Conversación con Hugo Carter, veterano anarcosindicalista de Concepción

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Entrevista realizada por el compañero Pancho para la Radio Mauricio Morales (Concepción, diciembre 2011).

Nota Radio Mauricio Morales: La siguiente entrevista-conversación fue realizada por un compañero desde Santiago a quien agradecemos su colaboración y solidaridad para con la Radio y el Programa Boikot Informativo. A continuación dejamos la transcripción de la entrevista original.

P es el compa que realizó la entrevista y H.C, quien nos cuenta, entre otras cosas, su visión del anarquismo, su participación en el movimiento anarcosindicalista, en particular en la Federación Obrera del Cuero y Calzado, además de tocar temas contingentes.

P: Buenas tardes a todxs lxs escuchas, buenas tardes a todxs los compas del mundo, de toda esta región que luchan todavía, que todavía creen que se puede destruir y construir una sociedad nueva, a todxs los compañerxs que se niegan a una existencia normal, a una existencia codo a codo al Estado, al capitalismo, a vivir una vida cegada, una vida dentro de la normalidad, dentro del conformismo … bueno acá no estamos con los medios de comunicación del enemigo, los medios de comunicación fascistas, acá estamos con los medios de comunicación popular, [...] pero más que nada que tiene también un respeto a la historia, a nuestra historia que tenemos que mirar y tener ojo de cómo han sido los procesos, que no es algo que salió espontáneo, ahora con todo este movimiento estudiantil, con todas las demandas que se están peleando ahora en forma espontánea en el mundo, como las Células del Fuego en Grecia, tenemos muchos movimientos que están dando la vuelta al mundo, que están generando una explosión y un jaque mate definitivo al sistema capitalista.

Esta no va a ser una entrevista formal, de farándula, para desviar la atención de la gente, esta va a ser una entrevista directa. Acá tenemos a un compañero, a un gran compañero de estirpe, un compañero que tiene mucha categoría y convicción en decir lo que nos va a contar, el compañero Hugo Carter perteneció al Sindicato de Cuero y Calzado acá en Chile, luchó también como nosotros en la calle, tiene mucho que decir, y bueno los dejo con él ahora compañeros de Concepción de la Radio Mauricio Morales, ojalá les guste la entrevista y ¡arriba los que luchan!

H.C: Bueno de partida compañeros, muy buenas tardes, estamos aquí en esta entrevista que me hace el compañero Francisco en virtud de mis años de experiencia, porque en la actualidad tengo yo 81 y voy caminando a los 82, no es mucho los años que me puedan quedar, porque es la etapa más difícil, la edad de los ochenta.

Mi experiencia me hace señalar, y por lo que me explicaba el compañero, que es muy importante manifestar de que hay cierto confusionismo de ciertos compañeros, del punto de vista mío, porque yo también fui joven, tuve inquietudes, fui rebelde por el mismo estado de situación de aquella época y lo sigo manteniendo. Siempre pensaba yo, compañeros, que el anarquismo no es sinónimo de violencia ni de terror, recalco eso que no es sinónimo de violencia ni de terror, para poder convencer a la opinión pública y a los demás, lo que queremos nosotros es crear una sociedad comunitaria libre que se autogobierne con un sistema económico autogestionado.

Por eso que los anarcosindicalistas, del mismo momento en que se hizo la Primera Internacional, donde llegó Bakunin y también llegó Marx, ahí una de las comisiones en la cuál se definió en una posición en que la emancipación de los trabajadores es obra de los trabajadores, el movimiento sindical como clase es fuerte y es poderoso, pero las partes parece como que se confundieron y luchan ellos por su propios intereses, y la mejor forma de destruir esa gran movimiento de masas, que es fuerte y poderoso, claustrando a la inmensa mayoría de la clase trabajadora en las diferentes partes, cuando yo hablo de partes quiere decir partidos, hay un dicho que dice bien claro “la política los divide y el sindicalismo los une”, ya sea por las cosas de inmediato, los anarcosindicalistas siempre consideraron que la mejor tarea para hacer un cambio radical, revolucionariamente, era a través de las organizaciones sindicales. Desgraciadamente el movimiento sindical, las partes se prepararon a su gente para destruir el movimiento fuerte y poderoso como masa, y aquí nos tienen claustrados en la pelea histórica por la chaucha y el peso, que a la larga no nos sirve de nada, porque todos los años tamos siempre con la misma cueca, perdonando la expresión de la palabra, en pelear por la chaucha y el peso, cuando antes que nos den ya nos quitan el aumento y después que nos dan con mayor razón nos vuelven a quitar, entonces seguimos siempre en esa lucha histórica. El movimiento sindical ha caído en manos de los reformistas que están deseosos que las partes los designen como candidatos a diputados, a senadores, etcétera. Sería largo de enumerarlos, además, eso no es niuna solución para la masa de trabajadores y el pueblo, simplemente es mantenerlos ahí y dándose vuelta, y dándose vuelta sin solución de ninguna naturaleza.

Yo hago entender a los compañeros jóvenes que para difundir nuestras ideas, nuestros principios, hay que darse la tarea de participar, si es posible, en las juntas de vecinos, en las organizaciones sindicales, para poder hacer valer nuestras ideas, no tenemos otro recurso, porque pensar en hacer cosas, como se han sucedido desgraciadamente en este último tiempo, compañeros que se desgastan en andar haciendo cosas que más hacen daños a las ideas y no difunden, y la población nos cree que somos verdaderamente criminales, asesinos, que andamos con la bomba en los bolsillos, no compañeros no es eso, por eso que digo yo que el movimiento no es sinónimo de violencia ni de terror, es crear una sociedad comunitaria libre que se autogobierne con un sistema económico autogestionado… no vamos a negar de que cuando la circunstancia lo permite sí se usa la violencia, pero cuando las cosas están para que se produzcan…

P: Disculpe compañero a ese punto yo quería llegar, para que no se malinterprete, porque hoy día la juventud está muy eufórica, la juventud está aún aprovechando un poco de la fábula anarquista de utilizar la violencia como único recurso para llegar a buen puerto, y para llegar a la revuelta y a las revoluciones sociales, cuando en definitiva tiene que ser un complemento, a mi parecer, como joven también, como también viví un contexto en los años noventa de lucha, donde existían los movimientos de bloque los “black block”, los bloques negros, que salían a luchar y que a la vez ellos también trabajaban en sus poblaciones, trabajaban en movimientos sociales y los mismos medios de comunicación y la misma globalización ha metido a este país ideas solamente de violencia, radicalizar todo para que sea más fácil detectar los focos de los movimientos y se deslegitime a la población las ideas anarquistas. Yo se que usted contó su experiencia de haber estado con don Clotario Blest, Oscar Ortiz, Luis Vitale, de haber compartido todos esos procesos sindicales de lucha. Usted también en algún momento de su vida tomó también como opción la violencia, el uso de la violencia… por eso le quería preguntar ahora, compañero Hugo, usted que piensa si las acciones directas que se han hecho hoy en día, las acciones iconoclastas como se puede llamar, a los bancos, a todo lo que son los símbolos del poder que nos somete, si usted cree que son válidas, si se enganchan un poco con la propaganda social que se pueda dar en una población o con la propaganda que se pueda dar en la educación de nuestra gente, para poder legitimar nuestras acciones, que piensa usted de las acciones concretas.

H.C: Mire lo que se ha producido ahora último dentro del conflicto de los jóvenes estudiantes, la verdad es que partió todo muy bien compañero, estoy de acuerdo, pero desgraciadamente hubo un sector que quería hacer notar de que ellos pertenecían a una parte y de que lo que estaban haciendo eran los acuerdos que había tomado esa parte, y yo entiendo de que el alumnado ya sea en el plano universitario o secundario mayormente no todos pertenecen a las partes, son ciertos compañeros, muchas veces esa forma de que se han estado por no decir sacándose la mascareta de que vienen de diferentes partes, le hacen daño a la misma lucha, deben de pensar los compañeros como sector de clase que son estudiantes y nada más que eso hacer valer, ahora las acciones revolucionarias que se puedan producir, sí, es conveniente, pero ante todo también los compañeros tienen que asumir, porque si no nos organizamos entre nosotros mismos, no tenemos contacto con otros colectivos para ir viendo los acontecimientos, bueno en vano se hace el trabajo porque si llega a producirse un cambio, desgraciadamente nosotros no nos hemos preparado, entonces vienen las partes interesadas y toman el control del movimiento, entonces no podemos seguir siendo los mismos quijotes de siempre, que siempre estamos al frente de todas las luchas, porque el movimiento anarquista a través de la historia contemporánea, en todas las luchas, en todas las revoluciones han estado los anarquistas, están desde la época sin necesidad de que el hombre se haga decir que es anárquico, que es un acrático o lo que sea, sus acciones sí dan para pensar que son de ideas anárquicas sin necesidad de mencionarse, pero aún todavía no estamos mayormente preparados, mientras no estemos ocupando las diferentes cosas, por ejemplo yo aquí agradezco al compañero que es presidente de una junta de vecinos, que nos ha facilitado el local para reunir y analizar las diferentes cosas que suceden en la actualidad, eso es lo conveniente, que los compañeros, porque hay muchos compañeros que una vez que obtienen el título profesional se olvidan de las ideas y algunos después al correr del tiempo lo hemos encontrado que son hasta renegados de los principios, porque se acuerdan y dicen “ah, yo cuando era cabro era tan loco que” (le ponen precio a las ideas), entonces se olvidan y eso es lo que no queremos que suceda, y nunca debiera de suceder, y que el compañero llegue a tener su título pero siempre pensando de que él en su juventud fue un joven rebelde, luchador, para poder sacar su tarea personal y poder hacer un cambio radical a esta sociedad, que está totalmente destruída.

Todos sabemos, de que hay para miles de punto de vista que hay tres tipos de economía, está la economía centralizada que la tuvo la Unión Soviética, y que desgraciadamente para ellos y que perjudicó al mundo entero, se destruyó por mantener una máquina burocrática terrible, de tener un tremendo ejército, en la cual había que vestirlos, alimentarlos y plata pal bolsillo para aquellos soldados o gente que está ahí, policiaca y todo eso, a costa de los trabajadores que trabajaban en las minas, en las metalúrgicas y en diferentes actividades, ellos ponían esfuerzo y sacrificio y todas las ganancias para mantener a un ejército, eso no debiera ser en un cambio radical de nuestras ideas, qué pasó, que fracasó, y tenemos actualmente una economía del neoliberal que está más agujereado que no sé qué, que está que ya cae, entonces es más válido el sistema económico autogestión. Por eso, está la centralizada, está la economía neoliberal y el sistema autogestión, que lo llevó muy bien en cierta etapa el mariscal Tito en Yugoslavia, si mal no recuerdo Tito tuvo una diferencia con Stalin y en virtud de eso se salió del Pacto de Varsovia, entonces él quiso hacer una economía a su país que no fuera ni pro soviética, ni pronorteamericana, fue así como acudió, por la historia que yo he sabido, a los grupos anárquicos y ellos desarrollaron el sistema autogestión, pero cuando funcionó a las mil maravillas, pero cuando los compañeros le pidieron que hubiera mayor amplitud para seguir desarrollando el sistema de autogestión, desgraciadamente el mariscal Tito dijo que ante todo él era marxista y creía en el Estado, ese Estado que los compañeros marxistas siempre han dicho el Estado socialista, y que a la larga o a la corta usan los mismos argumentos de la burguesía, el aparataje represivo (bueno es un maldito vicio el Estado para los… ) claro exactamente, entonces no da. En cambio en el sistema autogestionado la empresa y la industria pasan directamente a la propiedad de los trabajadores y no del Estado como sucedió en la Unión Soviética, que puede ser una gran gesta, que hubo una gran revolución, que el movimiento anarquista aportó el máximo posible en esa revolución y que el más sanguinario los liquidó, bueno a la postre los trabajadores no eran dueños de ninguna cosa, era el Estado y el Estado vendió y bueno ahí tenemos calamitosamente ese pueblo, no sé si estarán luchando, porque no he tenido información, o hacerse nuevamente para poder llegar a ser algo más positivo.

P: Bueno el caso de Yugoslavia fue muy triste porque después de Tito, quedó al desamparo, quedó como se puede decir, lo utilizaron los poderes capitalistas por un lado y los comunistas por otro lado, los tiraron pa’ la pata y el combo como se dice..

H.C: Ellos nunca van a estar de acuerdo con el sistema de autogestión porque se termina lo que es, todo lo que es (la globalización, las burocracias) claro y se termina el patrón oro pa ciertos grupos de gente (económicos) que tienen intereses, yo creo compañero, antes, porque no creo que sea muy larga la entrevista.

P: Disculpe compa, yo quiero hacer la última pregunta, de su experiencia personal, con respecto a las luchas callejeras, a las luchas sociales, que usted trae en el cuerpo y trae en su corazón, que me cuente un poco de su experiencia como sindicalista y luchador social.

H.C: Claro, dentro de la Federación del Cuero y el Calzado los grupos anárquicos, por ejemplo, hicieron para conquistar un beneficio a los trabajadores, se ocuparon las industrias,  o sea, hubo una ocupación de fábrica, no de toma que es diferente. En qué consistía: hay una diferencia entre la toma y la ocupación, la toma se tomó la industria pero nada más po, pero la ocupación es lograr el objetivo y el objetivo cual era, precisamente tener un fondo de indemnización por la producción que se producía, para tener un beneficio de diferentes condiciones, porque no daba más tampoco, cuestión que fue muy criticada por los miembros del PC [Partido Comunista], porque consideraba que se había puesto en peligro a la masa trabajadora en hacer una ocupación de fábrica, pero sí que su militancia y su gente disfrutaron de lo más bien de los beneficios que hicieron los grupos anárquicos dentro de la Federación del Cuero. Desde ahí nosotros no conformes con eso, tuvimos los grupos anárquicos, ya sea cuero y calzado, el gremio gráfico, a través del compañero Pedro Nolasco Arratia, un gran dirigente gráfico, fallecido hace ya muchos años, la Federación del Cuero, Ernesto Miranda Rivas, un gran luchador, un gran dirigente, fundador dela Central Única de Trabajadores, y el Gremio de Estucadores, que era otro gremio luchador y fue uno de los pedestales para la formación de la Central Única, desde ahí con Clotario Blest, en virtud de las diferencias que se tenía con los sectores del PC, que la quería controlar, se organizó lo que se llamó el Movimiento de Fuerzas Revolucionarias compuesto por grupos trotskistas, anarquistas, grupos rebeldes de corte marxista, y a la postre bueno todos conocen la historia de que después de ahí vinieron los compañeros de Concepción, Luciano Cruz y otros compañeros que no me acuerdo en este momento y se hizo un congreso en el local de San Francisco, que era el local del movimiento de los anarcosindicalistas, que era el Movimiento 7 de Julio del año 1955 que se hizo un paro nacional inmensamente grande, que nunca jamás se pudo hacer a través dela Central Única de Trabajadores… se hizo el congreso y ahí se tiraron las bases para nacer el MIR, los anarquistas en el MIR llegaron hasta ahí, porque nosotros por principios no aceptamos la jerarquía, entonces los compañeros, ellos no p’o, ellos son partidarios de la jerarquía, entonces logramos retirarnos, pero eso no fue, nosotros no integramos el MIR propiamente porque dejamos el movimiento abandonado, no po, seguimos en la misma lucha hasta el final, que nuestros compañeros fueron desapareciendo por cosas naturales, y la dictadura desgraciadamente los liquidó a muchos y a todo el movimiento sindical, hasta que después cayeron en manos, el sindicalismo, de reformistas como hay actualmente ahora, que Arturo Martínez, un hombre corrupto totalmente, pensaba él en traer a la Central Unitaria, porque ya no estamos hablando de la Central Única sino de la Central Unitaria, ir al parlamento, en el parlamento los trabajadores desgraciadamente no tienen nada que hacer ahí, porque hay otra gente, que son de peso pesado, entonces el trabajador se lo comen, se lo absorben, como desgraciadamente los pobres, los pueblos pobres, el material humano es vendible…

P: Compañero, disculpe, en honor a la hora, en honor, con todo respeto la edad que usted tiene, ochenta años de lucha, ochenta años de vigor, ochenta años de llevar la lucha sin claudicar y sin corromperse como usted dice, personas que atraviesan el tiempo y la comodidad de querer estar en alguna jerarquía, porque fácilmente mejor usted hubiera postulado en un partido político y tendría algún cargo ahora, sería uno de todas esas momias, esos dinosaurios que están en el congreso ahí, esos vejestorios que están en el congreso y sin hacer nada, en cambio usted tiene una vitalidad de un Quijote realmente, sin exagerar ni nada, porque para que los compañeros entiendan en Concepción, estamos acá en una interacción muy hermosa, de jóvenes que tienen la historia actual en el frente, y que están en las barricadas y que salen a luchar. Y estamos compartiendo con un compa de ochenta años acá, un compa que realmente parece de dieciocho más que ochenta años, acá luchando y teniendo una memoria y una visión súper lúcida de nuestra historia y no sé, yo creo que la entrevista ha sido súper grata, ha sido un honor conversar con usted compañero, me gustaría que usted digiera las últimas palabras de reflexión y un mensaje para todos los jóvenes de esta región chilena antiautoritaria con respecto al movimiento en general, cuales son sus reflexiones…

H.C: Mi reflexión, mis últimas palabras, yo le diría a los compañeros de Concepción que si hay diferentes colectivos libertarios, me imagino que debe haber, deben tener contacto de uno a otros para planificar y eso no quiere decir que se controlen unos a otros, no, simplemente para ponerse de acuerdo, cada colectivo actúa a su manera como cree conveniente, pero es muy importante la unidad entre los mismos colectivos, para ver, planificar o hacer análisis sobre diferentes cosas, por si algún día hay alguna cosa, que no estén los compañeros aislados, sino que muy unidos por diferentes causas y tengan reuniones permanentes entre ellos, analizar, esa es mi primera impresión. Y sigo insistiendo en invocar a la opinión pública que el movimiento anarquista no es sinónimo de terror ni de violencia, es crear una sociedad comunitaria libre que se autogobierne con un sistema económico autogestionado.

No nos olvidemos de que la declaración de principios dela Central Única de Trabajadores, cuando se hizo la constituyente del año 1953, precisamente esa declaración de principios todas las partes la aceptaron porque tenían terror de que llegara un personaje siniestro cómo fue Carlos Ibáñez del Campo, que en la época del año 30, este hombre asesinó mucha gente, y tanto así que en cierta oportunidad fueron unos compañeros dela Central Única a entrevistarse con él por problemas de organización, tuvo el descaro y la desfachatez de preguntar a cada uno de qué militancia era, y cuando llegaron al lado donde Ramón Domínguez, que es nuestro compañero que falleció, le dijo usted de qué es, soy de anarcosindicalistas, ah y todavía quedan, como diciendo “y todavía quedan”, cuando él bajo el disfraz de decir que, perdonando la expresión de la palabra, que él fondeaba a los maricones, para él los únicos maricones eran para él los hombres de ideas sociales y ahí mató mucha gente nuestra, ese tiempo los partidos políticos aceptaron la declaración de principios de la constituyente, que sería muy importante que si los compañeros lograran tenerlo que lo lean, donde dice consejo directivo a través de Clotario Blest, a través de Ernesto Miranda, a través de otros compañeros, como el compañero Arratia y no me acuerdo los demás compañeros, Poblete y otros compañeros, se daban una tarea en la cual iban a reemplazar a los partidos hacia la toma del poder, es cuestión de leer y ahí verán compañeros apenas se levantaron las partes inmediatamente cambiaron la declaración de principios, por qué, porque cuando se constituyó la Central Unica no existía la Democracia Cristiana, sólo existía la Falange, y después en su congreso, de entre ellos, llegaron transformados en democratacristianos y lo primero que exigieron cambiar la declaración de principios. Pregunte ahora qué declaración de principios tiene la Central Unitaria, no tiene niuna, no hay, porque yo la he preguntado y no hay… por lo tanto, compañeros, es muy importante que los compañeros que tienen posibilidad de ocupar cargos ya sea en las organizaciones sindicales, ya sea profesional, obrero o campesino, lo que sea, que estén ahí integrando las directivas, para ver y fijar líneas derechas, ahí vacía su pensamiento de cada individualidad, de cada compañero, de cómo enfoca el anarquismo, y no lo estamos enfocando en ir a poner una bombita aquí, otra bombita allá, eso se hará cuando las cosas corresponden, pero por el momento hay que difundir los principios, que lo que queremos, que la gente sepa, bueno que lo quieren los anarcosindicalistas, precisamente una sociedad comunitaria libre que se autogobierne con un sistema económico autogestionado, es todo lo que puedo decir compañeros

P: Muy bien compa Hugo fue realmente un agrado, en honor al tiempo cómo decía recién, quedaron muchas preguntas en el aire, a lo mejor será para otra oportunidad, pero este testimonio es algo súper importante, este testimonio es carne viva de tener un compa acá en la población trabajando con nosotros, un compa que apoya todas las acciones, el tiene su visión al respecto nosotros tenemos nuestra visión como jóvenes hoy en día, que la destrucción es ahora que no hay que esperar, pero yo creo que complementando todas las visiones se crea organización y se crea una fuerza que va llegar a hacer temblar al poder, y hacer de que todos estos hijos de puta, por decirlo bien, de una vez por todas entiendan de que la sociedad está temblando, de que la sociedad está creando la revuelta y de que vamos a llegar hacia una sociedad nueva, cómo dice usted autogestionada y libre, arriba los que luchan compañeros, fue un agrado haber estado con usted, buenas noches…

A los compañeros de Concepción

¡Fuerza y resistencia!

 

A la izquierda marcha Hugo Carter, durante la conmemoración del 1º de Mayo, en la Alameda de Santiago (2011)

Destacados y enlaces corresponden a edición de El Ciudadano.

[Texto de origen externo, publicado en Archivo Histórico La Revuelta]

Incorporado a este medio por (no es el autor):

Leonel Retamal

El Ciudadano

Comentar este post