Chile: Estudiantes se encadenaron al Ministerio de Educación

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.


Estudiantes se encadenaron esta mañana en las puertas del Ministerio de Educación, en el marco de las movilizaciones que adelantan en rechazo de la reforma a la educación superior propuesta por el Gobierno, a los problemas derivados de las deudas y a la forma de financiamiento del sector, entre otras demandas.

Un intento de toma del Ministerio de Educación, terminó con 35 estudiantes universitarios detenidos durante la mañana de este martes (14 de junio).

Además, un saldo de cinco personas con lesiones afectadas durante el desalojo de los universitarios encadenados a la puerta del Ministerio. Los estudiantes declararon que estas lesiones fueron producto de la fuerza empleada por “los carabineros durante la detención y luego en el traslado a la comisaría”.

Denunciamos el actuar de la fuerza represiva, este es un acto pacifico, sólo un encadenamiento, llegamos con guitarra, con música”, señaló un estudiante que prefiere no dar su nombre.

“Estamos haciendo uso del único medio que tenemos hoy para demandar al Estado, la protesta, ya que no estamos en democracia”, dijo Camila Sanhueza, estudiante de la Universidad de Chile, quien añadió enfática: “Estamos demandando lo que nos pertenece”.

Respondiendo por el señalamiento de que era un pequeño número de estudiantes que participó en el intento de toma, una estudiante dijo: “Aquí somos un grupo pequeño, pero somos miles de estudiantes movilizados actualmente en todo el país y eso es lo importante”.

REIVINDICACIONES DE LOS MANIFESTANTES

Los estudiantes expusieron lAs reivindicaciones en una declaración pública, que leyeron durante el encadenamiento, firmada por los Estudiantes Movilizados de Universidades Públicas y Privadas y ANDHA Chile a Luchar Democrático.

Primero, explicaron que el descontento viene de una democracia que no les gusta, que la manera de gobernar, por más de 20 años, se ha dedicado a administrar y profundizar un sistema profundamente violento.

Después, denunciaron el sistema de educación actual que divisa la Educación entre una de excelencia para unos pocos y una precarizada para las grandes mayorías. Que también provoca el endeudamiento de cada familia chilena.

 

Finalmente, rechazaron las acusaciones del Gobierno que compara a los estudiantes con grupos aislados, violentos e ideologizados. Lo cual hicieron, en las últimas semanas, los grandes grupos de prensa y medios, reclamaron.

Por otro lado, llamaron a participar en el paro nacional que se realizara el jueves 16 de junio y solidarizaron con los trabajadores del cobre, llamando a juntarse con ellos por las demandas que también se han visibilizado en estos días.

 

 

LOS GRANDES MEDIOS PASAN, LOS OTROS NO

Mientras que las Fuerzas Especiales (Carabineros) nos empujaron hasta Amunátegui con Alameda, otros policías intentaron desalojar a la última persona que permanecía amarrada a la puerta del Ministerio pasadas las 12 del medio día.

 

Otro grupo de 50 estudiantes siguió protestando de manera pacifica a 50 metros de la entrada del Ministerio de Educación, tocando guitara, reclamando un cambio político hasta que desalojaron al último de sus compañeros.

 

Las Fuerzas Especiales dejaron pasar el cordón de seguridad a los grandes medios, entre otros Canal 13, Mega, Chilevisión y TVN. Los otros no pudieron acercarse más al Ministerio hasta el fin de espectáculo dado por los Carabineros que escalaron la fachada para alcanzar al manifestante que estaba encadenado a unos 3 metros del suelo, en la puerta del Ministerio.

 

Por Nicolás Loonis

El Ciudadano

 

El Ciudadano



 

ALAI, América Latina en Movimiento

2011-06-13

 

Alai

Chile

La clase política

Álvaro Cuadra


 

Las movilizaciones que desde hace algunas semanas se han escenificado en diversas ciudades del país, pone en evidencia un cierto malestar ciudadano respecto a materias diversas, pero que podríamos resumir como una muy mala percepción del funcionamiento de las instituciones del país. Un lugar protagónico lo ocupa toda la institucionalidad política que administra tanto el gobierno como la oposición. Resulta paradojal que junto a la caída en la aceptación de las políticas gubernamentales, no se acreciente aquella de los sectores opositores.
 
La desmovilización de los chilenos no sólo fue el resultado de la prolongación de un estado autoritario heredado de la dictadura militar sino, además, de una administración de dos décadas que se prestó gustosa a tal empresa en nombre de una democracia en la medida de lo posible. La institucionalidad política prescrita por la constitución de los ochenta ha permanecido, en sus aspectos fundamentales, sin mayores cambios. Esto ha hecho posible conjugar bajos niveles de conflictividad social con un modelo económico que garantiza el lucro de las elites y la inversión extranjera. Para construir este capitalismo edénico ha sido imprescindible contar con una clase política que, en nombre de la democracia y el desarrollo, perpetúe un sistema político represivo, excluyente y corrupto.
 
Las movilizaciones a las que asistimos a través de todo el país marcan un interesante giro en la situación: El modelo de desmovilización comienza a mostrar sus primeras fisuras. En efecto, aún cuando la clase política insiste obstinada en seguir administrando un Chile pos-autoritario, lo cierto es que los sectores más sensibles de la sociedad han comenzado a protestar en defensa de sus intereses. El caso de los estudiantes es paradigmático a este respecto, pero no el único. Notemos que – para bien o para mal - la mayor parte de las movilizaciones reclama un carácter independiente, lo cual significa que el papel de los partidos políticos ha dejado de ser indispensable en la conducción de las demandas ciudadanas. Este fenómeno encontrara su fundamento en el alto grado de desprestigio de una clase política tenida por inepta, corrupta y demagógica.
 
Resulta sintomático que entre las estrategias de La Moneda para despejar el enrarecido ambiente de esta incipiente movilización social, se convoque, precisamente, a una reunión a todos los sectores políticos. De algún modo, más allá de sus matices, la convocatoria del Ejecutivo reconoce a la actual clase política como pilar de la institucionalidad vigente y como indispensable dique de contención de cualquier riesgo de movilización social. Tal como ha señalado el primer mandatario, hay que cuidar nuestras instituciones, nuestra democracia y nuestra amistad cívica. Finalmente, lo que une a la clase política es mucho más poderoso que aquellas aparentes diferencias.
 
- Álvaro Cuadra es investigador y docente de la Escuela Latinoamericana de Postgrados. ELAP. ARENA PÚBLICA. Plataforma de Opinión. Universidad de Arte y Ciencias Sociales. ARCIS.

Chile, carta al ministro de Educación

Santiago, 13 de junio de 2011

ministrolavin.jpg
Señor Joaquín Lavín Infante,
Ministro de Educación.

A través de la presente misiva, junto con saludarlo, deseamos como estudiantes secundarios, expresar nuestro descontento con el sistema educativo imperante, impuesto hace más de 30 años, el cual nunca ha sido transformado de fondo, sólo con medidas superfluas e ineficientes, y no respondiendo a las necesidades básicas de una educación realmente equitativa y de calidad.

Ante esto, el día de hoy hemos convocado a un paro nacional de carácter pacífico, a la espera de una respuesta concreta por parte del ministerio.

Nuestras demandas son:

1.     Estatización de los colegios: Consideramos imperante que los colegios y liceos pasen a manos directas del estado, sin intermediario alguno (como las municipalidades o corporaciones) garantizando la igualdad de recursos en los distintos establecimientos educacionales.

2.     T.N.E. Gratuita los 365 días del año, las 24 horas del día, con un valor único nacional.

3.     Mejorar la implementación de las especialidades, que asegure una renovación constante, dependiendo del campo laboral, en Liceos y Colegios técnicos. Además de fiscalización y acreditación del estado de forma directa a las practicas, que asegure una real enseñanza y elimine la explotación laboral.  Por otra parte, debe haber una remuneración minima equivalente a un 60% del salario mínimo legal, se deben mejorar las condiciones estructurales de las especialidades para una mejor enseñanza.

4.     Ante la realidad de los problemas de infraestructura de los establecimientos educacionales, causados por la demora en la reconstrucción de dichos liceos y colegios dañados post-terremoto, exigimos que acaben las operaciones parches, vale decir comenzar un trabajo de construcción fuerte y velando por la seguridad y bienestar del estudiantado.
          
Hemos comprendido que las demandas estructurales en la educación, se han mantenido aun cuando se creó la ley general de educación, por lo que entendemos que no es posible que se concreten las peticiones secundarias si no se realiza un cambio a la  raíz del problema: la Constitución.
 
Entendemos que nuestro eje central de movilización es un cambio constitucional, en específico del artículo 19 numeral 10 y 11,  exigimos que deba existir un estado benefactor para el sistema de educación y que este al igual que la comunidad escolar debe participar activamente en la educación regular del país.
 
Creemos que es necesario que se pronuncien sobre esta misiva lo antes posible.
 
Saludan atte.
(Por)
–  Federación metropolitana de estudiantes secundarios (FeMES)
– Establecimientos autónomos movilizados.

 

sur y sur

Comentar este post