Ciudad Sagrada de Caral es blanco de traficantes de tierras mientras gobierno peruano hace maletas por motivo de viaje

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

La Ciudad Sagrada de Caral, cuna de la Cultura Madre de los Andes Centrales está siendo amenazada por traficantes de tierras. El 4 de diciembre de 2010, la empresa AVICOLA SAN FERNANDO, la avícola más grande del Perú, compró terrenos que encierran tesoros arqueológicos en el anexo de Caral llamado Era de Pando, los compró irregularmente a Porfirio Alejandro Blas, por un millón 905,183 dólares. El implicado , de la Asociación la Era del Pando, se había hecho adjudicar judicialmente, como presidente de dicha asociación, el terreno de propiedad del Ministerio de Agricultura, en el valle de Supe, en el año 2006.

El 8 de marzo pasado, la Superintendencia Nacional de Registros Públicos observó la inscripción de la compra venta de este terreno porque no se informó previamente a los ministerios de Agricultura ni de Cultura, que velan, protegen y defienden los derechos sobre las tierras del Estado y sobre el patrimonio cultural.

Traficantes e invasores de tierras del valle de Supe, en la provincia de Barranca, viene difundiendo informaciones falsas entre los pobladores, con relación a que el Proyecto Especial Arqueológico Caral-Supe (PEACS) les va a arrebatar sus tierras, a fin de soliviantar y generar protestas favorables a sus intereses.

.

 

 

El ministro de Cultura, Juan Ossio, anunció que informaría el 22 de abril al Consejo de Ministros los numerosos problemas que afronta la Ciudad Sagrada de Caral con los invasores, traficantes de tierra y malos funcionarios de Cofopri; además de los atentados y hasta las dos amenazas de muerte que ha recibido, simultáneamente, su descubridora, promotora y principal conservadora, la arqueóloga Ruth Shady, en los últimos años. 

 

Los arqueólogos viven bajo amenaza permanente y el hostigamiento a llegado al colmo al  forrar el Foso de los Ritos de Caral con plástico y llenarlo de agua a modo de reservorio. También se horadó un edificio monumental.
Amenazas del mismo tipo se ciernen sobre otros restos culturales, el parador turístico, al ingreso de la ciudad sagrada de Caral y el anexo de Allpacoto han sido ocupados y se ha intentado lotizarlos.

.

.

Recientemente se destruyó el cerro arqueológico La Virgen, en Huanchaco, fue demolido para usarse como material de construcción, otra amenaza es la acumulación de desmonte cerca de Chan Chan, la gigantesca ciudad de barro, capital de la cultura Chimú. Igual abandono se constata en algunas huacas, incluso en la capital del Perú. Blanco de atentados también han sido: el sitio arqueológico de Pachacámac al sur de la ciudad de Lima, Batangrande en Lambayeque y Chan Chan en La Libertad, todos tomados y depredados por usurpadores de tierras.

.

Caral: amenazas que deben conjurarse

Sábado 23 de Abril del 2011 – http://elcomercio.pe/impresa/notas/caral-amenazas-que-deben-conjurarse/20110423/746819

No podemos soslayar la grave denuncia formulada por los responsables del Proyecto Arqueológico de Caral, cuyos vestigios arqueológicos de más de 5.000 años están bajo la inminente amenaza de ser invadidos.

Esto, además, ha puesto de relieve la alta vulnerabilidad del patrimonio arqueológico ante las mafias organizadas que se dedican impunemente a la usurpación y el tráfico de tierras en el Perú, prácticas delictivas que en muchísimas ocasiones han terminado legalizadas gracias a la pasmosa permisividad del propio Estado.

En este caso, el Ministerio de Cultura ha reaccionado oportunamente ante la inminencia de una nueva invasión. Hace pocos meses la llamada Asociación la Era del Pando intentó usurpar una zona colindante y destruyó parte de un edificio monumental para construir un reservorio de agua.

¿Qué estamos haciendo como nación para proteger nuestro patrimonio arqueológico?

Subrayemos que las amenazas de invasiones no son un caso aislado ni exclusivo de Caral, pues el mismo peligro se cierne sobre la mayor parte de los restos arqueológicos del país. Las autoridades –tanto del Gobierno Central, como regionales y judiciales– deben estar siempre alertas ante este tipo de situaciones. El Perú, con vestigios arqueológicos, históricos y culturales, además de reservas naturales únicas que nos identifican en el ámbito mundial, no puede darse el lujo de descuidar la protección de esta riqueza.

¿Acaso no se recuerda lo ocurrido hace pocos meses con la invasión de la zona de amortiguamiento del complejo de Pachacámac, en Lima, que fue felizmente desalojada? ¿O lo ocurrido en Batangrande, en Lambayeque, o Chan Chan en La Libertad, que por muchos años estuvo tomada y fue depredada por usurpadores ilegales?

Además de esa amenaza hay otras que se ciernen sobre los restos culturales, que siguen a la espera de la acción de las autoridades, como lo ocurrido recientemente con la destrucción del cerro arqueológico La Virgen, en Huanchaco, que fue prácticamente demolido para usarse como material de construcción o la peligrosa acumulación de desmonte cerca de los restos de Chan Chan. Incluso, en Lima, complejos arqueológicos como Pachacámac y algunas huacas han sido amenazados por mafias de invasores o por irresponsables que los utilizan como botaderos o guaridas de indeseables.

Esto no puede continuar. El reto para el Estado es grande y complejo, y rebasa la competencia del Ministerio de Cultura. No solo debe involucrar los respectivos planes de gestión de las entidades involucradas en esa tarea –incluidos los gobiernos regionales y las municipalidades–, sino, además, la obligación de promover la participación de la empresa privada y hasta de las propias comunidades, también llamadas a preservar el legado que pertenece a todos los peruanos.

Ministro: Traficantes de tierras atentan contra zona de Caral 20 Abr 2011 El Ministerio de Cultura denunció que traficantes e invasores de tierras del valle de Supe atentan contra la intangibilidad de la zona
www.cronicaviva.com.pe/…/17801–ministro-traficantes-de-tierras-atentan-contra-caral- En caché

Traficantes de tierra e invasores atentan contra intangibilidad de Un grupo de traficantes e invasores de tierras del valle de Supe, en la provincia de Barranca, viene difundiendo informaciones falsas entre los poblad…
diariocorreo.pe/…/traficantes-de-tierra-e-invasores-atentan-contra-intangibilidad-de-caral/ -

—————————————————————————–

Caral - Ruinas

Ministro: Traficantes de tierras atentan contra zona de Caral

Miércoles, 20 de Abril de 2011 –

El Ministerio de Cultura denunció  que traficantes e invasores de tierras del valle de Supe atentan contra la intangibilidad de la zona arqueológica de Caral, en la provincia de Barranca, al norte de Lima a raíz de acciones de protección del patrimonio arqueológico, lo cual ha frustrado sus intentos.

PORFIRIO BLAS
El daño contra el patrimonio arqueológico de Caral se registra desde hace varios años. En 2006 el señor Porfirio Alejandro Blas, de la Asociación la Era del Pando, se hizo adjudicar judicialmente, como presidente de la asociación, un terreno de propiedad del Ministerio de Agricultura, en el valle de Supe.

No le importó que ese terreno incluyera al asentamiento arqueológico Era de Pando, de la época de la civilización Caral, declarado Patrimonio Cultural de la Nación en 2000 y delimitado en 2005.
DEPREDACION
En 2010, cuando los arqueólogos del Proyecto Caral trabajaban en la puesta en valor del sitio monumental Era de Pando, dicha persona intensificó sus agresiones. Por ello, y por los delitos de destrucción (como horadar un edificio monumental, forrar el foso con plástico y llenarlo de agua a modo de reservorio), fue denunciado.

La Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Barranca ordenó en mayo de 2010 el retiro, impedimento de ingreso y suspensión de toda acción que altere, deprede y destruya este sitio monumental.
VENDIO TERRENO
No obstante esta disposición judicial, el 4 de diciembre de 2010, el implicado vendió el terreno donde se encuentra el sitio monumental a la empresa avícola San Fernando, por un millón 905,183 dólares.

El 8 de marzo pasado, la Superintendencia Nacional de Registros Públicos observó la inscripción de la compra venta de este terreno porque no se informó previamente a los ministerios de Agricultura ni de Cultura, que velan, protegen y defienden los derechos sobre las tierras del Estado y sobre el patrimonio cultural.
PARCELEROS DE SUPE
Asimismo, un grupo de parceleros del valle de Supe, cada uno de los cuales posee entre cuatro y seis hectáreas o más, distribuidas por la reforma agraria, decidió invadir el terreno donde está ubicado el parador turístico, al ingreso de la ciudad sagrada de Caral, sin respeto por la propiedad estatal pero afortunadamente fueron desdalojados.

En noviembre de 2010, dentro del asentamiento arqueológico de Allpacoto, también contemporáneo de la ciudad sagrada, un grupo de individuos dirigió una lotización de terrenos.

(Fuente: Andina) http://www.cronicaviva.com.pe/index.php/lima/6-lima/17801–ministro-traficantes-de-tierras-atentan-contra-caral-

 

.

http://archeoperu.files.wordpress.com/2008/10/mapa-ubicaion.jpg

 

.

Traficantes de tierras atentan contra Caral

Proyecto arqueológico denuncia que invasores de tierras incitan a la población

Viernes 22 de Abril del 2011

 

Traficantes de tierras del valle de Supe vienen difundiendo psicosociales entre los pobladores que viven en las inmediaciones de la zona arqueológica, según denunció el Proyecto Especial Arqueológico Caral-Supe. En un comunicado, informan que promueven y generan protestas colectivas con el argumento de que los arqueólogos quieren arrebatarles sus terrenos.

Esta campaña, que podría tener fines violentistas, fue una respuesta directa a las acciones de protección del Patrimonio Arqueológico del Valle de Supe que realiza el Proyecto Caral, y que ha frustrado los intereses de los invasores de tierras.

El daño contra el patrimonio se registra desde hace varios años. En el 2010, el señor Porfirio Blas, de la Asociación la Era del Pando, mandó horadar un edificio monumental de Caral, forrar el foso con plástico y llenarlo de agua a modo de reservorio.

SEPA MÁS
Fuera de la ley
En el 2010 parceleros de Supe invadieron el ingreso a la Ciudad Sagrada de Caral.

http://elcomercio.pe/impresa/notas/traficantes-tierras-atentan-contra-caral/20110422/746352

——————————————

Allpacoto, ciudad de Caral, vulnerada por traficantes de tierra

Grave ataque contra el patrimonio

Dañaron la zona y agredieron a los arqueólogos del Proyecto Caral.


6-9-2010 – Nuestro valioso patrimonio arqueológico del valle de Supe sufrió un lamentable atentado, cuando el pasado martes (1 de setiembre) un grupo de enardecidos pobladores provenientes de Allpacoto, Llamahuaca y Pueblo Nuevo destruyó el muro que se venía levantando para la construcción del letrero de señalización de Allpacoto, uno de los asentamientos del sitio arqueológico de Caral, como Patrimonio Cultural de la Nación.

El incidente ocurrió en horas de las tarde, cuando la alterada turba, cuyos integrantes llevaban los rostros encubiertos, arremetió contra el muro, y, luego agredió física y verbalmente a los arqueólogos del Proyecto Especial Arqueológico Caral-Supe que realizan labores de excavación e investigación en la zona, cuando estos intentaron detenerlos y registrar el hecho.

Como resultado del penoso acontecimiento, algunos arqueólogos resultados heridos, pues fueron impactados por las piedras que les lanzaron; el vehículo usado por el Proyecto también sufrió daños. La tardía reacción de la policía no hizo posible la identificación de los agresores.

En el interior de la poligonal de delimitación de la zona de Allpacoto existen viviendas y corrales asentados sobre terrenos que contienen arquitectura monumental. Quienes los habitan no poseen título de propiedad ni reconocimiento legal. Por otro lado, hay pretensiones privadas de lotizar y vender estos terrenos por parte de pobladores que se adjudican la propiedad de los mismos.

Este tipo de atentados merman nuestro importante patrimonio arqueológico, pieza fundamental para el desarrollo económico y social de la zona, a través de actividades importantes como el turismo.

Salvemos Allpacoto

El sitio arqueológico de Allpacoto, ubicado en litoral del valle de Supe, margen derecha, fue reconocido como Patrimonio Cultural de la Nación por la Resolución Directoral Nacional N° 720 del 01 de agosto del 2002. Los trabajos de investigación en esta zona se iniciaron en mayo de 2008.

Allpacoto formó parte de la zona capital de la civilización Caral. Concentra edificios monumentales, algunos de los cuales rodean grandes plazas abiertas. Algunas construcciones han sido fuertemente alteradas por el avance de las tierras de cultivo. En todos los edificios intervenidos por el Proyecto Caral se vienen realizando labores de conservación y restauración para asegurar su preservación.

En Allpacoto se ha registrado un gran número de geoglifos, estructuras de tapia y cementerios posteriores a la época de Caral, lo que evidencia la larga ocupación del sitio hasta la época Inca.

http://lastdaysoftheincas.com/wordpress/wp-content/uploads/2010/04/carallocation-map-in-world.jpg

.

Comentar este post