Caza de brujas: el FBI da más poderes a sus agentes para penetrar la vida privada de “sospechosos”

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

CONTRAINJERENCIA -  EL FBI da nuevos poderes a sus 14.000 agentes que les permitirán más libertad de acción al fín de realizar búsquedas en bases de datos, vigilar la vida privada de personas que han atraído su atención hasta revisar sus deshechos domésticos, revela el New York Times,

El FBI. planea emitir pronto una nueva edición de su guía de operaciones, de acuerdo con un funcionario que ha trabajado en el proyecto de documento y varios otros que han sido informados de su contenido.

Las nuevas normas se añadirán a las diversas medidas adoptadas en la última década para dar a los agentes siempre “más libertad en su búsqueda de signos de actividad criminal o terrorista”, explica el diario neoyorquino.  

Algunos de los cambios más notables se encuentren en la categoría inicial de las investigaciones, llamada “evaluación”. La categoría, creada en diciembre de 2008, permite a los agentes investigar a personas y organizaciones “proactivas” aunque no hay pruebas sólidas para sospechar una actividad criminal o terrorista.

Las nuevas normas favorece el uso del detector de mentiras o la busqueda en los deshechos domésticos. Bajo las reglas actuales, los agentes no pueden utilizar este tipo de técnica hasta que se abra una “investigación preliminar”, que – a diferencia de una evaluación – requiere una base objetiva para sospechar que alguien es “de mala conducta”.

El nuevo manual también eliminará la limitación del uso de los equipos de vigilancia y seguimiento, preparados para seguir subrepticiamente “sospechosos”. Bajo las reglas actuales, se puede utilizar tales equipos una sola vez durante una evaluación, pero las nuevas normas permiten a los agentes utilizarlos varias veces.

Los cambios anunciados por el FBI preocupan a muchos activistas que señalan recientes incidentes que revelan una caza de brujas desarrollada por la policía federal.

Hace unos meses, 23 activistas antiguerra estadounidenses fueron llevados ante un tribunal de Chicago,  acusados sin pruebas de apoyar a organizaciones terroristas en Colombia y Oriente Medio.

La investigación del FBI se reveló cuando se encontraron documentos abandonados por algunos agentes. Estos dosieres fueron hallados en la casa de una de los activistas y después de varios meses llegaron al alcance de los medios.

Según el Comité Stop FBI Repression (StopFBI.net) que ha hecho público el dossier extraviado por los investigadores federales, agentes del FBI que allanaron la casa de los activistas  Mick Kelly y Gawboy Linden, se llevaron miles de páginas de documentos y libros, además de computadoras, teléfonos celulares y un pasaporte.

 

Tomado de

Contrainjerencia

 

Ver también

Paremos la caza de brujas del FBI!

Etiquetado en U.S.A - Canadá

Comentar este post