Crisis en Grecia obliga a familias a abandonar a sus hijos

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

  • Al menos cuatro niños fueron abandonados a las puertas de una institución en las últimas dos semanas. (Foto: Archivo)

La crisis económica y financiera que actualmente afecta a Grecia ha generado una depresión social al llevar a muchas familias a renunciar a lo más preciado que tienen: sus hijos. En los últimos dos meses, varios niños han sido abandonados a las puertas de instituciones religiosas, según contó un sacerdote ortodoxo que dirige un centro para jóvenes sin recursos.

El padre Antonios, que dirige el centro, encontró cuatro niños abandonados a las puertas de su institución, uno de ellos era un bebé de apenas pocos días de nacido.

Una de las menores a cargo del padre Antonios es Natasha, una niña de dos años de edad que su madre trajo al centro hace dos semanas.

"La mujer estaba desempleada, no tenía donde vivir y necesitaba ayuda, pero antes de que el personal la pudiese ayudar desapareció y abandonó a su hija", señaló el cura.

Otra organización de caridad recibió la visita de una pareja, cuyos gemelos fueron internados en un hospital por malnutrición. La madre sufría desnutrición y por ende no estaba en condiciones de amamantarlos, informó una agencia de noticia internacional.

La agencias de noticias BBC reseñó que antes de Navidad, una maestra en Atenas (capital griega) encontró una nota junto a una de sus estudiantes, de cuatro años, que decía "hoy no vendré a buscar a Ana porque ya no puedo mantenerla (...) Por favor, hazte cargo de ella. Lo siento. Su madre", decía la misiva.

Otro caso de abandono de infantes por la crisis en Grecia, ha sido el de una  mujer llamada María, a la que la pobreza obligó a separarse de su niña. La madre soltera perdió su trabajo y estuvo desempleada durante más de un año.

"Lloraba todas las noches ¿Pero qué podía hacer? Me partió el corazón, pero no tenía otra opción", contó María a la agencia de noticias.

  • En Grecia se han gestado masivas protestas contra las medidas de ajuste. (Foto: EFE)


En el articulo se relata que María se pasaba el día buscando empleo. "Muchas veces regresaba ya entrada la noche y eso significaba que su hija de ocho años, Anastasia, pasaba todo el día sola". Las dos se alimentaban de la comida que les daba la Iglesia. María perdió 25 kilos.

En la primera semana de este mes de enero, el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la entrega de dos mil millones de euros (dos mil 536 millones de dólares) de "ayuda" para "frenar" la crisis en Grecia, lo que corresponde la sexta parte de un préstamo por 30 mil millones (40 mil 201 millones de dólares) acordado en mayo de 2010.

Esta "ayuda", sin embargo, ha estado acondicionada con la aplicación de medidas de ajuste que han afectado a la población griega.

Las medidas incluyen reducción de salarios y pensiones en el sector público, así como el aumento de impuestos, que han provocado manifestaciones en los últimos meses por parte de la población contra el ajuste.

Recientemente, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirmó que las políticas de austeridad, como las llevadas a cabo en España y Grecia; no sólo amenazan con aumentar el desempleo en esos países europeos sino que además  ponen en peligro la recuperación económica de la población.

 

teleSUR-BBC/kg-MM
Telesur
Crisis europea

Acosados por el hambre, griegos comienzan a abandonar a sus hijos en asilos, en parroquias, en los colegios

De toda Europa, los griegos están entre los países que aún conservan un fortísimo lazo afectivo con los hijos, la familia sigue siendo importante, e incluso no poder cuidar los hijos es socialmente poco aceptable.

Lunes 16 de enero
Grecia pobreza afp

Un hombre durmiendo afuera de una tienda en Grecia / AFP

Pero la crisis está más allá de toda concepción social y en las últimas semanas las autoridades denuncian cuadros que no se conocieron ni siquiera durante la ocupación nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Después que Grecia pasara de ser el país con menos suicidios de toda Europa, al de más suicidios por número de habitantes en 2011, ahora una nueva tragedia conmueve a la población.

Los griegos empezaron a abandonar a sus hijos.

Acosados por las penurias económicas, de tal tenor que ya no pueden ni siquiera darles de comer, los griegos han comenzado a abandonar a sus hijos en asilos, en parroquias, en los mismos colegios a los que los envían, argumentando en todos los casos igual catástrofe: no pueden ya ni darles de comer.

Situación crítica

Los directores de SOS Children´s Villages, una organización internacional de ayuda a niños abandonados, está denunciando por estas horas que la situación es mucho peor de lo que las autoridades han querido reconocer.

Hay asilos que ya no pueden recibir más niños y, sin embargo, a sus puertas aparece un día si y otro también algún bebe abandonado.

“Muchos están hasta bien vestidos, otros desnutridos y descuidados, pero todos coinciden en algo: tienen una nota diciendo que la crisis le hace imposible, a su madre generalmente, mantenerlo, piden perdón a la gente, a Dios, y lo encomiendan a la misericordia” dice Stergios Sifnyos, representante de SOS en Atenas.

Casos dramáticos

En los últimos dos meses, varios niños han sido abandonados a las puertas de instituciones religiosas, según contó un sacerdote ortodoxo que dirige un centro para jóvenes sin recursos

 

La crisis económica y financiera que actualmente afecta a Grecia ha generado una depresión social al llevar a muchas familias a renunciar a lo más preciado que tienen: sus hijos.

En los últimos dos meses, varios niños han sido abandonados a las puertas de instituciones religiosas, según contó un sacerdote ortodoxo que dirige un centro para jóvenes sin recursos.

El padre Antonios, que dirige el centro, encontró cuatro niños abandonados a las puertas de su institución, uno de ellos era un bebé de apenas pocos días de nacido.

Una de las menores a cargo del padre Antonios es Natasha, una niña de dos años de edad que su madre trajo al centro hace dos semanas. “La mujer estaba desempleada, no tenía donde vivir y necesitaba ayuda, pero antes de que el personal la pudiese ayudar desapareció y abandonó a su hija”, señaló el cura.

Otra organización de caridad recibió la visita de una pareja, cuyos gemelos fueron internados en un hospital por malnutrición. La madre sufría desnutrición y por ende no estaba en condiciones de amamantarlos, informó una agencia de noticia internacional.

La agencias de noticias BBC reseñó que antes de Navidad, una maestra en Atenas (capital griega) encontró una nota junto a una de sus estudiantes, de cuatro años, que decía “hoy no vendré a buscar a Ana porque ya no puedo mantenerla (…) Por favor, hazte cargo de ella. Lo siento. Su madre”, decía la misiva.

Otro caso de abandono de infantes por la crisis en Grecia, ha sido el de una mujer llamada María, a la que la pobreza obligó a separarse de su niña. La madre soltera perdió su trabajo y estuvo desempleada durante más de un año. “Lloraba todas las noches ¿Pero qué podía hacer? Me partió el corazón, pero no tenía otra opción”, contó María a la agencia de noticias.

En el articulo se relata que María se pasaba el día buscando empleo. “Muchas veces regresaba ya entrada la noche y eso significaba que su hija de ocho años, Anastasia, pasaba todo el día sola”. Las dos se alimentaban de la comida que les daba la Iglesia. María perdió 25 kilos.

En la primera semana de este mes de enero, el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la entrega de dos mil millones de euros (dos mil 536 millones de dólares) de “ayuda” para “frenar” la crisis en Grecia, lo que corresponde la sexta parte de un préstamo por 30 mil millones (40 mil 201 millones de dólares) acordado en mayo de 2010.

Esta “ayuda”, sin embargo, ha estado acondicionada con la aplicación de medidas de ajuste que han afectado a la población griega.

Las medidas incluyen reducción de salarios y pensiones en el sector público, así como el aumento de impuestos, que han provocado manifestaciones en los últimos meses por parte de la población contra el ajuste.

Recientemente, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirmó que las políticas de austeridad, como las llevadas a cabo en España y Grecia; no sólo amenazan con aumentar el desempleo en esos países europeos sino que además ponen en peligro la recuperación económica de la población.

LARED21/Telesur

 

Grecía: niños abandonados en asilos
No volveré a por Ana. No tengo dinero. No puedo criarla. Lo siento. Su madre".

Los lobos son animales sociales. La manada de lobos tiene una estructura jerárquica en la que cada individuo ocupa su lugar de acuerdo con su edad, fuerza e inteligencia. Los lobos colaboran, por ejemplo, para la caza de mamíferos como el alce, el ciervo o el jabalí. La ventaja de los lobos es su resistencia, que les permite agotar a sus presas. Los lobos son capaces de correr durante horas, y de turnarse en la persecución hasta lograr un ataque fructífero en común, por ejemplo, contra un gran jabalí. Los lobos se comunican mediante aullidos.

Hay otros muchos mamíferos sociales, que también colaboran en la caza, como las hienas, los leones, y las orcas. Las orcas se suelen agrupar en manadas matrilineales, con una hembra de guía, más sus crías y las crías de sus hijas hembras. Los machos se reproducen siempre fuera de su manada de origen. Las orcas cazan peces y mamíferos marítimos, generalmente mediante el trabajo concertado para acorralar y cansar a las presas. Se atreven lo mismo con tiburones que con bancos de arenques, con focas que con ballenas azules. Las orcas fueron denominadas "asesinas de ballenas" por los balleneros españoles, pero en la traducción al inglés se empleó el término "ballenas asesinas". Las orcas son capaces de cazar al otro mamífero marino tan rápido como ellas, la marsopa, mediante la cooperación y gracias a su mayor resistencia. Las orcas tienen un lenguaje complejísimo, característico de cada manada, con clicks, llamadas y silbidos.

Los humanos somos también animales sociales. Para Aristóteles, y antes para Platón, el hombre es necesariamente un animal social y político. Es decir, el todo exige a las partes; las partes son los individuos, integrados en la familia. El lenguaje justifica esa ligazón, ese ser en común, pues existe naturalmente y sólo se justifica por la interacción entre varios individuos. La agrupación humana desemboca en un Estado que pretende el establecimiento de leyes justas que permitan el bien de los habitantes, de sus vidas y su desarrollo intelectual.

La convivencia armónica de los seres humanos se basa en un capital social, en un conjunto de redes, normas, reconocimientos y sanciones que facilitan el desarrollo de los individuos y de los grupos.

 
"No volveré a por Ana" (la familia)

Un mantra de las teorías del capital social es "no importa lo que conoces; importa a quién conoces". Y en cierta forma es cierto. Bien se ve con las "amistades peligrosas", por ejemplo. Lo rumia Sancho Panza, cuando reflexiona sobre ser más mentecato que el propio Don Quijote, pues le acompaña y hace cierto el refrán de "dime con quién andas, y decirte he quién eres". Lo demuestra la "externalidad positiva" que muchos padres buscan al llevar a sus hijos a colegios de élites; no se trata de lo que aprendan, sino de con quién lo aprendan. En España tenemos ejemplos varios de tales "redes", de tal capital social.

Ser pobre es, precisamente, no tener amigos, ni conocidos, ni redes de apoyo. Ya se sabe, hablando apropiadamente, ni amigos, ni conocidos, ni redes de apoyo que ayuden a resolver los problemas. Se ve bien en Grecia, donde los niños están acabando en instituciones de caridad, por el fracaso de los padres empobrecidos y en paro, por el aumento del alcoholismo y otras drogadicciones, por las familias que acaban viviendo como vagabundos en las calles, por el desastre del capital social que llega a mínimos inadmisibles. Lo expresa bien la nota que acompañaba al niño abandonado en la puerta de un asilo: "No volveré a por Ana. No tengo dinero. No puedo criarla. Lo siento. Su madre".

http://www.guardian.co.uk/world/2011/dec/28/greek-economic-crisis-children-victims

Los niños son parte del capital social. Los niños son el futuro de la sociedad. Pero en Grecia tener hijos significa pagar más impuestos. Increíble pero cierto; es la forma de resolver la crisis económica y obtener más ingresos, con graves consecuencias en salud:

 
El problema es más agudo y antiguo en los EEUU, donde más de un millón y medio de niños viven sin hogar:
 

En España las ayudas a las familias son irrisorias, hasta el punto de que la carencia de capital social a este respecto hace respetable la "esterilidad económica voluntaria". Por eso, las mujeres renuncian a tener más de un hijo, y aceptan tenerlo entre los 35 y los 40 años, en contra de sus deseos y de la Naturaleza. En otros países se apoya a la mujer y a la familia, y se consigue en Noruega, por ejemplo, que el 80% de las mujeres trabaje y que el 82% tenga al menos un hijo menor de 10 años. En Alemania, por cada hijo se ayuda con 150 euros mensuales, hasta los 18 años (o los 25, si estudia), como recuerda Pepe Martínez:

 
Estado de Bienestar

Precisamos unirnos para conseguir cumplir con la aspiración de Aristóteles, de un Estado que pretenda el establecimiento de leyes justas que permitan el bien de los habitantes, de sus vidas y de su desarrollo intelectual. Puesto que somos seres sociales, la unión nos da seguridad. Al establecer una red de beneficios mutuos, de "hoy por tí, mañana por mí", construimos capital social, evitamos la exclusión social. El capital social se basa en el lenguaje, que permite que nos comuniquemos.

El Estado de Bienestar beneficia tanto a las clases pobres como a las clases medias. El desmantelamiento del Estado de Bienestar sólo beneficia a las clases altas, cuyos miembros siempre "conocen a quien interesa". El Estado de Bienestar asegura que sea el mérito lo que promocione al individuo, no su pertenencia a grupo alguno, como comentan en el British Medical Journal:

 

Cuando se desmorona el Estado de Bienestar se desintegra un capital social que en Europa es centenario, y construido con el sudor de generaciones que entendieron que era justo y necesario 1/ apoyar a las familias y a sus hijos, 2/ establecer una estructura educativa de calidad para todos, 3/ facilitar el acceso a servicios sanitarios según necesidad (y no según capacidad-deseo de pago) mediante un sistema sanitario público de cobertura universal con escasos o nulos pagos en el lugar de la prestación de servicios, 4/ redistribuir la riqueza y facilitar las comunicaciones, el transporte, el comercio y la actividad económica, y la participación democrática de todos en la cosa pública y 5/ crear un sistema de subsidios de desempleo y de pensiones que asegure el futuro.

El Estado de Bienestar lo creamos entre todos con la solidaridad social y el pago de impuestos. No nos regala nadie el Estado de Bienestar, y no se justifica su destrucción por la necesidad de ayudar a los bancos privados imprudentes, con sus préstamos locos a los promotores y constructores de vivienda, y con los políticos del PPSOE declarando en su día, sin parar, en contra de los evidente, que "no hay burbuja inmobiliaria alguna", "habrá un "aterrizaje" suave del boom inmobiliario".

 
Juan GérvasEl Estado de Bienestar da seguridad, y con ello incrementa la salud. El capital social, también contribuye a la salud:
 

Pero el capital social puede verse desde una estrecha mira capitalista que apoye el bienestar sólo en cuanto "productivo", sin más, y en ese sentido es temible, y por ahí va la crítica de Ben Fine:

 

Cuando los políticos toman medidas que corroen el sistema sanitario público de cobertura universal están desmantelando el Estado de Bienestar, están considerando el capital social sólo en los mínimos. Los médicos tenemos una grave responsabilidad al admitir esos recortes y esos co-pagos indiscriminados. Somos animales sociales y políticos, y como tales habría que actuar para defender leyes justas y al Estado de Bienestar.

 

¿Tendremos que leer lo de "no volveré a por Ana" para finalmente conmovernos y reaccionar?

Juan Gérvas (jgervasc@meditex.es) es médico general y promotor del Equipo CESCA (www.equipocesca.org)

Comentar este post

Néstor 01/17/2012 23:46


Ahora que en Grecia se ha desatado una crisis descomunal, muestran en una foto a un hombre durmiendo en la puerta de un negocio.


Realmente no es agradable sin duda, es tristísimo, pero, por cientos aqui en nuestro Uruguay duermen en los portales, en las calles, comen de la basura, etc., y eso que este gobierno se jacta de
haber bajado la pobreza a niveles nunca vistos y a un % de desempleo casi inédito, en fin "en Uruguay nos quejamos de llenos nomás", mirá si nos tocara vivir como los griegos....que joder!!!!