Cocinas de aserrín

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Veamos algunas alternativas de cocinas de aserrín. Son más ecológicas que cocinar con madera, más confortables, no generan casi humo, se puede cocinar en días de lluvia y trasladar encendidas a donde se precise.

Las carpinterías y empresas de madera no saben que hacer con sus desechos (aserrín). Muchos terminan quemando esta materia prima y emitiendo CO2 sin darle utilidad. Algunas personas toman el aserrín para sus animales, pero la montaña de aserrín sigue creciendo. Hay empresas que fabrican pellets para usar con calderas de biomas pero esta tecnología no esta al alcance de todos, también hay quienes fabrican leños compactando el aserrín, pero casi siempre los cobran hasta mas caros que la leña tradicional, la cocina de aserrín es fácil de hacer y útil además de ecológica.


 

Muchas personas cuando les comentamos sobre este tema, suelen decir: "...Sí yo la usaba, se pone el aserrín con presión y dura mucho...", incluso conocimos peruanos que las usaban o las vieron usar y un francés nos enseño una similar, pero actualmente no vimos a nadie ponerla en práctica. Tomamos la iniciativa de hacerla, probarla y realmente funciona MUY BIEN!!

La prueba que hicimos con esta lata (dimensiones: diámetro 150mm, altura 230mm, palo central diámetro 35mm), duró aproximadamente unas cinco horas ardiendo. Cocinamos dos comidas para cinco personas y café para seis personas y sobro fuego.

Es una buena opción como cocina para el camping, al utilizar aserrín es bastante ligera se puede transportar fácilmente y es menos peligroso en cuanto a los incendios ya que estos casi siempre son causados por las brasas y con este sistema casi no hay.

Este es el proceso de fabricación en 12 cuadros:

1. Conseguir una lata de cualquier dimensión.
2. Conseguir aserrín (en las carpinterías lo dan gratis).
3. Separar el aserrín más fino (funciona mejor), en caso de que este mezclados.
4. Con un clavo o punzón, hacer un orificio central.
5. Agrandar el orificio central con un tubo, o palo (diámetro aproximado 35mm o mayor).
6. Posicionar el palo en el centro.
7. Comenzar a llenar de aserrín la lata.
8. Apelmazar el aserrín con el martillo o un palo para que quede bien apretado.
9. Continuar llenando y apelmazando.
10. Retirar el palo central.
11. Aquí podemos ver el orificio central.
12. Hacer un fuego por debajo hasta que el aserrín arda y no se apague.

En las pruebas que hicimos hasta el momento, tuvimos dificultad en encender el aserrín, pero una vez que arde ya no se lo puede apagar. Consultamos a personas que hicieron la experiencia anteriormente y ellos utilizaban combustibles para encenderlo o una vela. Nosotros elegimos hacerlo más ecológico y utilizar las maderitas que teníamos a mano.

Si se quiere mantener un fuego fuerte, hay que alimentar el fuego colocando una maderita u hojas secas en el centro. Si se quiere dejar a una temperatura baja, solo hay que dejar arder el aserrín. También se puede dejar reposar el fuego y volver a hacerlo arder cuando lo necesitemos, solo debemos colocar nuevamente una maderita en su interior.

Haz click en la imagen para agrandar

Fuentes consultadas: cocinadeasserin y ecocallejero

Eco cosas

Etiquetado en Salud y Medio Ambiente

Comentar este post