Chile: La huelga que no sale en la tele

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

En 60 años no había una huelga en alguno de los sindicatos del Banco de Chile, hoy propiedad del grupo Luksic. Los trabajadores del Citibank piden que se les iguale los beneficios del resto de los sindicatos a una empresa perteneciente a la familia más rica de Chile y que el año pasado se echó al bolsillo ganancias por $ 378.530 millones de pesos.

Un ejército de tipos de impecables tenidas, zapatos lustrados y peinados formales no deja de hacer sonar las vuvuzelas, pegarle al bombo y pasearse por el centro de Santiago. No hay oficinista ni repartidor ni quiosquero de los paseos peatonales que no se haya enterado de la huelga de los trabajadores del Sindicato Nacional Citibank que pertenece al Banco de Chile.

La huelga la empezaron los 1.600 empleados del Citibank el martes 9 de agosto, luego de mes y medio de negociación colectiva. Este sindicato representa al 15% de los trabajadores del segundo banco más grande del país.

La huelga no sólo es en Santiago. En las sucursales de San Felipe y La Ligua también hay bulliciosos que molestan a los rompehuelgas a su entrada a las oficinas.

Los trabajadores piden pasar de 350.000 pesos base a 530.000, un bono de colación de 4.000 pesos diarios y de movilización por 50.000 pesos al mes, entre otros puntos, los que no fueron resueltos por la empresa, que fusionó el Citibank el 2007, en el marco de los “buenos oficios” de la negociación colectiva.

No es mucho pedir a una empresa cuyas utilidades sólo en este semestre bordean los 378 mil millones de pesos.

“Nos parece sumamente grave que un Banco que tuvo utilidades por más de 378 mil millones de pesos en 2010, no tome en cuenta nuestro petitorio, que no supera el 1,5% de estas ganancias”, explica Juan Carlos Hinojosa, dirigente sindical.

Los trabajadores informan que, comparativamente, el Banco Santander tiene un contrato colectivo a tres años, con un bono de término de conflicto por 4 millones brutos, y en el caso de BancoEstado, contrato a dos años y cuatro meses con bono de término de 3 millones 200.

El sueldo promedio de un colaborador del Banco de Chile es 68 veces menos de lo que ganan mensualmente los dueños del Banco. En países desarrollados dicha diferencia no supera las 20 veces.

LA TELETÓN DEL GRUPO LUKSIC

El grupo Luksic está ubicado en el lugar 27 del ranking mundial 2010 de millonarios de la revista Forbes, con 19 mil 200 millones de dólares de fortuna.

Andrónico Luksic tiene bajo su dominio la segunda institución más poderosa del sistema financiero criollo y a través de Jorge Awad preside la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras.

Las utilidades de la banca en Chile se incrementaron un 40 por ciento el año 2010 en relación al periodo anterior. Y eso que estábamos en plena crisis económica y post terremoto.

El Banco de Chile por sí solo ha obtenido jugosas utilidades: El año 2008 se echó al bolsillo $ 272.427 millones de pesos. Al año siguiente fueron $ 257.887 millones de pesos y el 2010 la ganancia llegó a los $ 378.530 millones de pesos. O sea, en los últimos tres años el grupo Luksic ganó $ 908.844 millones de pesos. Como nunca en su historia.

Si sumamos este año superarán fácil la meta del billón de pesos.

Un cálculo hecho por un funcionario da cuenta de que si se repartieran por igual estas utilidades a todos los trabajadores (14.000 personas) en cuatro años ganarían cada uno de ellos en promedio más de $70.000.000 por persona.

En la negociación colectiva efectuada en mayo pasado con los sindicatos más grandes el banco les entregó un bono de 3 millones por término de negociación, asignación de movilización y colación por cerca de $100.000 mensuales, entre otras regalías.

Los beneficiarios fueron los sindicatos Banco de Chile Edwards, el más grande e integrado por 3.254 afiliados; el Sindicato Nacional Número 1 y la Federación de Sindicatos, que suman otros 1.326 miembros.

Así, cerca de 8.600 trabajadores, más del 85% del total del Banco de Chile, suscribió este convenio colectivo que durará cuatro años. El sueldo mínimo de algún empleado del banco será de $490.000 pesos.

Como en el Banco existen seis sindicatos, la empresa optó por igualar los beneficios de cinco, dejando afuera al Citibank que tenía otro trato.

“Nosotros negociamos a dos años, el 2009, por lo que no podemos aceptar que no recibamos ningún beneficio hoy”, explica Juan Carlos Hinojosa, parte del directorio del Sindicato, que representa a un 15% del total de los funcionarios.

“Los otros sindicatos apoyan nuestras demandas, porque lo que nosotros consigamos es un precedente para el futuro”, explica.

Aunque la empresa se ha mostrado abierta al diálogo, los trabajadores consideran que la oferta es insuficiente.

SILENCIO MEDIÁTICO

El ruido que han hecho los trabajadores no alcanza lo suficiente para que se den por enterados los medios masivos. Y es que el banco de la familia más rica de Chile se pone con muchas lucas para auspiciar noticiarios y programas de televisión.

La primera huelga en más de 60 años de uno de los sindicatos del Banco de Chile no es noticias. Equipos de Chilevisión y Meganoticias han ido a reportear la insólita huelga, pero le han advertido a sus dirigentes que en la tele no saldrá y es sólo para el archivo.

La actitud mediática recuerda el caso de la silenciada huelga de Farmacias Ahumada.

El sindicalista aclara que aunque han llamado a todos los canales ninguno se ha presentado. “Comprendemos esto, ya que el Grupo Luksic es dueño de la mayoría de las acciones de Canal 13 y el Banco es auspiciador de muchos otros medios, pero no puede ser que por temas económicos se oculte la realidad de nuestra movilización” -afirma Hinojosa.

El año pasado, pese a la crisis económica, compró la mayoría accionaria del Canal 13, donde mantiene como Presidente del Directorio al ex ministro concertacionista René Cortázar, militante DC y que hasta el 2007 integró la plana mayor de CorpBanca, de propiedad de Alvaro Saieh, dueño de Copesa.

El Banco de Chile es famoso por ser la red capilar de recaudación de dinero de la Teletón. Pocos saben, eso sí, que los trabajadores se la juegan de manera voluntaria. No reciben ganancia alguna por las 27 horas atendiendo gente y llenando los turnos, a diferencia de los intereses percibidos por el banco por la sola gestión de lo recaudado.

Por Cristóbal Cornejo & Mauricio Becerra

El Ciudadano

+ INFO en Sindicato Citibank

+ INFO grupo Luksic, la familia más rica de Chile.

 El Ciudadano

Comentar este post