Continúan protestas en el sector público alemán por mejora salarial

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

40.000 personas de las regiones de Hesse, Baviera y Baden-Württemberg se sumaron este martes al segundo día de huelga de paros parciales en el sector público alemán para reclamar mejoras salariales, anunció el sindicato Ver di.

Los sindicatos alemanes rechazaron la semana pasada la propuesta presentada por la patronal tras una segunda ronda de negociaciones: esta propuesta contempla aumentos salariales para los empleados públicos del 3,3 por ciento de forma gradual en los próximos dos años.

“Lo que los trabajadores del sector público han puesto de momento sobre la mesa constituye una reducción programada del salario real” al no compensar la inflación, declaró el presidente del sindicato Ver di, Frank Bsirske, en una protesta en la capital bávara, Múnich, en la que asistieron unas 10.000 personas.

De acuerdo al líder del sindicato, los aumentos salariales no son sólo un imperativo de igualdad social, sino también de responsabilidad económica. “Cuanto más funestos los pronósticos coyunturales en el espacio europeo, más importante es todo lo que ocurre en el mercado alemán”, explicó.

Las protestas de este martes se unen a las del pasado lunes en las cuales más de 20.000 personas protestaron en Baja Sajonia (centro-norte) y Bremen (norte).

El sector público alemán vivió hace dos semanas cinco días consecutivos de paros de advertencia, que tuvieron lugar alternativamente en los 16 estados federados y que fueron convocados por el sindicato Ver di, que exige para los dos millones de empleados públicos aumentos salariales del 6,5 por ciento o al menos 200 euros.

La amenaza de una huelga indefinida “está latente”, de acuerdo al sindicato Ver.di, si de parte del patrono no llega una propuesta aceptable y aseguraron portavoces de la organismo de los trabajadores que en la tercera ronda de negociaciones prevista para el miércoles y jueves de la semana que viene “la suerte estará echada”.

Este martes los tranvías y el metro no circularon en Fráncfort y también en otras ciudades del estado federado de Hesse el transporte público se vio seriamente afectado.

En Múnich, Núremberg y otras ciudades bávaras las guarderías públicas permanecieron cerradas y los servicios de relleno sanitario y de limpieza no realizaron sus labores habituales.

Para este miércoles está pautada la continuación de la huelga en en Renania del Norte-Westfalia (oeste del país).

EFE / Telesur

Comentar este post