[Chile] La Rebelión Estudiantil de los Ultra-Postergados (I y II Parte) por Níkolas Stolpkin

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

[Chile] La Rebelión Estudiantil de los Ultra-Postergados (I Parte)

La firmeza del Movimiento Estudiantil frente a la intransigencia de un Gobierno pobremente estadista pone a relieve las falencias de un modelo que ha traído grandes satisfacciones a grandes grupos económicos y grandes dolores de cabeza para una clase que ha venido sosteniendo y avalando los dictámenes de la Clase Dominante.

Nunca antes dentro del marco actual democrático un gobierno había estado tan en aprietos como el actual gobierno de Sebastián Piñera y la Coalición por el Cambio; nunca antes, por lo menos en los últimos 20 años, habíamos tenido dentro de los autodenominados gobiernos democráticos los niveles de movilización que existen hoy.

Magallanes, Hidroaysén y las presentes movilizaciones estudiantiles han marcado significativamente la presente administración; siendo la estudiantil la movilización que más se ha extendido en este último tiempo, un volcán que ha entrado a rugir y que se niega a estar inactivo mientras no se les dé las garantías de lo que se ha pedido, principalmente relacionados con la EDUCACIÓN: fin del lucro, gratuidad en los establecimientos del CRUCH, desmunicipalización, etc.

Y si a lo anterior sumamos los actuales niveles de desaprobación, o los bajos índices de aprobación con la cual cuenta la actual administración, graficada en diversas encuestas que acostumbran a retratar el sentir actual, nos encontraremos con movilizaciones estudiantiles con alta aprobación ciudadana dentro de las mismas encuestas el cual condimenta el alto grado de participación estudiantil.

Respuestas retóricas diseñadas especialmente para el vulgo

La puesta en marcha del “comité de expertos” sobre educación, por parte del gobierno, para enfocarse en cambios estructurales respecto a la “ayuda estudiantil” (traducido a becas y créditos) es poco menos que faltarle el respeto una vez más al movimiento estudiantil, al hacer oídos sordos a las demandas estudiantiles.

Vemos entonces a un gobierno que para entregar respuestas al movimiento estudiantil, no se demoran ni un tantito en responderles con ingeniosas retóricas dirigidas especialmente al vulgo como, por ejemplo, de que la educación gratuita no es posible porque “es injusto que los pobres le paguen a los más ricos”, pero después los vemos armando un “comité de expertos” para entregar señales de que se está haciendo algo (¿aprovechándose quizá de que los máximos dirigentes habían viajado Europa en esa fecha?). ¿Por qué no han tenido el interés de armar primero un “comité de expertos” para ver si es posible o factible la educación gratuita en el país?

Que sepamos, el movimiento ha sido muy claro con el gobierno: “queremos cambios estructurales ya; no queremos que los asuntos se resuelvan tal y como se han venido resolviendo: con más becas y créditos por aquí y por allá”. Incluso hasta les han elaborado un esquema de cómo podría ser la educación gratuita: reforma tributaria; royalty; y recuperación de recursos naturales. ¿Tanto cuesta, por parte del Poder Ejecutivo, entender al movimiento estudiantil?

Sí. Son muy buenos para entregar respuestas retóricas para el vulgo con aquello de “calidad en la educación para todos y gratuidad para los que más lo necesitan” o con respecto a becas y créditos, y hasta con la calma desvergonzada de poder esperar hasta incluso tres meses más para entregar alguna conclusión; pero para entregar respuestas sobre la educación gratuita para los establecimientos del CRUCH -ni siquiera para los establecimientos privados- son sencillamente tajantes inmediatamente al solo escuchar frases tales como “fin al lucro” o “educación gratuita”. ¿Tanto les incomoda que el movimiento estudiantil les exija calidad y gratuidad para todos los hijos de este territorio llamado Chile, ya sean ricos o pobres?

Para TODO el Gobierno tiene sus respuestas: 1. Renuncia de Hinzpeter = “No politizar”; 2. Televisar reuniones estudiantes-gobierno= “Sin Condiciones”; 3. Educación Gratuita = “Los ricos no tiene por qué no pagar”.

Pero según ellos, son los estudiantes los “intransigentes”. Y cuando suceden hechos de violencia parecieran disfrutarlo, ya que siempre los vemos como impulsados a tener motivos para no querer avanzar a las demandas estudiantiles calificándolos, al conjunto estudiantil, como “inútiles subversivos”, “los ultra que se han tomado la CONFECH”, “grupos violentistas”, “saqueadores”, “encapuchados”; entregando proyectos de “urgencia” para combatir a los “saqueadores” –una forma sutil para en el fondo criminalizar las protestas, retener arbitrariamente materiales gráficos o videográficos sin ninguna orden previa, para dar cárcel a los “encapuchados” y a quienes osen tomarse por la fuerza los establecimientos educacionales, cortar las calles o carreteras, tomarse espacios o lugares públicos o privados, etc.

 

[Chile] La Rebelión Estudiantil de los Ultra-Postergados (II Parte)

Frente a la violencia sin conciencia la violencia organizada y con conciencia

Podemos tener distintas concepciones sobre los hechos de violencia que se pueden producir dentro de una MARCHA autorizada y otra no-autorizada. Pero no podemos tener la menor duda de que los muchos que terminan encapuchados, en medio de una movilización limpia, y autorizada, sumándose a los disturbios generados por sectores ultra-izquierdistas o bien infiltrados de los aparatos coercitivos, obedecen al Efecto Contagio como una salida para poder descargar toda la rabia y frustración que llevan muchos jóvenes acumulada por la total intransigencia del actual gobierno de postergarlos y postergarlos.

No nos debiera sorprender el que infiltrados de fuerzas coercitivas puedan estar dentro de las marchas pacíficas como detonantes de actos vandálicos e irracionales propios del lumpen. Saben muy bien lo que significa, dentro de la Sicología de Masas, el Efecto Contagio. Solo basta con encender la fogata para que muchos cansados del “frío” se sumen a calentarse y avivar las llamas del descontento. Y si a eso le sumamos las marchas no-autorizadas ¿qué esperamos de nuestros jóvenes rebeldes, si derechamente son reprimidos incluso antes de que se puedan reunir libremente?

¿El Gobierno o la Sociedad se ha puesto a pensar en la violencia estructural, política, económica, cultural e ideológica con la cual día a día nuestro pueblo debe lidiar? ¿Se han puesto a pensar en la violencia que genera el famoso concepto de “Libre Mercado”, muy defendido por la Clase Opulenta local? ¿Se han puesto a pensar en la violencia que significa ejercer cargos senatoriales DESIGNADOS? ¿Se han puesto a pensar en la violencia que representa el CONTENIDO de “nuestros” MEDIOS DE DIFUSIÓN MASIVA (Tv, Radio, Periódicos, etc) que día a día zabullen a nuestro pueblo en la ignorancia? ¿Se han puesto a pensar en la violencia LEGISLATIVA y JUDICIAL con la cual nuestro pueblo se ve sumisamente obligado a acatar? Pero claro, un pequeño grupúsculo que ejerce violencia frente a un mar de jóvenes o ciudadanos pacíficos, es suficiente para que la clase gobernante pongan suma “urgencia” a algún proyecto de ley para CRIMINALIZAR la protesta en su TOTAL o su CONJUNTO; es suficiente para que puedan invocar la Ley de Seguridad del Estado; etc.

Pero lo que solemos olvidar es que toda esa violencia ESTRUCTURAL e INSTITUCIONAL, con la cual hoy nos rodeamos, no pudo haber sido mejor sin la participación explícita de la CONCERTACIÓN, administradores desplazados, consentidos de los grandes grupos económicos, y que coadyuvaron a fortalecer y profundizar lo que heredaron del gobierno militar de Pinochet: la CONSTITUCIÓN DE 1980 y el MODELO NEOLIBERAL. Las encuestas y la percepción ciudadana ha sido más que clara: la CONCERTACIÓN no está agotada, está POLÍTICAMENTE OBSOLETA.

Por tanto, frente al problema puntual que existe sobre el desencadenamiento de focos de violencia dentro de marchas pacíficas, el movimiento estudiantil debe ya hacer el esfuerzo por combatir el brote de dichas manchas, que sólo ayudan a fortalecer el discurso intransigente y represivo de las autoridades de gobierno. Como movimiento estudiantil y re-vo-lu-cio-na-rio, revolucionario en el sentido de querer echar abajo las bases que sustentan el actual modelo educacional, deberían crear un ente que permita la seguridad de quienes participan, para que dentro de las marchas no se produzcan hechos de violencia por parte de grupúsculos que sólo asisten para únicamente reventarlas. Una especie de Guardia, voluntaria, Estudiantil Revolucionaria podría y debería nacer para hacer frente a esas manchas desgraciadas que gustan empañar el actual movimiento estudiantil. Los elementos indeseables deben ser anulados. Y así como bien podría ejercer de seguridad, al mismo tiempo podría ejercer de autodefensa frente al accionar irresponsable de las fuerzas de seguridad. Frente a la violencia estatal no hay que poner la otra mejilla, de ningún modo.

Y así como tenemos muchas manifestaciones pacíficas bajo el alero de la ley, nunca debemos descartar las manifestaciones populares fuera de la ley. Cada manifestación tiene su espacio y su dinámica. Sin organización, el resultado de cualquier manifestación será impredecible; y sin conciencia, cualquier manifestación será estéril. Dentro del actual movimiento estudiantil no caben las improvisaciones ni la espontaneidad.

Esto no es un movimiento como el de los “indignados” de España, que están molestos porque están perdiendo el apetecido modelo del Estado de Bienestar, con el cual muchos sueñan dentro de un Modelo Neoliberal.

Este movimiento estudiantil es un movimiento que hace tiempo PERDIÓ MUCHO y hoy siente que lo está PERDIENDO TODO. Y esa es la razón por la cual el estudiantado se ha levantado en rebelión y ha golpeado la mesa y dicho basta: CON LA EDUCACIÓN DE TODOS LOS CHILENOS NO SE JUEGA MÁS. Se cansaron de que cada año tengan que pelear por becas y créditos o presupuestos razonables para la educación. Ahora desean cambios ESTRUCTURALES que permitan desembarazarse del stress que cada año los estudiantes se han vistos obligados a sufrir. La EDUCACIÓN es un DERECHO no algo por el cual debamos mendigar o humillarnos.

Sebastián Piñera y la política ineficaz de esperar a que se queme la casa

Es el gobierno, la clase política, económica y dirigente, quienes deberían FACILITAR el dar soluciones al movimiento estudiantil, no es al revés. Ellos están para resolver (Política, económica e ideológicamente) las demandas estudiantiles, por lo tanto no deben ni tienen el derecho a marcar las pautas a seguir; son los estudiantes, ultra-postergados, quienes deben y tienen el derecho a dar las pautas. Por algo tienen el respaldo de la ciudadanía de este país. ¿Cuántas encuestas tendrán que aparecer para que nos demos cuenta de que al actual gobierno no tiene facultad moral para dar clases de comportamiento? Si deseamos reuniones televisadas, entonces tengamos reuniones televisadas; si deseamos reuniones con actuarios presentes, exijamos tenerlos, etc. Por algo son una FUERZA ESTUDIANTIL con amplio respaldo popular. El gobierno no está capacitado moralmente para exigir condiciones al movimiento estudiantil.

El gobierno debería esforzarse seriamente por entregar soluciones a las demandas estudiantiles, y no esperar más a que se sumen consejos sensatos como el del FMI o análisis críticos de algún prestigioso diario foráneo como THE ECONOMIST.

Ya cabezas influyentes del gran empresariado local, tal como el empresario Felipe Lamarca, ya han dado respuestas sensatas para poder entrar a resolver la problemática estudiantil. El gobierno debe dar gestos concretos de querer resolver todo este asunto relacionado con la Educación, de lo contrario la casa se le podría quemar.

Cabe destacar aquí lo que planteó Giorgio Jackson, dirigente de la CONFECH, en un artículo llamado “El movimiento Estudiantil y los Cambios”, Publicado en la edición chilena de Le Monde diplomatique, octubre de 2011:

“Cuando emergió la “Revolución pingüina” había un gobierno de la Concertación que, aunque administraba el mismo modelo, tenía una sintonía y un lenguaje que le permitió neutralizar y administrar ese movimiento y el descontento. Ahora hemos llegado al meollo de las contradicciones porque hay un gobierno que no tiene ni sintonía ni frecuencia para dialogar con esa ciudadanía; es más, es un gobierno que se muestra orgulloso de lo que piensa y es duro en esa postura ideológica, lo cual es lógico ya que son los creadores intelectuales del actual modelo.”

“Durante la Concertación era fácil que los gobernantes y autoridades culparan al sistema político, a la obstrucción opositora de derecha que no daba los votos para las reformas y usaba ese argumento para descomprimir la presión social, al tiempo que ocultaba su falta de convicción y coraje para impulsar cambios fuera del marco de “la política de los consensos”. Hoy, el gobierno no tiene a quién culpar, porque además concentra todo el poder.”

Sin real voluntad política todo seguirá estando en cero. Pero hasta ahora no se ha podido vislumbrar oasis alguno en este árido desierto en particular.

Pareciera que no están viendo de que el actual movimiento estudiantil está dando un claro ejemplo de lucha para los trabajadores y pobladores de este país; y, a nivel internacional, se lo está transmitiendo a los estudiantes en el extranjero, que se han sentido muy identificados con la lucha estudiantil.

El gobierno sabe bien que tiene la cafetera italiana calentándose moderadamente, sin embargo el café subió hace rato y ahora se está secando; sabe lo que está sucediendo con la cafetera, pero se hace el desentendido, abocándose a otras cosas. El gobierno siente el olor a humo espeso que hay dentro del ambiente, pero aún así no le toma el peso de lo que significa cuando se llega a ese punto. ¿Querrá ver la casa quemada?

 

http://stolpkin.net/local/cache-vignettes/L369xH80/siteon0-dc90f.gif

Comentar este post