Contestando a “todólogos” que andan pontificando su soberbia y falsimedia, tras el asesinato de Alfonso Cano

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Las FARC-EP son ante todo una organización POLÍTICA, que es armada debido a la intolerancia política del estado colombiano. Y ese es otro punto clave que parece olvidar el todólogo: en Colombia hay...
Esperanza Sumapaz | Para Kaos en la Red | 12-11-2011

 


Por Esperanza Sumapaz

 

"(...) No,  no es que haya    'colombianos malísimos y violentistas'  y que además les guste recibir bombas, caminar días enteros, luchar contra enfermedades tropicales en medio del bloqueo de medicinas que impone el criminal gobierno, y que les guste que el estado torture a sus familiares, para nada es eso; la cuestión es que el estado asesina de manera sistemática a todo aquel o aquella que reivindique de manera coherente por justicia social, que reivindique realmente, sin ser un vendido al gobierno (como el traidor Petro que ahora Santos pone de  ejemplo)... por eso la gente ingresa en la guerrilla, por eso hay guerrilla, porque el estado convierte la participación política civil en una muerte anunciada(...)"

 

 

“Quienes no tengan el valor de sacrificarse, al menos tengan el pudor de callarse ante quienes se sacrifican”, expresó el cubano José Martí.

 

 

Contestando a los “todólogos” (1) que andan desatados tras el asesinato de Alfonso Cano, pontificando desde su ignorancia y repitiendo falsimedia.

Hoy, al abrir una página alternativa, me encuentro otro artículo de "todólogos" que le dicen al pueblo colombiano lo que tiene que hacer: una patente falta de respeto y desconocimiento, doblada de falsimedias santistas incrustadas en las líneas, fingiendo ser argumentos (caerán incautos), una lástima que la propaganda gubernamental se infiltre de esa manera, por medio de intelectuales funcionales al régimen.

Contexto

El comandante de las FARC-EP, Alfonso Cano, fue asesinado el 4 de noviembre del presente año, en un operativo conjunto del ejército colombiano y las fuerzas estadounidenses que ocupan Colombia con 7 bases militares.

Ahora los “todólogos”, estos "expertos" soberbios van a salir todos con sus "análisis" de las FARC-EP, -sus seudo-análisis, para ser más precisos-, que curiosamente mienten en varios puntos, sea por omisión, por analogías históricas forzadas, o directamente por adopción de tesis tomadas de la falsimedia, en el caso de los más sañosos.

A los pocos todólogos honestos decirles que si de verdad les interesa la causa de la emancipación de los pueblos, los invitamos a que se informen mejor antes de pontificar.

Contestamos en el siguiente texto, a un texto de todólogo y sus inexactitudes;   a sus falsimedias y analogías postizas: uno de los peores textos que hemos leído de todólogos desde el asesinato de Alfonso Cano. Se trata del texto titulado sugerentemente “El futuro incierto de las FARC escrito por un señor de nombre Luis García. Pero no queremos focalizar la respuesta, sino que los argumentos que exponemos en este texto sirvan como un aporte a la lucha contra la manipulación, contestamos por eso a las más trilladas falsimedias.

Dejamos claro que la crítica siempre es la bienvenida, siempre y cuando sea honesta, no plagada de mentiras, de falsimedia y omisiones: porque de ser así estamos ante textos de manipulación y desinformación y no de crítica. 

El texto del todólogo de hoy, bien que se presenta como ultra revolucionario (de esos que queman la R) curiosamente repite lo que dice Santos y su camarilla, de manera algo más elegante, claro está.

·          Van algunos argumentos

1. No caer en la trampa del todólogo que busca oponer luchas del campo popular, para dividir, a modo de “esta sí, esta no”

El señor Luis García echa mano de todas las técnicas de manipulación: desde la mentira gruesa, hasta la alusión, pasando por intentar contraponer u oponer procesos que en la realidad se desenvuelven como parte de una totalidad. Esto último es lo que hace el señor García con el tema de las luchas estudiantiles y obreras en Colombia, que viven un alentador resurgir en los últimos meses, ante las políticas privatizadoras y entreguistas del gobierno de Santos. Sí bien las luchas de los obreros contra la multinacional Pacific Rubiales, o el masivo paro estudiantil y lucha contra la privatización de la educación son fundamentales en la lucha por la emancipación, el accionar de las insurgencias colombianas, tanto FARC-EP, como ELN, no lo es menos. Y lamentablemente el señor todólogo descalifica sin argumentos la lucha insurgente: lo hace en un párrafo, de pasada (sin argumentar nada, obviamente no se extiende porque es lo propio de la calumnia que busca dividir pero carece de argumentación sólida).

Toda la lucha popular es importante y tiene su relevancia histórica. Lo que el todólogo hace, de contraponer lo uno con lo otro es deshonesto, porque no hay contraposición, hay COMPLEMENTACIÓN. El todólogo procede de manera poco honesta porque reduce el accionar de la guerrilla a algo que no es, y eso es fingir hacer un texto de análisis sin investigar, sin conocer y sin analizar la realidad concreta.

El todólogo de turno olvida que si hay aún campesinado colombiano es gracias a la organización de este mismo campesinado en insurgencia: que es la insurgencia la que ha logrado impedir el avance de la consolidación paramilitar, previa a los mega cultivos industriales de palma aceitera, o a la implantación de multinacionales mineras, etc.   El todólogo olvida que la lucha campesina es fundamental, porque un país sin soberanía alimentaria no es nada.

2. El todólogo intenta hacerle creer a los más incautos que las FARC-EP no tienen programa político: es gruesa manipulación, también coincidente con la propaganda santista.

Otra cosa que es lamentable en el texto del todólogo, es que presupone que las FARC-EP no tienen programa político, y se equivoca, o bien adrede lo ignora. Las FARC-EP tienen un programa político claro. Es más, tienen puntos de negociación POLÍTICA que NO son para nada los puntos que tenían las organizaciones de América Central que el todólogo cita cuando plantea groso modo, y parafraseando,   que toda organización es llevada a convertirse en un magma de reinsertados pequeño burgueses y traicioneros  (despreciando además a las organizaciones de América Central, cuando también son importantísimas, si bien, con respeto, se pueda aprender de los errores rendicionistas y la capitulación).

Pero el todólogo lo mezcla todo: pone TODO en un mismo saco, revuelve, sazona con soberbia, y sirve la mezcla que no pega con nada.

Las FARC-EP son ante todo una organización POLÍTICA, que es armada debido a la intolerancia política del estado colombiano. Y ese es otro punto clave que parece olvidar el todólogo: en Colombia hay Terrorismo de Estado, con lo cual toda movilización de masas es reprimida con desapariciones, encarcelamientos, asesinatos... y no contra uno, o dos, sino que el estado perpetra asesinatos y desaparición forzada contra los opositores de manera SISTEMÁTICA. Es en ese contexto que existe la guerrilla.

3. El todólogo obvia el contexto de Terrorismo de estado en Colombia

Al los falsos "inocentes" que ahora repiten el discurso Santista (el de siempre con nuevas artimañas), sobre la supuesta "posibilidad de cambiar las cosas por la vía civil", contestarles que la única vía civil no basta, que se apela a la combinación de las formas de lucha, cuando hay un contexto de terrorismo de estado, con herramienta paramilitar y estrategia del terror contra la población. 

No es que haya  colombianos 'muy muy malísimos que quieren buscar la justicia social solo por las armas porque son obtusos'  y les gusta recibir bombazos y que los militares y el paramilitarismo descuarticen a sus familiares (recordamos la madre del comandante que fue molida a palos en Bogotá por la herramienta paramilitar, o el padre de Maricely Hernández, fariana presa política y de guerra, que fue colgado por ganchos de las manos y al que torturaron quitándole la piel como a un animal, sólo por ser el viejo padre de una guerrillera... y a tantos más asesinados por ser familiares de guerrilleros, y consecuentes).  No, no es que haya  'colombianos malísimos y violentistas'  y que además les guste recibir bombas, caminar días enteros, luchar contra enfermedades tropicales en medio del bloqueo de medicinas que impone el criminal gobierno, y que les guste que el estado torture a sus familiares, para nada es eso; la cuestión es que el estado asesina de manera sistemática a todo aquel o aquella que reivindique de manera coherente por justicia social, que reivindique realmente, sin ser un vendido al gobierno (como el traidor Petro que ahora Santos pone de  ejemplo)... por eso la gente ingresa en la guerrilla, por eso hay guerrilla, porque el estado IMPIDE la participación política civil, asesinando a los más coherentes y reivindicativos.

Para no eternizarnos en este capítulo del Terrorismo de Estado en Colombia que da para enciclopedias del horror, ponemos a continuación una breve lista con algunos datos, tomada de un texto de denuncia del Colectivo por la Paz con justicia Social.

ALGUNAS CIFRAS DEL TERRORISMO DE ESTADO EN COLOMBIA:

·          El estado colombiano tiene el ejército más armado del mundo por EEUU, junto con Israel y Egipto: un ejército genocida, ese mismo ejército que  detrás del batallón de la Fuerza Omega del Plan Colombia, tiene la mayor fosa común del continente: con 2000 (2mil) cadáveres  de desaparecidos.

·          El ejército colombiano practica el asesinato de civiles  para justificar sus gigantescos presupuestos: los militares colombianos asesinan a civiles y luego presentan sus cadáveres como  "guerrilleros abatidos en combate"  en macabros montajes militaro-mediáticos. Elijen sus víctimas entre la población rural o la población más empobrecida de los barrios periféricos, aunque también practican estos asesinatos mal llamados "falsos positivos" contra sindicalistas y opositores. Hay al menos  3.200 casos documentados de estos asesinatos de civiles; la impunidad alcanza el 99% de los autores materiales y el 100% de los autores intelectuales de esta práctica.

·          En Colombia son    asesinados el  60% de todos los sindicalistas asesinados en el mundo, por la fuerza pública o la herramienta paramilitar de multinacionales y estado.

·          Colombia es 'record' en    presos políticos: más de 7.500  hombres y mujeres, en su inmensa mayoría civiles enjaulados bajo burdos montajes judiciales. Un informe 2011 plantea incluso que esta cifra estaría subvalorada y que la realidad alcanza los 9.500 presos y presas políticas.

·          El crimen de estado de la desaparición forzada es otro 'record' horrendo, la "democracia" colombiana supera las cifras de tortura y desaparición forzada de las dictaduras del Cono Sur: ONU y Comisión de Búsqueda  cifran en  62.000 los desparecidos (agosto 2011), las víctimas reclaman unas 250.000 personas  desaparecidas: en sólo 3 años las herramientas represivas del estado colombiano desaparecieron a 38.255 personas  (informe Medicina Legal).

·          Colombia es el país con más desplazados del mundo, junto con Sudán:  5,2 millones de personas desplazas  forzadamente por la herramienta paramilitar y sus masacres, con la finalidad de ofertar las tierras así despojadas al gran latifundio y las multinacionales: más del  40% del territorio  colombiano está pedido en concesión por          multinacionales mineras.

·          Mientras se incrementa el exterminio contra la oposición y contra el pensamiento crítico, la impunidad para las herramientas represivas y genocidas rebasa lo imaginable: recientemente el gobierno de  Santos votó una ley que indulta a más de 31.000 paramilitares  (Ley 1424), y actualmente impulsa el Fuero militar para que la impunidad para los militares sea del 100% al ser juzgados por ellos mimos (hoy la impunidad para crímenes de estado rebasa el 98%).

Para conocer las fuentes de estos datos:

http://www.kaosenlared.net/noticia/colombia-banada-sangre-ano-santos-cifras-terror   

4. El todólogo inyecta falsimedias varias

 

El todólogo plantea el ‘callejón sin salida’ para las FARC-EP (salvo, tal vez, si lo escuchan a él al pie de la letra, claro).  En la última parte de su penoso texto, el todólogo REPITE parafraseando la propaganda del gobierno Santos. Dice: "No se trata únicamente de las sendas y trochas que les permitan escurrir el bulto ante la persecución implacable de las fuerzas armadas (...) Se trata de cuáles son las salidas políticas posibles, si es que no han de terminar fundamentalmente dedicadas a su “propia guerra” o como una especie de confederación de grupos armados de diversa índole, algunos con una relativa cohesión ideológica y otros dedicados a “su propio negocio”, combinando el secuestro, la extorsión y el control de rutas y laboratorios de diversas sustancias y minerales." 

Para contestar a esta falsimedia grosera que nos sirve el todólogo fingiendo ser "analista", vamos a proceder por partes:

4. 1. Primero: Las FARC-EP hacen muchísimo más que "escurrir el bulto" :

Las FARC-EP hacen política y construyen sociedad a diario, construyen una alternativa de sociedad, en la que no se dan las taras del machismo, del oscurantismo, del clasismo, del consumismo que sí pululan en la sociedad colombiana por fuera de la guerrilla: y esa sociedad la construyen a diario en la praxis, en el vivir en grupo social, desarrollando a partir de leyes, de concientización, de educación política, de reflexión social, de estudio, de debate, de errores y mejoras. Las FARC-EP, por su praxis en distintos ámbitos, adaptándose al medio, desarrollan sociedad, cultura y ciencia: medicina, relación y uso de plantas para medicina, música, literatura, ciencia topográfica, social, geográfica, etc. Las FARC-EP son una parte de la historia colombiana y de la humanidad digna de ser estudiada a profusión por sociólogos, antropólogos, filósofos, ecologistas, historiadores, porque las FARC-EP han desarrollado un modelo societal distinto a la cloaca capitalista de terror estatal reinante en Colombia (obviamente con las limitaciones que impone la guerra): lamentablemente el terror de Estado impide ese estudio, porque al que lo intente lo espera la cárcel a la que irá acusado de “terrorismo”, como pasó con el sociólogo y profesor Miguel Ángel Beltrán que el estado mantuvo en secuestro carcelario durante años, y cuyas acusaciones de “terrorismo” reposaban en sus estudios. De igual manera pasó con el profesor Correa De Andreis, acusado de ser guerrillero, encarcelado, luego liberado, para ser asesinado por el DAS a poco tiempo de haber salido de la cárcel. Y los ejemplos son incontables de estudiosos, científicos sociales, periodistas, criminalizados ya no por hacer los necesarios y exhaustivos estudios sobre la insurgencia colombiana y su desarrollo societal, sino simplemente por nombrarla, y nombrar el problema de la tierra en Colombia.

Las FARC-EP y el pueblo construyen política y sociedad con el PC3, el Partido Comunista Clandestino, estudian, escriben, desarrollan teoría y práctica política... trabajo político con el pueblo, del pueblo y para el pueblo. Y eso, señores todólogos es muchísimo más que ‘escurrir el bulto’, ya quisieran los todólogos de toda índole que pontifican esto y lo otro sobre las FARC-EP, sin haber ido, ni estudiado, ni sentido la realidad, hacer aunque sea la sombra de lo que hace esa organización política. 

4. 2. Segundo: el tema propagandístico del gobierno de decir que las FARC librarían  "su propia guerra" es una falacia que se desmonta por la realidad concreta que es que sin el aporte constante del pueblo colombiano, las FARC-EP hace ya años que hubieran dejado de existir. Es decir, es un absurdo decir que "pelean o acabarán peleando su propia guerra", porque son nacidas y nutridas del pueblo, parte íntegra de la lucha popular. Esta falsimedia es la que dice Santos en todos los telediarios esta semana, las anteriores, y lo que seguirá repitiendo. Y es penoso que haya intelectuales funcionales al régimen que lo repitan sin darse cuenta de lo enorme del absurdo. Porque la guerrilla sin el aporte solidario y constante del pueblo, simplemente NO es, no existe. Le recordamos al señor todólogo, que la guerrilla colombiana no recibe ningún apoyo de otros gobiernos, menos de imperios, mientras que el Estado colombiano, su ejército y su herramienta paramilitar sí que lo reciben. El apoyo popular es fundamental para la insurgencia, esa es la razón por la cual el estado golpea con tanta crueldad al pueblo, para impedir que apoye a la insurgencia: pero ni el terrorismo de estado le funciona al gobierno, porque el pueblo responde a las torturas estatales con más dignidad aún.

4. 3. Tercero: el tema propagandístico de  "negocio, secuestro, extorsión, rutas de sustancias y minerales"":

 

A. El todólogo repite la fasimedia que criminaliza a la minería artesanal

Otro absurdo que repite la falsimedia estatal, repetido por el todólogo. 

Primero que todo, el tema de que las FARC 'negocian' con minerales es lo más absurdo del mundo,   esta falacia viene impulsada por Santos con el objetivo de criminalizar a los pequeños mineros artesanales de manera a legitimar que sus fuerzas militares y paramilitares los masacren, los pasen a machete (como hace poco en el Sur de Bolívar), los desplacen, con la complicidad de la fuerza pública. Hay toda una campaña para criminalizar a los pequeños mineros artesanales por la simple razón de que las MULTINACIONALES MINERAS codician sus tierras, y el gobierno "trabaja" para ofrecérselas vacías de mineros artesanales, y de reivindicación social. Por ello el gobierno ha lanzado una feroz campaña mediática con la finalidad de hacerle creer al país que los mineros artesanales son lo peor del mundo para el medio ambiente, y si bien es cierto que TODA práctica de la minería poluciona, lo que oculta el gobierno en su campaña son 2 cosas:

1. que la megaminería multinacional poluciona y destruye el medio ambiente en proporciones dantescas, altamente superiores a lo que puedan dañar los pequeños mineros artesanales (es como comparar la mordida de una hormiga con la mordida de un león, de mil leones). Pero la campaña de criminalización del gobierno  (disfrazada de ecológica)  busca legitimar los encarcelamientos masivos de mineros artesanales y asimismo las masacres contra ellos perpetradas por las herramientas estatales y paraestatales. 

2. La segunda cosa que oculta la propaganda oficial es que si los pequeños mineros artesanales ejercen ese oficio, que perjudica la naturaleza (y su propia salud), es porque son campesinos que han sido previamente despojados de sus tierras por el agro industrial, multinacionales, latifundistas, por el Gran capital que devora tierras en Colombia, creando unos monopolios que hacen que hoy Colombia sea el 3er país del mundo con mayor desigualdad social, justo después de Angola y Haití.

Entonces tenemos una enorme campaña mediática de mentiras con el tema de la minería porque las multinacionales codician el ORO colombiano, y necesitan las tierras auríferas, libres de habitantes y reivindicaciones. Las masacres desplazan comunidades enteras: de perpetrarlas se encarga el gobierno, asesinando a ambientalistas, sindicalistas, estudiantes, mineros artesanales, campesinos, etc... Recordemos el reciente asesinato del Cura de Marmato porque se negaba a desplazar su parroquia para beneficio de la multinacional canadiense Medoro: días antes de ser asesinato había recibido presiones de la multinacional y amenazas de muerte de la policía.

Dentro de esa campaña de criminalización contra los mineros artesanales, el gobierno hecha mano de su ya previa y nutrida campaña de demonización de la guerrilla: y el discurso santista es que los mineros artesanales y la guerrilla "trafican con minerales, juntos unidos en el crimen": Una atroz mentira, porque la realidad es otra. La realidad es que los compradores de ORO, los que les compran el oro a los mineros artesanales, a muy bajo precio, no son otra cosa que ramificaciones del mismo paramilitarismo de estado, el generalato, y varios "hombres de negocios" que ven hoy perder su gran negociado porque las grandes multinacionales entran a competir; pero la mayoría son reincorporados fácilmente en el aparato de saqueo y muerte de las multinacionales, que son, en definitiva, quienes pondrán el oro en el "mercado internacional". Los que quedan por fuera son los pequeños mineros artesanales, el campesinado, y el medio ambiente. Porque las multinacionales destruyen montañas enteras, ríos, cuencas, polucionan napas freáticas, embalses, gastan por cada onza de oro miles de litros de agua, creando mediante la polución malformaciones genéticas en las comunidades etc, etc...

Entonces, señor todólogo García, es tremendamente irresponsable (a menos que lo haga adrede) lo que usted hace en su texto de repetir la propaganda estatal que es que  los mineros artesanales y la guerrilla "trafican con minerales, juntos unidos en el crimen", y nosotros le decimos a usted y a los propagandistas:

los mineros artesanales no son ningunos "criminales", son campesinos despojados de sus tierras, y la guerrilla no trafica con nada de eso, porque tiene otras cosas que hacer (no decía usted que andan "escurriendo el bulto", hasta se contradice usted mismo en sus mentiras); tiene otras cosas que hacer la insurgencia como es el trabajo político, la lucha política y social, la concientización dentro de la cual está la denuncia de lo que las multinacionales le hacen al medio ambiente, porque sí, señor todólogo, las FARC-EP tiene más conciencia ecológica que esos señores del gobierno cuyo discurso usted repite aquí. Las FARC-EP no tiene ni la intención de meterse en eso, y es que no tienen ni la manera (fíjese usted, una vez más la lógica contradice la propaganda) por la simple razón que los compradores están en las redes del gobierno, aduanas, generalato, paramilitarismo, compradores para multinacionales, que son los que ponen el oro en el mercado internacional.

B.  Lo del tema del 'Secuestro' y el manejo que le da la propaganda oficial:

Primero que todo, lo que hay que decir es que al momento de escribir este texto hay 22 policías y militares presos de guerra de la guerrilla, mientras que hay MILES de presos políticos y de guerra en las mazmorras del estado colombiano: hay que situarnos en las proporciones para no seguir con la mentira obscena. 

Y luego, para hacer una puntualización sobre hechos pasados, pero que siguen alimentando la propaganda oficial, distorsionados a saciedad:

Uno puede estar en desacuerdo con la práctica del secuestro, eso muy bien. Pero NO hay que mentir, hay que decir cómo es:

Primero hay que decir que NO es como lo dice el gobierno y sus mass-media de difusión de mentiras a los Goebbels, que "las guerrillas secuestran a todo el mundo" ; porque las guerrillas tienen leyes que indican que sólo se puede retener a personas cuya fortuna SUPERE el 1millón de dólares (lo que no es todo el mundo), y sólo si esta persona se niega a pagar el impuesto revolucionario. Una vez pagado el impuesto revolucionario se suelta.  Los otros casos son de políticos corruptos y vinculados con el paramilitarismo y el desfalco al presupuesto público.

Al parecer, el señor todólogo, así como el gobierno colombiano llama "extorsión" al impuesto revolucionario; y nos preguntamos porqué no se llama "extorsión" a los impuestos que pagan los colombianos al estado: impuestos que el gobierno se roba o invierte en negociados con sus amigos, o gasta en armamentos sofisticados en desmedro de la educación y la salud, que es lo que necesita el pueblo colombiano.

LUEGO, están los casos de agentes EEUU y de militares y policías que el gobierno presenta como "secuestros", pero NO lo son porque:

Los soldados y policías NO SON SECUESTRADOS: esos militares son lo que se llama "PRESOS DE GUERRA", para eso existe el DIH que los reconoce como tales y que contempla un INTERCAMBIO HUMANITARIO para que salgan libres en intercambio de los PRESOS INSURGENTES:

Pero es el Estado colombiano el que se niega al INTERCAMBIO HUMANITARIO. 

Mientras el criminal estado colombiano se niega a un intercambio humanitario, demostrando que no le importan nada los soldados que han peleado en su ejército funcional al gran capital, porque los trata como carne de cañón negándose una y otra vez, una y otra vez al INTERCAMBIO DE PRESOS; la guerrilla no ha cesado hacer liberaciones unilaterales. Siempre recordaremos que la guerrilla liberó en masa a los presos de guerra, y el ESTADO no hace NI UN GESTO. 

Por otro lado, ya que la propaganda habla de SECUESTRADOS, vamos a poner los puntos sobre las íes, y decir quiénes realmente están secuestrados en Colombia:

Queremos que el estado colombiano libere a los más de 7.500 PRESOS POLÍTICOS encarcelados   bajo Montajes Judiciales, ¡Esos sí que están secuestrados!   Son la mayoría civiles (más del 90% de los presos políticos)  secuestrados por el estado bajo montajes burdos con testigos pagados (paramilitares del ejército que sirven para enjaular a los opositores políticos), con falsas 'pruebas' de computadores mágicos, o incluso durante años SIN pruebas, como es el caso actualmente de la socióloga Liliany Obando que lleva más de 3 años encarcelada ilegalmente, sin prueba alguna. Igualmente el periodista Joaquín Pérez Becerra, entregado ilegalmente por Venezuela, está preso sin pruebas ahora mismo, dado que la misma Corte Suprema declaró nulidad de los "computadores mágicos" aducidos por los militares ser de Raúl Reyes, y contener supuestas "pruebas". Sin pruebas Pérez Becerra está hoy secuestrado por el estado colombiano, como miles más de presos políticos.

Asimismo  las víctimas y familiares, el pueblo, pedimos  que el Estado colombiano libere a los más de 62.000 DETENIDOS DESAPARECIDOS: estos son secuestrados, torturados y desaparecidos,   porque no se sabe su paradero.  Que el estado diga: ¿DÓNDE ESTÁN? ¿DÓNDE LOS ENTERRÓ? ¿DÓNDE LOS SIGUE ENTERRANDO,  ¿Dónde se sigue llevando cada semana a los opositores políticos el criminal régimen de Colombia?    Porque cada semana desaparecen varios opositores políticos en Colombia: estudiantes, ambientalistas, sindicalistas, maestros, campesinos... todos desaparecidos por la herramienta paramilitar del régimen y la fuerza pública!

Ya basta de tanta falsimedia, hablemos claro, si quieren hablar de "secuestro en Colombia" hablemos claro, es el estado colombiano y su herramienta paramilitar el que hace del secuestro una práctica sistemática: queremos de vuelta a nuestros desaparecidos y a nuestros presos políticos, que el estado los libere, y que cese los secuestros carcelarios y las desapariciones forzadas.

A los siguientes ABSURDOS de la propaganda estatal que García repite en este penoso texto, le seguimos contestando en el siguiente capítulo...

C. El todólogo repite la falsimedia sobre el tema del narco:

 

Los VERDADEROS Narcos NO son los insurgentes, los verdaderos narcos son la gran mafia narco-paramilitar, DAS, DEA, EEUU, Estado colombiano.

Respuesta a la falsimedia sobre el tema del narco:

  Para no caminar en la falsimedia, hay que hacerse preguntas e investigar, escuchando la lógica y los hechos históricos (p. Ejemplo: propuestas de sustitución de cultivos del campesinado y la insurgencia, génesis Plan Colombia desde EEUU, etc).

¿Quiénes son los verdaderos Narcos? ¿Son acaso los insurgentes, o son la  gran mafia narco-paramilitar, DAS, DEA, con la que ahora entra a colaborar Venezuela, con procedimientos delincuenciales de entregas ilegales que se saltan toda ley y toda la Constitución venezolana, con tal de entregar seres humanos a esa mafia represiva?

Cabe recordar que el apelativo de "narcoguerrilla" fue acuñado por el entonces embajador estadounidense en Colombia, Lewis Tambs, con  la finalidad de legitimar el intervencionismo estadounidense en la región. Intervencionismo cuyo objetivo es apropiarse de las inmensas riquezas en minerales (oro, Coltán, petróleo, etc), de las inmensas riquezas hídricas y en biodiversidad de la región Amazónica y de la Orinoquía. El apelativo "narcoguerrilla" ha sido martillado hasta la saciedad por los mass-media,  sin ningún asidero en la realidad, cual realidad virtual impuesta a golpe de repetición, dado que el campesinado colombiano y las insurgencias  han propuesto más de un proyecto de substitución de cultivos  al tema de la hoja de Coca (que cabe recordarlo tampoco es cocaína: para que la hoja de Coca sea cocaína, hacen falta precursores químicos producidos, mercantilizados y transportados por las grandes multinacionales de químicos y sus cómplices en aduanas y entidades gubernamentales).

El tema de la producción de Coca se inscribe en una realidad de monopolios terratenientes,  cuya solución real no se encuentra en fumigaciones y bombardeos, sino que  pasa por un desarrollo hacia la soberanía alimentaria, para el cual, es indispensable una REFORMA AGRARIA. El tema de la cocaína es absolutamente indisociable de los precursores químicos, de las multinacionales de químicos que los producen, y de la banca que lava dinero. Asimismo es indisociable de las aduanas y de la complicidad en estados como el de Colombia, EEUU, la Unión Europea, etc...

Señalar que de cada 100 dólares que mueve el narcotráfico de cocaína a nivel mundial, sólo 4 se quedan en Colombia, en manos de autoridades, aduanas , etc...   de cada 100 dólares, 96 se van a la banca estadounidense y europea. Además de esos 4 dólares de cada 100 dólares que se estiman se quedan en Colombia, sólo el 0,62 % llega a manos del campesino cultivador de hoja de Coca, y sin embargo es el campesinado que hoy está recibiendo las fumigaciones ecocidas y genocidas de Monsanto, y los bombardeos incesantes.

Bueno, hasta aquí. Ya son bastantes desmentidos (por hoy) a tanto veneno de falsimedia que tiene que soportar el pueblo colombiano, no sólo por parte de la oligarquía colombiana y sus medios, no sólo por parte de los mass-media internacionales, sino también –y esto ya es el colmo- por parte de seudo expertos (aquí llamados todólogos), que no investigan a fondo, y aplican su pontificación frecuentemente paternalista, frecuentemente colonialista, frecuentemente eurocentrada, algunas veces pagada otras veces ni siquiera eso, y siempre descontextualizada e irrespetuosa.


(1) Definición y mensaje a todólogos: A los pocos todólogos honestos decirles que si de verdad les interesa la causa de la emancipación de los pueblos, los invitamos a que se informen mejor antes de pontificar. Sería todo un aporte real que podrían hacer, porque no todo está perdido en algunos de sus textos, que podrían, cada 10 aberraciones soberbias, contener planteamientos interesantes pero que ustedes dañan al meter todo en un mismo saco. Y decimos esto aunque por definición un todólogo es aquel que cree que lo sabe todo y pontifica desde su soberbia sobre los procesos de los pueblos y luchas que, o bien no conoce, o bien conoce a medias, y por ende su soberbia le amputa la capacidad de honestidad, al aferrarse a sus teorías indefectiblemente, aún ante la evidencia.

Comentar este post