Cuba condena el asesinato de hijo y nietos de Gadafi; embajador visitó el lugar del bombardeo

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

(Declaración oficial del MINREX cubano) – El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba condena enérgicamente el brutal asesinato de uno de los hijos del líder libio Muamar El Gadafi, junto a tres de sus nietos menores, que se encontraban en una vivienda familiar en Trípoli, cuando esta fue objeto de un ataque de las fuerzas de la OTAN, como han informado agencias internacionales de noticias.

El Embajador cubano en Libia, que visitó este domingo, junto al Cuerpo Diplomático acreditado en esa ciudad y corresponsales extranjeros, el lugar del bombardeo, confirmó que la vivienda está enclavada en un barrio residencial, donde incluso se encuentran varios inmuebles diplomáticos.

Hace solo dos días, un ataque similar se produjo contra instalaciones de la Televisión libia, también confirmado por medios internacionales y nuestra Embajada.

Estas criminales acciones se unen a los intensos bombardeos, incluso con aviones no tripulados norteamericanos de la más moderna tecnología, en los que mueren personas inocentes; a la entrega de armas y equipamiento a las denominadas fuerzas insurgentes y al despliegue de asesores militares en territorio libio. 

La OTAN manipula y viola la misma resolución 1973 que impuso, carente de toda legitimidad, al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, con el pretexto de proteger las vidas de civiles.

Los hechos han confirmado las tempranas advertencias del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, sobre una intervención militar de la OTAN en Libia. Es evidente que los objetivos de la Alianza son el cambio de régimen y el control de sus recursos petrolíferos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, al tiempo que expresa su más profundo rechazo a los ataques indiscriminados de que es objeto el pueblo libio, reclama el cese inmediato de la agresión armada y se suma al llamado de la Unión Africana y otros grupos de países a la búsqueda urgente de una solución pacífica a la situación en ese país, con pleno respeto a su independencia, integridad territorial, soberanía sobre sus recursos naturales, y autodeterminación, sin ningún tipo de injerencia extranjera.

 

Tomado de Contrainjerencia

Etiquetado en Zona de conflictos.

Comentar este post