha dibujado muy claramente la situación: “el imperio, en éste y en otros casos, pretende imponer un doble estándar en el escenario mundial: es la doble moral yanqui que viola el derecho internacional en Libia, pero permite que Israel haga lo que le dé la gana, convirtiéndose así en el principal cómplice del genocidio palestino a manos de la barbarie sionista”.

Y es que a Barak Obama lo aterra aplicar el veto que ha anunciado si la solicitud palestina recibiera la aprobación de 9 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU(los 5 permanentes con derecho a veto y los 10 rotativos). Para lograr la reelección en 2011-al parecer lo único que le interesa- necesita los abundantes caudales del lobby sionista de Estados Unidos. Pero, a la vez, lo horroriza que se le caiga el cartelito, labrado mediáticamente, de amigo de las revoluciones árabes, deseoso de tratar más amablemente que sus antecesores a los pueblos islámicos.

Es este el mismo Obama que prometió en el discurso de El Cairo un “nuevo amanecer para el mundo musulmán. El que dijo también que habría “un nuevo Estados Unidos” para los árabes. El que proclamó en el hemiciclo de la ONU en 2010 que el año entrante tendríamos “un nuevo miembro de la ONU, un estado independiente y soberano de Palestina”.

Por lo pronto, si no fuera suficiente con las guerras contra Irak, Afganistán, Libia y las zonas tribales de Paquistán y Yemen, vean con qué energía truena el inquilino de la Casa Blanca contra los palestinos por el simple hecho de pedir lo que él les dijo que defendería.

Sin embargo, son las voces nuevas las que iluminan el gris escenario de la organización internacional. Tras la misiva de Chávez se escuchó como un rayo la cálida y dulce voz de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, oradora inaugural del periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU: “La mayoría de los países de esta Asamblea creemos que llegó el momento (…) Brasil reconoce a Palestina como Estado miembro de la ONU”.

La solicitud formal palestina de reconocimiento como Estado miembro se presentará el viernes 23 pero al parecer no hay fecha fija para su consideración por el Consejo de Seguridad(CS) de la ONU y Estados Unidos y Europa están tratando de engavetarla con pretextos de procedimiento. Difícilmente puedan lograrlo si los palestinos obtienen los 9 votos necesarios para su aprobación en ese órgano, lo que no es seguro.

En caso afirmativo, Estados Unidos lo impediría con el veto pero quedaría descarnadamente en evidencia su espíritu antidemocrático e incondicionalidad hacia Israel, razón principal por la que un acuerdo de paz es imposible en el formato del “Cuarteto”, pues Washington está descalificado para actuar como árbitro.

En la Asamblea General de la ONU Palestina cuenta con la mayoría necesaria para lograr el estatuto de Estado observador. Con este, además, de asegurar su presencia en todas las agencias del organismo, agravaría la situación jurídica de Israel como potencia ocupante de un Estado soberano y podría acusarlo ante el Tribunal Penal Internacional por sus escandalosos crímenes de guerra.

Israel está más sólo que nunca después de las rebeliones árabes. Ha perdido en un año a Turquía y Egipto, dos aliados fundamentales, y en la ONU se evidenciará como nunca el repudio de la mayoría de la humanidad a su conducta criminal. El heroico pueblo palestino también conquistará en las calles su primavera. Nadie lo dude.

 

(Tomado de La Jornada)


Ahmadinejad en la ONU: Composición del Consejo de Seguridad no es justa ni equitativa
El presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, manifestó este jueves en la 66 Asamblea Nacional de Naciones Unidas (ONU) que la composición del Consejo de Seguridad de este organismo multilateral “no es justa ni equitativa”, por lo que propuso una cooperación internacional para permitir una reestructuración que construya una entidad sin “la tiranía de las potencias” occidentales.

Reunión entre Obama y Abás concluye sin aparentes progresos
La reunión de hoy entre los Presidentes de EEUU, Barack Obama, y de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, concluyó sin aparentes progresos, dijeron fuentes de la Casa Blanca. Obama reiteró a Abás su apoyo al establecimiento de un Estado palestino, con la condición de que "debe surgir de conversaciones directas con Israel y no a través de iniciativas unilaterales en Naciones Unidas", dijo el consejero adjunto de Seguridad Nacional, Ben Rhodes.
Cubadebate

Etiquetado en Internacional

Comentar este post