Cobertura mediática de la boda real británica distrae a europeos de la crisis económica

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

  • El príncipe Guillermo de Gales y su prometida Katherine Midleton (Foto: Archivo)

Expertos en comunicación consideraron este jueves que el manejo mediático de la cobertura de la boda real británica constituye una falta de ética profesional, así como un intento de distraer a los europeos de la grave crisis económica.

“Por lo menos en España y lo que he visto en algunos países de América Latina, sobre todo en Colombia, la boda de la monarquía británica ha salido de las páginas de farándula para cubrir las primeras páginas (...) en unos términos que me parece un desprecio hacia las mujeres, con titulares como que 'todavía las niñas quieren ser princesas' o que 'todas las mujeres quieren ser una cenicienta'.”, afirmó a teleSUR el periodista y director del portal alternativo español Codo a Codo, José Manuel Martín.

El comunicador opinó que la cobertura del enlace monárquico “es una maniobra indecente, teniendo en cuenta la tremenda crisis económica que empobrece a las grandes mayorías dentro de la Unión Europea”; en este sentido hizo énfasis en el derroche de “recursos económicos, políticos y mediáticos en una operación de imagen para tratar de recuperar el prestigio de una institución tan rancia como la monarquía británica”.

Martín agregó que resultaría enriquecedor que algún medio se aproximase a la noticia desde el punto de vista de su contexto, “quién la paga, quién obtiene los beneficios y como el relato de los hechos distorsiona la auténtica realidad y vende a las grandes mayorías sentadas ante la fascinación del aparato de televisión unas imágenes que no tienen nada que ver ni con la realidad de la monarquía, ni con la realidad de esa ceremonia que es un matrimonio entre dos seres humanos como cualquier otro, ni la realidad de la institución, ni de de los objetivos que se persiguen con toda esta maniobra”.

El experto apuntó que es muy importante para la monarquía británica utilizar este evento para limpiar su imagen pública, justo en momentos en los que “el 20 o 25 por ciento de los británicos consideran que la República sería un régimen mucho más adecuado para el siglo XXI”.

Paco Arnau, analista de medios y director del portal ciudadfutura, afirmó por su parte que los temas de la cobertura de las nupcias se centran “fundamentalmente, en banalidades, quien es invitado o no en la boda, como va a ser la tarta, el vestido de la novia, la orquesta, la comida, el menú, el convite, etc.”.

  • Paco Arnau, analista de medios consideró que lo que se informa sobre la boda real son banalidades. (Foto: teleSUR)


Sobre la jerarquización de las noticias sostuvo que, “en estos tiempos los medios de comunicación en Europa Occidental se están dedicando a dar una versión de la realidad muy determinada, tanto en conflictos internacionales (...) como en el caso de otras informaciones de entretenimiento de masas, en este aspecto acontecimientos como la boda del Príncipe Guillermo, digamos que también cumplen su función de ofrecer una imagen irreal, que no tiene nada que ver con la propia realidad social que se está viviendo en países como España”.

Como ejemplo destacó que en la portada del periódico de mayor circulación de Madrid convivían dos titulares, uno sobre la Boda Real y otro sobre “la llamada clase media española que como producto de la crisis se está dedicando a rebuscar en los contenedores de los supermercados alimentos caducados, de una forma o de otra están relacionadas ambas cosas, la imagen irreal que se da en los medios de un mundo ficticio, como el que entraña la monarquía (versus) la propia realidad social de unas clases que en un momento dado se creyeron clase media y que pensaban que ese mundo Real estaba a su alcance mediante la sociedad de consumo”.

El experto agregó que “se aprovechan de las boda reales y otro tipo de espectáculos para ejercer un papel de distracción popular, es decir, la televisión como arma de distracción masiva”. Este particular fue complementado por Martín, quien dijo que toda la cobertura trata de dejar atrás la mala imagen de la realeza británica luego del escándalo del divorcio de Lady Diana de Gales (esposa del príncipe Carlos), su vida dedicada a causas humanitarias y su posterior muerte trágica; eventos que eclipsaron a la Casa Real de Windsor

“Están tratando de recuperar la imagen, en que vuelvan a hablar de la cenicienta, de la mujer que quiere ser cenicienta, la pareja moderna que trata de dar otra visión de la Casa Real cuando ya como institución política no tiene nada que ver su papel por las relaciones de su miembros sino por la eficacia y justicia de la administración para la gobernación de un país”, sentenció Martín.

 

  • Periodista español José Manuel Martín opina sobre la cobertura de la Boda Real. (Foto: teleSUR)


La dura realidad

A sólo horas de la Boda Real en Inglaterra, el despliegue mediático en Londres ha desviado el interés de la prensa en problemáticas que aquejan a la sociedad británica como la economía, los impuestos y los salarios.

Treinta y tres estudios de televisión están frente al palacio real, 40 sets de transmisión se apostan a lo largo del recorrido del cortejo nupcial, un centenar de medios internacionales darán cobertura con un equipo de más de 350 fotógrafos, 400 cámaras de televisión y ocho mil 500 miembros de la prensa acreditados; además se estima que el evento sea seguido por más de dos millardos de personas.

La Boda se prepara al margen de los millones de ingleses que están afectados por el mayor recorte del sector público desde el final de la Segunda Guerra Mundial, que esperan que sus voces y reclamos sean escuchados.

 


 
teleSUR/rp-YIB
Autoridades policiales impedirán marchas en contra de la Boda Real

A pocas horas de que inicie la boda real de la monarquía británica, organizaciones sociales preparan concentraciones, debates y conferencias sobre la forma de Gobierno. Pero más de cinco mil hombres de seguridad intentarán impedirla, indicó el enviado especial de teleSUR a Londres, Rodrigo Hernández.

El periodista relató que en las calles de Reino Unido hay miles de policías y militares desplegados, con la finalidad de garantizar la seguridad a los asistentes de la ceremonia. Sin embargo, no sólo frenarán “cualquier tipo de marcha en contra de la Boda Real, sino de la monarquía inglesa”.

  • Miles de policías y militares impedirán concentraciones en contra de la Boda de la monarquía británica. (Foto: Efe)


Este viernes se efectuará en la abadía de Westminster el matrimonio entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton.

Guillermo es el primer nieto en la segunda línea de sucesión de la Reina Isabel II y por ello se le concedió título de “su alteza real el príncipe Guillermo de Gales”.  

La policía ha anunciado a través de un comunicado “que harán todo lo posible para evitar cualquier conato, cualquier tipo de concentración”, reiteró el comunicador.

Igualmente señaló que será complicado que se registre cualquier tipo de manifestación en los lugares donde pasarán las comitivas y los miembros de la monarquía, pues las calles, metros y otros lugares se encuentran cerradas y con un fuerte dispositivo de seguridad.

Los manifestantes, sin embargo, organizarán “debates en contra de la figura de la monarquía en el país británico”.

Entre los grupos que asistirán a las reuniones en contra de la celebración del reinado se encuentra Republic, “un contingente político que marca la tendencia acerca de poder cambiar la forma de gobierno del país y convertirlo en un República”.

Medios no se interesan por la crisis del país


El enviado especial de teleSUR, Rodrigo Hernández, indicó que no son muchos los medios que transmiten la verdadera situación del país: crisis, recortes presupuestarios, marchas, entre otros.

“Hemos analizado este especial acerca de la situación de país, los recortes sociales, de lo que piensan los migrantes y realmente los medios de comunicación que se encontraban aquí no se han preocupado por estos temas”, indicó.

Los medios han estado “pendiente del vestido de la novia, de su anillo, de cómo irán vestidos los invitados y (…) no de la situación que se vive de marginación y contraste”.

Hasta ahora nadie se ha atrevido a dar cifras exactas de los gastos que puede acarrear la magna celebración, pero los costes para el mantenimiento de la monarquía le cuesta a los británicos 57,6 millones de dólares al año. El artículo 65 de la constitución establece que la monarquía es financiada por los presupuestos del estado.

 

teleSUR-YIB

Comentar este post

Néstor 04/30/2011 16:04



Todo este tema de la boda real tiene la capacidad de exasperarme sobre manera, es impensable que millones de individuos en el planeta, estén pendientes de una boda o casamiento como le llamamos
aquí en nuestros país, no tengo nada en contra de un casamiento, pero me parece que es de interés de un núcleo algo más reducido, o sea que si se casan Juan y María, será de interés de sus
familiares y amigos, a lo sumo podremos agregar algún ex novio o ex novia despechados.


Y bueno por esta misma razón existen tantos programas, audiciones y revistas llamadas "del corazón", y no son precisamente de especialistas cardiólogos ni nada que se les parezca.


Definitivamente pienso que estos temas son propios de "onanistas profesionales" y que me disculpen los seguidores de estos eventos tan importantes, en los cuales parecería que nos va muchas veces
implícito el destino de la humanidad toda, es penoso asistir a los ríos de tinta, a los hectolitros de saliva, en otras épocas hubieran sido a los kilómetros de cintas filmadas....en fin a todo
lo que se ha gastado en unos simples "polvos reales"