Costa Rica: campesinos y ecologistas presentan libro sobre impactos de la expansión piñera

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

Violaciones de todo tipo

Costa Rica: campesinos y ecologistas presentan libro sobre impactos de la expansión piñera

Descargar: MP3 (4.3 MB)

Se acaba de presentar en Costa Rica el libro “Azúcar Roja, desiertos verdes”, elaborado por representantes de varias organizaciones sociales e instituciones principalmente latinoamericanas y que se centra en las consecuencias de la implantación de diversos monocultivos en la región.

El informe habla especialmente sobre la forma en que ese modelo productivo ha conducido a graves violaciones de varios derechos humanos fundamentales de las comunidades cercanas a las plantaciones.

En Costa Rica el trabajo lo dieron a conocer el 3 de mayo organizaciones ambientalistas y campesinas, en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional, en la ciudad de Heredia. El informe de ese país fue realizado por el Centro de Derecho Ambiental y de los Recursos Naturales, y enfatiza los impactos negativos de la producción de piña a gran escala a nivel nacional. Se destacan, entre esos impactos, las violaciones de los derechos de las comunidades locales a la salud, al ambiente sano, al agua potable, a la alimentación, a la vivienda y a la vida.

El estudio “tico” señala que la producción de piña a gran escala comenzó a fines de los años ochenta en la zona sur, cuando la empresa Pindeco, subsidiaria de la transnacional Del Monte, se instaló e inició la utilización de un paquete tecnológico con el objetivo de producir la mayor cantidad de piña posible por hectárea. Años después vecinos y vecinas de los monocultivos empezaron a denunciar las consecuencias de ese modelo.

En la presentación del informe en Heredia estuvo el corresponsal de Radio Mundo Real en Costa Rica, Henry Picado. En la actividad, el campesino José Oviedo, de la Unión Nacional de Productores Agropecuarios Costarricenses (UNAG)-Vía Campesina Costa Rica, apuntó que “los agronegocios en manos de las transnacionales no se dedican a producir alimentos”. Solamente producen “postres y en condiciones sumamente perjudiciales para las comunidades” de las zonas en las que operan, agregó.

Por su parte, la representante del Frente Nacional de Sectores Afectados por la Producción Piñera, María Cascante Rojas, habitante de El Cairo de Siquirres, en la provincia de Limón, puntualizó que en su comunidad todos los días llega por medio de las cañerías de agua un cóctel de 22 agrotóxicos. Señaló además que las comunidades de El Cairo, Luiciana y La Francia reciben desde hace cuatro años agua por medio de un camión cisterna, que pasa cada dos o tres días por esas zonas.

La presentación del libro en Heredia fue dedicada a la memoria de Carlos Arguedas Mora, dirigente sindical y ecologista afectado por agrotóxicos de la industria bananera, fallecido a fines del año pasado. Arguedas dedicó gran parte de su vida a la defensa de personas y comunidades afectadas por los monocultivos.

El dirigente, líder de la comunidad de Siquirres, fue víctima también de la criminalización de su protesta: fue demandado luego que denunciara la contaminación de mantos acuíferos con agrotóxicos de los agronegocios. La representante del Centro de Derecho Ambiental y de los Recursos Naturales, Soledad Castro, aseguró que “a Carlos lo demandó la empresa piñera Del Monte (con contrato con la empresa nacional Hacienda Ojo de Agua) por decir algo que hasta las instituciones públicas han dicho, que el agua estaba contaminada”. “Lo demandaron como una forma de amedrentarlo y que tuviera miedo. Pero él justamente decía que (las empresas) le tenían miedo porque él no lo tenía”.

 


Foto: http://www.flickr.com/photos/amigos...

(2011) Radio Mundo Real

Comentar este post