Con España en el corazón…

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Con España en el corazón…

Por Camilo de los Milagros


Concentracción-en-Puerta-de-Sol-15-M-460x250Y una mañana todo estaba ardiendo. Otra vez con España en el corazón y en el sufrimiento, viendo la rudeza de la historia danzar con la misma melodía. Viejos, muy viejos arquetipos siempre presentes, pero viejo es el viento y sigue soplando. Viejas heridas que vuelven a arder en la tierra de Cervantes y Quevedo.

Frente a vosotros he visto la sangre de España levantarse, escribió el poeta más grande de los Andes. Ahora he visto, ahora vemos, con lágrimas en los ojos, el espíritu de España levantarse.


15-barcelona-plaza-catanunya-2.jpgLevantarse contra la vergüenza, contra la falacia y la mentira. Levantarse para pedir lo mínimo, desplomándose los límites de la decencia. ¿Estado de derecho? ¿Democracia? ¿Bienestar social? Levantarse hasta los huevos, para evitar – para tratar de evitar – que sus vidas se hundan de nuevo en el azar y la incertidumbre agobiante de la miseria, para esquivar el peso trágico de la opresión y la ignominia a la que pareció condenada España por los siglos de los siglos.

Península que fue la tierra de los menesterosos, lazarillos, los siervos y buscones, ahora con los esfuerzos desesperados del capital transnacional, del FMI y la venerable Europa, volverá a ser una patria de curas y mendigos. ¡Quijotesco destino el de España, con su apestoso Rey y su revistas del corazón, soportar también ahora el peso de las hipotecas, de la austeridad y el desempleo!

desalojo-barcelona-15-m.jpgLa indignación nos abraza las venas, se convierte en furia impotente, en lágrimas, al ver los Mossos d’esquadra armando la gresca, la “Rumba de Barcelona” que canta Manu Chao, levantando a garrotazos ancianos y minusválidos por igual, golpeando sus compatriotas con la sevicia con que golpearan inmigrantes e ilegales. ¿Hasta qué punto ha llegado la España de Machado y de Alberti, de Picasso y Buñuel?

Ahora las multinacionales y los banqueros querrán aplicar la fórmula famosa de Miguel de Unamuno, Hispanizar Europa, pero hispanizarla por el ras de la calamidad que supone proteger los criminales señores del capital financiero y expropiar a los trabajadores. Erradicar derechos adquiridos con dos siglos de huelgas y luchas obreras. Robarse las pensiones. Rematar las hipotecas. Privatizar todo lo privatizable. ¡Bienvenidos al siglo XXI!


La España que hoy se alza es la misma de García Lorca y de Miguel Hernández. Es la patria que segó sus esperanzas con la muerte de la República, con medio siglo de dictaduras y trapicheos, con la estafa del bipartidismo y la “transición”, con los muertos anónimos del franquismo, pero ahora con la dignidad en alto a pesar de tantas derrotas. ¿Cómo olvidar que el genial Marx atribuía a Barcelona y sus tejedores ser la ciudad europea con más rebeliones e insurrecciones en su historia? ¿Cómo borrar de la memoria que en España “combatía la humanidad” durante la Guerra Civil, y que fue fusilada en los campos andaluces, en las vegas de Castilla y Catalunya, esa misma humanidad doliente, venida de todo el mundo para regar con sangre una esperanza agonizante?

Movimiento 15-M cala BarcelonaLa España joven que por fin comprendió ser la heredera de una derrota y muchas traiciones hoy se levanta. España, gloriosa y valiente; desde que empezó este jaleo de locos, esta irracionalidad meticulosa matizada de cifras e índices económicos, desde hace dos años que esperamos ansiosos un desenlace diferente para la crisis. Guardábamos la esperanza cada vez más oculta de ver estallar España, sumida en un letargo de décadas y en una situación cada vez más angustiosa. Nosotros, latinoamericanos, hombres y mujeres de un continente convulso, seguimos viendo en España la depositaria de una esperanza marchita.

Ahora que los amos del mundo – “chacales que el chacal rechazaría” – os prometerán cambios sobre las mismas viejas heridas, transformaciones sin mover una ficha de su sistema de explotación y pillaje, ahora que os llenarán la cabeza de cotilleos, futbol y revistas del corazón, debéis recordar que fuisteis la patria de las barricadas y las dinamiteras y por eso mismo, también la patria de las traiciones.

La dignidad no tiene precio. ¡Viva España insurrecta contra la humillación y la deshonra! ¡Viva España levantada contra la opresión y la mentira! La dignidad mancillada, vencida y fusilada antes, golpeada ahora en las plazas y calles españolas, hace por fin suyas las palabras de Neruda: Venid a ver la sangre por las calles…

 


 

_________________________________________

http://iniciativadebate.wordpress.com/2011/05/29/homenaje-al-civismo/

(Video por Paco Bello, deputasehijos.wordpress.com)

 


 

Comentar este post