Chile: Sólo es amor, igualdad social y legal de género e identidad

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Ser lesbiana, gay, transexual o bisexual no condiciona la calidad de ser humano de los ciudadanos. Sin embargo, actualmente en Chile no existe una normativa legal que garantice la igualdad de derechos para quienes tienen orientaciones sexuales diferentes a la heterosexualidad.

Es por eso que Movilh (Movimiento de Integración y Liberación Homosexual), organismo que desde 1991 defiende los derechos y la integración de las minorías sexuales, lanzó la primera parte de la campaña ‘Sólo es amor’.

La campaña consiste en material audiovisual y afiches donde rostros políticos y culturales apoyan la iniciativa, que tiene como consigna, la idea de que el “amor nos hace felices, no tiene límites y es tan diverso como tú o como yo”.

El material se distribuirá en ocho ciudades, entre ellas, Iquique, Antofagasta, Puerto Montt y Punta Arenas. Los afiches se distribuirán en espacios públicos y privados, como colegios y universidades.

Ésta es sólo la primera etapa de la campaña. La segunda, contempla una serie de videos donde los rostros participantes aparecen dando a conocer casos concretos de discriminación y hacen un llamado a terminar con ella. Entre los rostros destacan el director Vicente Sabatini, la actriz Claudia Di Girólamo, la actriz Leonor Varela, la periodista Fernanda Hansen, los animadores de televisión Julián Elfenbein y Francisca García-Huidobro, el guionista Juan Ignacio Valenzuela, los senadores Fulvio Rossi y Ximena Rincón, los diputados Karla Rubilar y Guillermo Teillier, entre otros.

Rolando Jiménez, presidente de Movilh, dijo que esta campaña sigue la lógica de que no se puede penalizar o sancionar las distintas formas de amar. Jiménez considera que se ha avanzado en el cambio cultural de la ciudadanía, respecto a la aceptación homosexual, “hoy en día no es políticamente correcta la discriminación, pero eso se tiene que traducirse en igualdad legal, que es lo que está faltando”. El presidente del organismo opina que la legalidad no ha llegado porque la clase política actúa de forma “tremendamente conservadora, desde el PC, pasando por la DC y llegando a la UDI, es transversal”.


LEYES QUE DISCRIMINAN

En Chile, el artículo 365 del Código Penal fija en 14 años la edad de consentimiento sexual para heterosexuales, mientras que para los gays es fijada en 18.

Por otro lado, el artículo 373, del mismo Código, que sanciona a quienes ofendan “al pudor, la moral y las buenas costumbres”, se ha prestado para aplicaciones policiales arbitrarias que vulneran a personas transexuales y parejas del mismo sexo sólo por expresar su afecto o identidad en público.

Hace más de seis años se presentó al Congreso la Ley anti-discriminación, la cual exige al Estado elaborar políticas y arbitrar acciones que sean necesarias para garantizar a toda persona, sin discriminación alguna, el efectivo e igualitario goce y ejercicio de sus derechos y libertades.

De esta manera se penalizarían los delitos por motivaciones discriminatorias de raza, color, origen étnico, edad, sexo, género, religión, creencia, opinión política o de otra índole, nacimiento, origen nacional, cultural o socioeconómico, idioma o lengua, estado civil, orientación sexual, enfermedad, discapacidad, estructura genética o cualquiera otra condición social o individual.

Existe un pequeño reparo a este proyecto porque se sacó el concepto de identidad de género y género, lo cual deja afuera a la población transexual. Jiménez dice al respecto que esperan reponer las nociones y que la ley va a ser votada en las próximas semanas.

El presidente de Movilh enfatiza en que será favorable la votación, “básicamente la UDI como bloque se opone a la ley, pero el resto la apoya. El proyecto no está siendo ley de la República en su pleno desarrollo porque ha primado la incapacidad política de separar la relación entre iglesia y Estado, además de recibir presiones de grupos evangélicos y católicos”.

En el sitio web de la campaña se puede firmar electrónicamente en apoyo a las demandas legales que exigen, las cuales tienen que ver con ley antidiscriminatoria y ley de pareja, entre otras. El fin de esta iniciativa es entregar las firmas a parlamentarios para que se den cuenta de que el tema es de interés nacional y no de un sector minoritario.

Por Estefani Carrasco Rivera

El Ciudadano

Campaña

 

 

El Ciudadano

Comentar este post