Chile: Nacer con vagina no es sinónimo de "madre". Semana de agitación en apoyo a la despenalización del aborto del 21 al 28 de septiembre

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Cuando hablamos de DESPENALIZACIÓN, dejamos de lado el término de LEGALIZACIÓN porque este último implica que el Estado sea quien regule qué mujeres puede hacerlo, cómo, cuándo y por qué...
Huelga de Vientres | Para Kaos en la Red | 20-9-2011

 

Mujeres presas por abortar: ¡A la calle!,
¡Ningún proceso penal ni moral a mujeres que deciden abortar!

¡NACER CON VAGINA NO ES SINÓNIMO QUE MADRE!

SEMANA DE AGITACIÓN EN APOYO A LA DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO
Del 21 al 28 de Septiembre


Miércoles 21 / 19.00 hrs:
Expo y conversatorio con Leonor Silvestri.
Huelga Humana, Huelga de Géneroy Huelga de Vientres.
Librería Proyección (San Francisco# 51)


Jueves 22 / 19 hrs:
Expo y conversatorio con Victoria Aldunate.
La maternidad como institución de poder.
Volnitza (Felipe Gomez de Vidaurre #1629, Santiago Centro, metro Los Héroes. Entre Dieciocho y la autopista)


Viernes 23:
· 10 hrs. Taller:
Sexualidad, placer, autonomía y aborto
(Liceo por confirmar)

· 19 hrs.Programa de radio Ensamble Orwell en Radio 1° de Mayo
www.radio1demayo.cl


Lunes 26 / 19 hrs:
Taller: Sexualidad, Placer, Autonomía y Aborto
(Lugar por confirmar)


Martes 27 / 19 hrs:
Taller: Experiencias de interrupción del embarazo. Compartir experiencias, información y formas de acción.
Volnitza (Felipe Gomez de Vidaurre #1629, Santiago Centro, metro Los Héroes. Entre Dieciocho y la autopista)


Miércoles 28:
·
10.00 hrs: Programa Melodías Konzientes
www.radio1demayo.cl

· 18.30 hrs: JORNADA DE CIERRE Acción callejera:
Ahumada con Huerfanos, Stgo Centro.


POR LA AUTONOMÍA Y AUTODETERMINACIÓN DE NUESTROS CUERPOS:

¡¡¡DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO EN $HILE, AHORA!!!


La despenalización del aborto NO OBLIGA a abortar a mujeres que no quieren hacerlo, mientras su penalización PROHIBE y a las que sí lo quieren hacer.

Nos mueve el placer, el amor, la liberación del deseo, la pluralidad de los afectos y las elecciones sobre cómo deseamos vivir plenamente nuestra sexualidad; desligadxs de la propiedad, del control autoritario ysimbólico.

Reivindicamos nuestra capacidad de elegir sobre nuestros cuerpos y vidas.

Las mujeres que deciden abortar son mujeres como tú, como yo. Todas y todos podemos, en algún momento, enfrentarnos con la situación de un embarazo no deseado. Las razones son varias y personales: la escasa educación sexual, de tinte conservador, que se enfoca en la reproducción como única forma de ejercer la sexualidad; la falla de métodos anticonceptivos; la irresponsabilidad frente a la posibilidad de un embarazo; las malformaciones del feto en gestación; violaciones; o simplemente el hecho de decidirque en tal momento no se quiere ser madre.

El aborto no es sólo una problemática moral, sino que se trata del control que ha mantenido por siglos el Estado, la Iglesia y el Mercado por sobre el cuerpo y la vida de las mujeres, incidiendo en la forma de cómo vivimos nuestra sexualidad, controlando la reproducción (también en cuanto a intencionarnos como máquinas de parir)y perpetuando condiciones de clandestinidad de los abortos.

Además, queremos señalar que la propuesta que hoy se discute en el Senado con respecto al “aborto terapéutico” sólo incluye dos causales: la enfermedad de la gestante o la no viabilidad del feto fuera del útero.De esta forma se excluyen la violación, entre otras causales más, dejando en evidencia como el Estado y sus legisladores imponen tácitamente el continuar un embarazo no planificado ni permitido por la mujer.Obviamente este “famoso” proyecto de ley, tampoco contempla irrumpir un embarazo no deseado por los problemas económicos ni decisiones personales, causales que en otros países si son consideradas. Cuando nosotras hablamos de aborto, nos referimos a la libre decisión y a la autoconciencia, sin restricciones por parte de los/as médicos, la iglesia, la familia y/o las leyes.

La criminalización y penalización del aborto no han disminuido los 160.000 abortos practicados en Chile al año[1] realizados de manera clandestina. “Aún mueren 15 mujeres al año por realizarse un aborto en condiciones inseguras”[2]. En la actualidad penalizarlo, sólo discrimina a las mujeres pobres, sin medios económicos y carentes de información adecuada, en comparación con las que sí tienen dinero e información para realizarse un aborto penalizado en condiciones más seguras.  Esta clase dominante no tiene problema en acceder a salud, anticoncepción y a realizarse abortos en clínicas privadas.

Consideremos que la polémica en torno al aborto voluntario, se basa en qué éste cuestiona de manera abierta la maternidad como pilar de la construcción social de la identidad femenina, naturalización que atraviesa a todas las mujeres, de cualquier origen, condición económica, nivel educativo y/o edad.

Hablamosde Educación Sexualy nos referimos a una autoeducación entrepares, compartiendo conocimientos e incentivando la propia búsqueda de información. Un conocimiento pleno de nuestros cuerpos, alejados de los roles y estereotipos. Creemos en la autonomía como la mejor arma para decidir, auto-educarnos con otras personas con las que podamos compartir problemáticas y conocimientos para reforzar nuestras capacidades y tener verdaderas herramientas para realizar de manera segura y responsable nuestros deseos.

Anticonceptivos de calidad y gratuitos, nos referimos a cualquiera que una mujer decida utilizar, sin embargo, no olvidamos que las pastillas anticonceptivas son una carga de hormonas que intentan regular los ciclos desde una lógica médica que quiere igualar los cuerpos de las mujeres para tratarlas como mercancías. Los condones masculinos y femeninos nos permiten menor invasión corporal, además de prevenir un embarazo no deseado, nos alejan de las infecciones de transmisión sexual y del VIH-SIDA.

Cuando hablamos de DESPENALIZACIÓN, dejamos de lado el término de LEGALIZACIÓN porque este último implica que el Estado sea quien regule qué mujeres puede hacerlo, cómo, cuándo y por qué pueden realizarse un aborto, condicionantes que transformarian en un control directo sobre los cuerpos, las necesidades y deseos de aquellas personas que quieren y/o necesitan abortar. La despenalización no pide que el Estado regule sobre los cuerpos de las mujeres, simplemente exige la no criminalización penal y moral de las mujeres por elegir o no la meternidad.

Las mujeres sufrimos por un aborto penalizado, riesgoso y a escondidas: muerte; extracción de útero o graves daños a nuestra salud, muchas veces irreversibles; ser denunciadas y sancionadas legalmente, con penas de cárcel, sumado a la condena social y múltiples discriminaciones.

En síntesis creemos que al despenalizar el aborto se evita que mujeres mueran o contraigan infecciones por abortar clandestinamente, además,de embarazos no deseados apelando por una maternidad elegida llena de amor.



[1]Marianne González Le Saux, Le Monde Diplomatique, Diciembre 2006

[2] Marianne González Le Saux, Le Monde Diplomatique, Diciembre 2006, 14p.

http://www.huelgadevientres.blogspot.com

Comentar este post