Cuba aboga por el reconocimiento de Palestina como Estado de pleno derecho en la ONU y la UNESCO

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

asiento-palestina-onuEl ministro cubano de Educación Superior, Miguel Díaz-Canel, calificó hoy de “justo” que Palestina sea aceptada como Estado de pleno derecho en la ONU y en la UNESCO, porque, a su juicio, la lucha de ese pueblo “merece ser reconocida” en todas las organizaciones internacionales.

“Palestina merece ingresar en la UNESCO”, dijo en un encuentro con la prensa al margen de su participación en la XXXVI conferencia internacional de ese organismo, que durante esta reunión, que se clausura el próximo 10 de noviembre, votará la petición de ingreso palestina.

“Es justo que se reconozca su admisión”, indicó el representante cubano, que solicitó que como parte de esa eventual adhesión “haya una mirada de la UNESCO hacia ese pueblo que durante tantos años ha vivido una situación tan compleja”.

“Es un pueblo al que todos debemos apoyar en materia de educación, ciencia y cultura, para que pueda recibir esos derechos, y para que la UNESCO sea un espacio donde pueda plantear sus necesidades y problemática en ese campo”, indicó el titular cubano de Educación Superior.

Y tal admisión, añadió, “debería extenderse” al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, porque a su juicio “la lucha del pueblo palestino merece el reconocimiento en todas las organizaciones internacionales”.


(Con información de Prensa Latina)

Cubadebate

Etiquetado en Internacional

Comentar este post

roberto dante 10/28/2011 14:49



roberto dante


Lanús, Argentina 28/10/11


El discurso del Ministro de Educación Superior Miguel Díaz-Canel en la UNESCO. me produce sentimientos y
conceptos contradictorios. Es sin dudas una pieza de oratoria de primer nivel. Claro y preciso en sus declaraciones.


Cito algunos párrafos que creo vale destacar:


“La crisis del sistema capitalista es sistémica y multisectorial. Es crisis financiera,
económica y social, y también ética.” Es de una precisión inobjetable.


“La única ofensiva que no pueden librar sus armas ni sus voraces empresas, la única contienda legitima que no están
dispuestos a emprender, es la necesaria contra el hambre, el analfabetismo, la incultura y la pobreza para, efectivamente, democratizar la democracia, proteger a los excluidos y cambiar el actual
orden mundial.”


“Es en la UNESCO donde deben levantarse las armas de la educación, la ciencia y la cultura para luchar por la paz y
la compresión mutuas, para que las bombas dejen de matar y mutilar a los seres humanos, para que no se destruyan las escuelas, ni los museos, para que la ciencia progrese en los laboratorios y la
cultura enriquezca el mundo espiritual”


“La educación tiene que ser la verdadera prioridad de prioridades, tanto en el compromiso político como
financiero.” El que quiere oír que oiga.


“La 36 Conferencia General debe dejar sentadas las pautas del cambio y del reposicionamiento de la UNESCO en el
sistema multilateral”.  Sería un cierre cercano a la perfección, pero...


Continúa con: “La Conferencia debe pronunciarse además, y esperamos lo haga de manera clara e inequívoca, respecto
a un asunto de trascendental importancia: la admisión de Palestina como Estado miembro de la UNESCO” (...) “Cuba desea reiterar su firme y decidido apoyo a la solicitud de Palestina, y espera que
la decisión de su ingreso a la UNESCO contribuya a los objetivos de la paz y la universalidad que animan a nuestra organización.”


Pero, ¿que CLASE de Estado Palestino se está defendiendo?


Recuerdo el artículo publicado en CUBADEBATE, Política, 26 Julio 2011: “Cuba a favor de estado
palestino en Medio Oriente”, donde el Encargado de Negocios A.I. de Cuba ante Naciones Unidas en Ginebra, Rodolfo Benítez  expresaba la tesis del Gobierno cubano al afirmar que:
“ La política de asentamientos impulsada por Israel impide la creación de un estado sobre la base de las fronteras existentes en 1967″. Lo cual es cierto; pero ¿desde cuándo Cuba concuerda con
los sionistas que se oponen al fundamentalismo que representa Netanyahu?


Bien sabemos que aunque “se dicen conciliadores” los sionistas, como Alon Liel (ex Director General del Ministerio
de Relaciones Exteriores de Israel), en la práctica política son gatopardistas. Ofrecen volver a las fronteras existentes en 1967 antes que perder TODO. Los asusta la implacable resistencia
Palestina y la certeza de su futura derrota demográfica. Saben que la población israelita musulmana crece geométricamente y en pocas décadas serán mayoría dentro del enclave sionista en Medio
Oriente.
Entonces, ¿se le concede al sionismo aquello que en realidad los beneficia? Los argumentos del enemigo son del enemigo. No deberíamos ser furgón de cola del mismo.


Como ya exprese en otra oportunidad la cuestión no es el problema palestino, la cuestión es “el problema sionista”.
Hay que deshacer lo impuesto por el enemigo desde 1948. Adherirse al pedido de Abbas es aceptar la postura de la nueva burguesía palestina a la que, como a los sionistas, sólo le interesan los
“business”. Ellos no representan los intereses del pueblo palestino ni la de los “judíos críticos” (enemigos del sionismo) que concuerdan con la existencia de un ÚNICO Estado laico
“judeopalestino”.


 


 


.