Colombia: Nunca un violador de DDHH podrá ser un héroe, abogados de víctimas del Palacio de Justicia

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

COMUNICADO PUBLICO

 

Injerencia del alto mando militar en la justicia colombiana, es inaceptable, máxime si se trata de crímenes de lesa humanidad, afirman abogados de víctimas de desaparecidos del Palacio de Justicia

 

-cid_6wvxsqysjog0-swift_riseup.png


dhcolombia [septiembre 14 de 2011].

Los abogados Germán Romero y Jorge Molano, defensores de derechos humanos y representantes de algunas de las víctimas de desaparición forzada en los hechos del Palacio de Justicia rechazaron los pronunciamientos del Comandante de las Fuerzas Militares General Alejandro Navas, relacionadas con el proceso que se adelanta en contra del Coronel retirado Luis Alfonso Plazas Vega.


En su pronunciamiento han señalado que “Estas manifestaciones constituyen una indebida presión al Tribunal Superior de Bogotá, y un franco debilitamiento del Estado de Derecho, pues evidencia una injerencia del Ejecutivo en las actuaciones de la Rama Judicial. Las expresiones del General Navas afectan la libertad y autonomía con que debe actuar la Justicia frente a casos de graves violaciones a los derechos humanos”.


Adicionalmente indicaron que: “Es inadmisible que una persona que ha sido condenada por un crimen internacional como es la desaparición forzada de personas, sea calificada como héroe nacional. Este tipo de calificaciones desconoce el deber del Estado de garantizar la no repetición de estos crímenes. Nunca un violador de derechos humanos, podrá ser un héroe”.


Precisaron que “En un Estado de Derecho la declaratoria de inocencia de una persona condenada, no es de la competencia del Comandante de las Fuerzas Militares, esta es una labor exclusiva de los Jueces y Magistrados, a quienes se les debe permitir actuar con libertad y tranquilidad”.


Recordaron los abogados en su declaración que “Colombia y la comunidad internacional conocen a plenitud que el Coronel Plazas Vega fue condenado por la justicia colombiana, en un proceso en el que ha contado con la plenitud de las garantías, teniendo para ello como base sólidas bases probatorias”.

Comentar este post