Cumple Duvalier siete meses en Haití sin enfrentar juicio

Publicado en por Ivonne Leites. - Atea y sublevada.

 

Baby Doc en HaitíEl exdictador haitiano Jean Claude Duvalier, acusado de crímenes de lesa humanidad, cumple hoy siete meses de su regreso al país caribeño, sin enfrentar todavía ningún proceso judicial pese a unas 20 querellas presentadas contra él.

Al también conocido como Baby Doc, de vuelta desde el pasado 16 de enero tras 25 años de exilio en Francia, se le atribuyen, entre otros delitos, la muerte de miles de personas, casos de violación de los derechos humanos, corrupción, asociación de delincuentes y malversación de entre 300 y 800 millones de dólares.

Organizaciones civiles haitianas han denunciado demoras para enjuiciarlo y falencias para llevar ante los tribunales las denuncias presentadas hasta la fecha.

En un comunicado enviado el pasado mes a Prensa Latina, la Red Haitiana de Derechos Humanos demandó al sistema judicial procesar cuanto antes al exrepresor.

Ese grupo solicitó además la adopción de una ley para definir las infracciones cometidas por Baby Doc durante su régimen (1971-1986), en caso de que la Justicia se declare incapaz de encausarlo.

Aunque una corte de esta capital dictó una orden de arresto domiciliario desde abril pasado, Reynold Georges, abogado defensor de Duvalier, reconoció a inicios de mayo anterior que su cliente burlaba dicha disposición.

Asistió recientemente a un matrimonio, ha dormido en Mirebalais (60 kilómetros al noreste de Puerto Príncipe) y va a la playa, afirmó Georges.

De acuerdo con la orden, Baby Doc debe mantenerse en su vivienda en Petionville, en las afueras de esta capital, y recibir visitas únicamente en horarios restringidos.

Los abogados de Duvalier, por su parte, consideran prescritos los crímenes de su defendido, por haber ocurrido hace más de 20 años.

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Kyung-wha Kang, pidió en julio pasado crear una comisión de la verdad en Haití para propiciar el juicio contra el exdictador, sin embargo, ningún paso se ha dado hasta hoy para fomentar ese grupo.

Para el académico cubano Juan Orlando Pérez, el regreso de Baby Doc a Haití es uno de los sucesos más absurdos, e infames, de los últimos tiempos.

“Einstein dijo que había dos cosas infinitas, el universo y la estupidez humana. Y aclaró: No estoy tan seguro sobre el universo”, escribió Pérez en su blog.

 

Tomado de

Cubadebate

Comentar este post